España

Susana Díaz a Sánchez para evitar su salida: "Quiero ganar la Junta de Andalucía para ti"

La todavía líder de los socialistas andaluces ha comenzado a recorrer el territorio para su campaña de primarias

Susana Díaz y Pedro Sánchez en una imagen de archivo EFE

Las elecciones autonómicas madrileñas han sido un acontecimiento sobrevenido en el panorama político nacional, lo que ha orillado, al menos momentáneamente, otros procesos en marcha. Y uno de ellos, no menor, es el de la defenestración de la que fuera todopoderosa baronesa socialista, Susana Díaz, diseñado para tomar velocidad de crucero según pasaran las vacaciones de Semana Santa.

Díaz es plenamente consciente de que tiene los días contados, pero ha intentado parar los pies a Ferraz con declaraciones de adhesión inquebrantable a Pedro Sánchez. Es más, le ha trasladado, según ha podido saber El Independiente, que desea continuar como líder regional «para ganar la Junta de Andalucía para ti, Pedro».

No es la primera vez que la adversaria de Sánchez ha dado muestras de supuesta lealtad al inquilino de la Moncloa. Incluso llegó a aceptar su «equivocación» por haber defendido facilitar con la abstención socialista, en 2016, la investidura de Mariano Rajoy. Y más recientemente, en el consejo Federal del partido celebrado en Barcelona volvió a hacer una mención expresa de respaldo al presidente.

Ferraz confía en la disciplina del partido en Andalucía, que comienza a marcar distancias con Díaz

Pero su jefe de filas ha echado los dados. Díaz es una especie de «muerta viviente» que apela a unas bases que, según Ferraz, «ya no le apoyan». El partido en Andalucía «es muy disciplinado» y comienza a marcar distancias con la ex presidenta de la Junta. Las organizaciones de Sevilla, Jaén o Granada ya no ocultan sus diferencias con ella y piden abordar su sustitución para evitar estar sin candidato en caso de que el popular Juan Manuel Moreno adelante una convocatoria electoral que no tocaría hasta finales de 2022.

Los sondeos están haciendo perder pie al socialismo andaluz. Moreno se adelanta en las encuestas. Y si con el peor resultado en Andalucía de toda su historia, el PP llegó a gobernar, puede haber presidente popular para otros cuatro años más. Los ojos se vuelven hacia el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, y hacia la ministra de Hacienda y portavoz del Gobierno, María Jesús Montero, siguiendo el modelo de Salvador Illa para la presidencia de la Generalitat.

Las dificultades para adelantar la sustitución de Díaz residen en dos hechos objetivos, esto es, el congreso regional no tendrá lugar hasta finales de año, después del federal a mediados de octubre, y dos, no hay convocatoria electoral autonómica a la vista. Pero los críticos a Díaz admiten que si bien no puede haber una sustitución orgánica de la aún secretaria general andaluza, sí se pueden convocar primarias para la candidatura a la Junta en base al Reglamento Federal de Primarias.

Forzar unas primarias

Su artículo 11.2 señala que «con carácter excepcional, en aquellos ámbitos que se encuentren sometidos a convocatorias electorales singularizadas o donde la urgencia de un adelanto electoral, o las específicas circunstancias políticas, así lo aconsejen, la Comisión Ejecutiva Federal podrá proceder a convocar el proceso de primarias, a solicitud de la respectiva comisión ejecutiva autonómica. Dicha convocatoria deberá ser ratificada en la primera reunión Comité Federal que se produzca».

Eso sí, lo deberá solicitar la comisión ejecutiva regional, de ahí los movimientos internos en el socialismo andaluz para conseguir ahormar una mayoría interna con la que abrir el proceso de consulta a las bases, lo que no es fácil.

Y llegada la confrontación, Díaz, reconvertida en «sanchista» de nuevo cuño, confía en que esas bases la salven frente a Ferraz. A fin de cuentas eso fue lo que hizo Sánchez en sus segundas primarias, cuando todo el aparataje del PSOE, sus históricos y la gestora, apoyaron a su adversaria y el hoy presidente del Gobierno les dobló el pulso. Pero falta por ver si la militancia está dispuesta ahora a rebelarse contra la dirección federal, sobre todo cuando se está en el Gobierno de la Nación.

Díaz ha comenzado a recorrer Andalucía

Ella ya ha comenzado a recorrer el territorio para ganar adeptos, lo que es visto con inquietud por Ferraz, donde se muestran escépticos respecto a la posibilidad de darle alguna salida honrosa que la eche de la carrera. No quiso ser presidenta del Senado ni engrosar ese «aparcadero» de dirigentes y ex presidentes autonómicos que es la lista europea. Su objetivo es volver al Palacio de San Telmo como ofrenda, dice, a su otrora adversario político.

«El problema del partido en Andalucía es que no hay una alternativa clara, un sucesor natural. Susana debe salir, pero nadie tiene opciones claras», dicen fuentes socialistas y añaden, como aviso a navegantes, que «como se le ponga algo en la cabeza nadie la para. Si ha tomado una decisión es difícil que dé marcha atrás»

Comentar ()