España

Podemos y Más Madrid culpan a Gabilondo de lastrar las opciones de 'remontada' contra Ayuso

Asegura que sus trackings electorales arrojan el dato de que "estamos creciendo los dos", Pablo Iglesias y Mónica García, y no los socialistas

El candidato del PSOE a la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo.

El candidato del PSOE a la Asamblea de Madrid, Ángel Gabilondo. EFE

No anda la izquierda muy exultante con la marcha de esta campaña para las elecciones a la presidencia de la Comunidad de Madrid. Su única opción es intentar sumar más que el bloque del centro-derecha y aunque creen que hay partido que jugar, y José Félix Tezanos intenta echar una mano, empieza a cundir la sensación de que no todos los jugadores se están empleando con el mismo ahínco en el campo de juego.

Las críticas vienen sobre todo de Unidas Podemos y, algo más soterradas, de Más Madrid, pero coinciden en un análisis: la campaña del candidato socialista, Ángel Gabilondo, no termina de despegar, y eso va en detrimento de las opciones de la izquierda. Además, el debate a seis en Telemadrid no ha hecho sino que incrementar esa percepción.

De hecho, Pablo Iglesias lanzó el pasado martes a Gabilondo una pulla a cuenta de que no se vence a la derecha haciendo las mismas propuestas que enarbola Díaz Ayuso en materia fiscal, dada la resistencia reiterada del socialista a llevar en su programa una subida de impuestos. Argumento que repitió el miércoles pasado en el debate, pero a decir de su entorno era más una llamada de atención «para que Gabilondo trabaje su territorio».

Creen que la estrategia de moderación del socialista no funciona

«El problema que tenemos en la izquierda es muy sencillo. Más Madrid y nosotros estamos haciendo de sobra la faena que nos corresponde para el objetivo conjunto, de sobra y claramente», reiteran en Unidas Podemos. Destacan incluso que sus antiguos compañeros de filas de Más Madrid «lo están haciendo muy bien pues no están resintiéndose de nuestra campaña».

Aseguran que sus trackings electorales arrojan el dato de que «estamos creciendo los dos», Pablo Iglesias y Mónica García, y no los socialistas, lo que califican de «inconcebible». Creen los morados, conforme a los datos que manejan, que el motivo principal del estancamiento de Gabilondo responde a que su estrategia moderada para atraerse el voto descontento de Ciudadanos «no está funcionando» por lo que lo más sensato, aconsejan, es que «trabaje también su imagen de izquierda» moderada.

Se contradice con la que fue la recomendación inicial de Iglesias, que invitó al candidato socialista a que mirara a su derecha para ampliar la base electoral del bloque de centro-izquierda. Lo cierto es que Iglesias tampoco tiene muchos motivos para la satisfacción, porque si bien parece haber sacado a Unidas Podemos de la zona de peligro -«con Isa Serra no llegábamos al 5 por ciento del voto», admiten- le cuesta romper el techo de los 10 diputados que obtuvieron hace dos años.

«Indecisión y adormecimiento»

Aún así insisten en que «estamos preocupados por el PSOE. Para ser más exactos, estamos preocupados nosotros y la Moncloa -aseguran- porque el PSOE de Madrid parece que se haya habituado a estar en la oposición y piense que más vale pájaro en mano que ciento volando». Esta actitud, aducen, está «llevando a la indecisión y adormecimiento» a una parte del votante de izquierda.

En Más Madrid no son tan explícitos, pero consideran también que el socialista tiene «un perfil bajo» frente a su propia candidata y Pablo Iglesias. Comienza a instalarse un cierto desasosiego entre otras cosas porque creen que habiendo margen para intentar sacar a Díaz Ayuso de la presidencia de la Comunidad de Madrid, puede tratarse de «otra oportunidad perdida» y Gabilondo debe hacer de «fuerza tractora» de la izquierda. De hecho, no descartan que incluso quede por debajo de los 37 escaños de hace dos años.

«Señores del PSOE y Gabilondo, hagan ustedes su faena», exhortan las fuentes de Unidas Podemos consultadas, que cuestionan la estrategia electoral de Moncloa. Desde el PSOE replican que es Iglesias el que debería evaluar las razones «del rechazo que genera entre un sector de la izquierda«, su forma de «polarizar», lo que le impide, afirman «crecer mucho más de los resultados de hace dos años», aunque le conceden el haber salvado a Unidas Podemos de la desaparición de la política regional madrileña.

El sondeo flash de la «factoría Tezanos» ofrece una ventaja del bloque del centro-izquierda que no detectan otros sondeos. Incluso en Moncloa admiten que sus trackings dan un «empate técnico» con «dientes de sierra». Pero la virtud del sondeo es crear un estado de opinión pública movilizadora del votante de izquierdas al objeto de que piense que, esta vez sí, es posible sacar al PP del Gobierno autonómico.

El debate en Telemadrid, por su parte, dejó un escenario desigual entre PSOE, Más Madrid y Unidas Podemos. La más destacada fue, sin duda, Mónica García, frente a un Iglesias que a pesar de lo hábil que es en este tipo de formatos, no terminó de destacar y un Gabilondo por ratos desaparecido.

A pesar de ello se llevó uno de los titulares de la noche cuando tuteó al líder morado para recordarle que «tenemos 12 días para ganar las elecciones», en lo que constituye, sin duda, un cambio de estrategia desde el «con este Iglesias, no». Habrá que ver la evolución de la campaña, donde el objetivo es atraer a los indecisos y movilizar a los abstencionistas, única forma de hacerle frente a Díaz Ayuso.

Comentar ()