España | Tribunales

Rato: "No aprecié en nadie del PP que sufriera delirios"

Rodrigo Rato declara de forma telemática como testigo en la Audiencia Nacional.

Rodrigo Rato declara de forma telemática como testigo en la Audiencia Nacional. MINISTERIO DE JUSTICIA

«No aprecié en nadie del PP que sufriera delirios». De esta forma ha respondido este jueves el ex vicepresidente económico Rodrigo Rato, que ha declarado como testigo en el juicio por la reforma de la sede del Partido Popular en la Audiencia Nacional, a la declaración que hizo ayer el expresidente del Gobierno Mariano Rajoy también como testigo. Dijo que los presuntos sobresueldos que Luis Bárcenas asegura haber entregado a altos cargos del partido procedentes de la contabilidad paralela o caja B de la formación eran «absolutamente falsos y sólo se pueden ver como una expresión de delirio».

Rato también niega haber cobrado ningún sobresueldo pero matiza que nunca vio a nadie en la formación que sufriera delirios. «No entiendo por qué aparece mi nombre en los papeles de Bárcenas. Desconozco esos apuntes, no se quién los ha elaborado ni con qué intención. En lo que a mi se refiere, son falsos», ha sostenido el ex ministro de Economía a las preguntas de las acusaciones populares y ante el tribunal que juzga si la reforma de la sede central del PP se pagó en parte con dinero negro procedente de donaciones de empresarios que el extesorero Bárcenas reflejó en sus anotaciones. Él, entre los acusados de la causa, se ha mostrado dispuesto a colaborar con la Justicia para esclarecer la financiación irregular del PP que asegura se remonta 30 años atrás.

Durante la testifical de Rato, el letrado Virgilio Latorre, que representa a la acusación popular de Adade (Asociación de Abogados Demócratas por Europa), le ha instado a explicar a qué se refieren las anotaciones que entre 1997 y 2004 el ex tesorero del PP apuntó en sus conocidos papeles y que presuntamente hacían referencia a Rato, a lo que el testigo ha expresado que «no he recibido ninguna remuneración del PP desde el año 1989, que empecé a recibirla del Grupo [Parlamentario] Popular».

Aunque Rato, que se encuentra en libertad condicional tras haber sido condenado por el uso de las tarjetas black de Caja Madrid, ha reconocido que mantiene una relación «cordial» con Luis Bárcenas, ha afirmado que «ni contraté, ni decidí ni conocía el montaje de las campañas electorales». El ex vicepresidente económico ha salido en defensa del extesorero, del que ha dicho que «nunca he visto ni he tenido conocimiento de nada irresponsable, pero tampoco he trabajado con él nunca» y ha justificado que, «teniendo en cuenta que fue gerente durante 20 años», las personas que le tuvieron a su cargo entre 1990 y 2009 «tendrían una buena opinión de él» y de su trabajo.

Rato ha reconocido que el partido le pagó gastos de viajes o billetes que previamente adelantó, como ya declaró durante el juicio de Gürtel Época I también ante la Audiencia Nacional. «Si yo hacía un viaje durante una campaña electoral y no me pagan el hotel, lo adelantaba yo. Como diputado, mis viajes estaban cubiertos. Los hoteles los solía reservar el PP de la ciudad a la que iba. No puedo descartar que, alguna vez, algún dinero que yo hubiera adelantado se me hubiera compensado. Pero eso normalmente no sucedía», ha justificado.

Trillo: «En el PP nadie me llama Federico»

  • Federico Trillo declara de forma telemática como testigo en la Audiencia Nacional.
    • Compartir
    MINISTERIO DE JUSTICIA

Por su parte, el ex ministro Federico Trillo, que también ha declarado esta mañana de forma telemática como testigo ante la Sección Segunda de la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, ha rechazado la validez de los papeles de Bárcenas y ha dicho no reconocerse en las anotaciones como ‘Federico’ que aparecen en esos apuntes, porque «en el PP nadie me llama Federico». Según ha expresado, no conoció las supuestas referencias hacia él hasta noviembre de 2018, cuando fue llamado a comparecer ante el Congreso de los Diputados.

Durante su declaración como acusado en este juicio, Bárcenas afirmó: «Yo entregué sobres a Cascos, Arenas, Rajoy, Cospedal, Jaime Mayor Oreja, Trillo, Ortí Bordás, Pedro Arriola». Este jueves, Federico Trillo se ha defendido de dicha alusión: «No reconozco ni mi persona ni cobros que yo haya recibido. Tampoco parecieron darle mucha importancia [a las anotaciones en los papeles del ex tesorero que presuntamente se refieren al ex ministro] los sucesivos jueces instructores porque nunca me llamaron a declarar».

El momento más tenso del interrogatorio entre la acusación y el testigo ha llegado cuando uno de los letrados le ha recordado que el ex tesorero del PP había asegurado que de la caja B habían salido los fondos para pagar su defensa por las denuncias del caso Yak-42, que investigaba la muerte de 62 militares españoles en un accidente aéreo. «Vuelvo a remitirme a mi comparecencia en el Congreso en 2018: las defensas mías y de mis colaboradores en el Ministerio de Defensa fueron pagadas por nosotros a escote». «No voy a entrar sobre el Yakolev […] Bastante dolor ha causado y me ha causado», ha agregado.

Comentar ()