El juez Santiago Pedraz ha pedido al equipo forense de la Audiencia Nacional que analice un estudio médico presentado por la defensa de Marta Ferrusola Lladós, esposa del ex presidente catalán Jordi Pujol Soley, en el que se concluye que actualmente padece una demencia que anula su capacidad de juicio y toma de decisiones.

En un auto de este jueves, al que ha tenido acceso El Independiente, el titular del Juzgado Central de Instrucción 5 que ha heredado de su antecesor José De la Mata los últimos coletazos del caso Pujol autoriza al servicio médico a que valore a Ferrusola (85 años) en su domicilio para confirmar el estado de salud expuesto por su defensa. Ésta pide archivar la causa contra ella y que no tenga, por tanto, que sentarse en el banquillo cuando tenga lugar el juicio.

El juez De la Mata propuso juzgar a toda la familia Pujol -entre ellos a Jordi Pujol Soley, su esposa Marta Ferrusola y los siete hijos de ambos- como miembros de una organización criminal enriquecida por la corrupción el pasado julio.

Ahora, la defensa de Ferrusola presenta una actualización de su estado de salud. El Servicio de Neurología del Hospital de la Santa Creu i Sant Pau de Barcelona -que ya habló en 2018 de unos síntomas en Ferrusola compatibles con un proceso neurodegenerativo inicial (E. de Alzheimer, GDS 4)- valora que su demencia le impide «tomar decisiones conservadas», según el último informe de 3 de febrero. El extracto del informe recogido por su abogado al que ha tenido acceso este diario dice que «durante el seguimiento se ha observado un curso lentamente progresivo consistente con esta enfermedad» y concluye que «actualmente, debido a su demencia de base y las lesiones cerebrales causadas por el politraumatismo, la paciente no tiene capacidad de juicio ni la toma de decisiones conservadas».

En un informe anterior de 2019, el mismo equipo médico expuso que «persiste la pérdida de memoria y deterioro cognitivo» y que «requiere ayuda para orientarse, buscar objetos, pagar en una tienda y muestra menos interés en leer».

En una providencia del pasado 1 de febrero, el juez Pedraz solicitó el informe médico del año 2018 en el que se valoró el estado de la enfermedad de Ferrusola antes de pedir al equipo forense que la valorara. Previamente, la Fiscalía se había manifestado a favor de la valoración médica de la esposa de Pujol por parte del forense de la Audiencia «sin perjuicio de dársele traslado de los informes aportados».

La defensa solicita que el juez archive la causa contra ella en base al artículo 383 de la Ley de Enjuiciamiento Criminal (LECrim), que dice: «Si la demencia sobreviniera después de cometido el delito, concluso que sea el sumario se mandará archivar la causa por el Tribunal competente hasta que el procesado recobre la salud, disponiéndose además respecto de éste lo que el Código Penal prescribe para los que ejecutan el hecho en estado de demencia».