España

Bal insta a sus votantes a "ganar a Iglesias"

Reivindica a Cs como "la única opción que no insulta, que no hiere, que no quiere dividir y que no tiene odio"

El candidato de de Ciudadanos (Cs) a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Edmundo Bal, durante un acto con hosteleros y comerciantes del distrito de Hortaleza. EP

El candidato de Ciudadanos a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Edmundo Bal, ha reivindicado su carrera electoral como la de la «educación, la elegancia, la tolerancia y la de hacer lo correcto».

«Esta ha sido la campaña de volver a ser nosotros otra vez», ha proclamado en la Plaza de la Villa durante su acto de cierre, en el que ha estado acompañado por la vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, y la líder nacional del partido, Inés Arrimadas.

Al hilo, ha cargado contra la izquierda por traer «la agenda del enfrentamiento» y ha vaticinado que no van a ganar y ha instado a sus afiliados a «ganar» el 5 de mayo al candidato de Unidas Podemos, Pablo Iglesias. En el otro extremo, ha situado a Vox sobre quien ha advertido que intenta «traer una agenda de retroceso, del NO-DO» frente a la «agenda de futuro» que llevaría Bal a la Puerta del Sol.

También ha aprovechado para reprochar la subida de impuestos del PSOE, el «sablazo fiscal» que implicaría la supresión de la ayuda fiscal por tributación conjunta en el IRPF, que figuraría en el Plan de Recuperación emitido a Bruselas. «En sus manos y las de Podemos, en Madrid ería asfixiante para empresas, trabajadores y familias», ha alertado.

Al otro lado, de nuevo, ha apuntado que implicaría que en Sol estuviera un partido que dice que la UE está dominada por «las oligarquías con su ciénaga cultural», que «no creen en vacunas» o que creen en el ‘pin parental’.

«Que nadie se quede en casa sin votar. Los moderados, los de centro, centroizquierda y centroderecha. Los que dialogáis, aquellos que abrazáis y sentís cariños y amor por vuestros compatriotas. Solo podéis votar una opción. Cs, un partido de concordia, moderación y centro», ha remarcado Bal.

Ha vuelto a asegurar que el 5 de mayo se reeditará el «Gobierno de éxito» entre PP y Cs, roto por el adelanto electoral, y ha aseverado que son «mayoría» los que buscan un Madrid de «tolerancia y paz».

Villacís subraya a Cs como «la única opción que no insulta»

La vicealcaldesa de Madrid, Begoña Villacís, ha lamentado en el cierre de la campaña que la solidaridad que surgió al inicio de la pandemia, «donde una enfermera de Vox le pasaba su móvil a un paciente socialista para que se despidiera de sus familiares», se haya roto al llegar la política, en alusión a las elecciones, a «ensuciar» y a «jugar a envenenar todo por unos rastreros votos».

Villacís, visiblemente emocionada, no ha querido dejar de arropar al candidato de Ciudadanos a la Comunidad de Madrid, Edmundo Bal, durante el cierre de campaña en la Plaza de la Villa. La líder ‘naranja y la presidenta del partido, Inés Arrimadas, han sido el principal apoyo para el recién llegado a la política autonómica.

Sus primeras palabras han sido para recordar sus inicios en política junto al exvicepresidente regional Ignacio Aguado, quien ha querido estar presente en el último acto de la campaña junto al expresidente madrileño y exconsejero Ángel Garrido.

«En 2015, teníamos muy claro que había muchas cosas que no funcionaban en España. Si para algo ha servido esta campaña, ha sido para reconectar con las ganas que teníamos hace seis años de cambiar el panorama y vencer el bipartidismo, vender la corrupción, vencer el frentismo y unir un país que no queríamos años», ha aclamado.

Así, ha destacado que «gente como Ignacio ha conseguido que no haya corrupción en la Comunidad de Madrid», y «gente como Juan Marín que no haya corrupción en Andalucía y que se bajen los impuestos». «Gente como nosotros, los afiliados, me hacéis sentir la mujer más orgullosa de España. Gracias, gracias», ha reseñado.

Villacís ha subrayado que Cs es «la mejor opción» para estas elecciones porque es «la única opción que no insulta, que no hiere, que no quiere dividir, que no tiene odio y que condena la violencia». «Es la única opción que cree en el Madrid de verdad», ha proclamado.

Ahora nos quieren más pequeños, pero que miren bien a los afiliados de Cs, más fuertes que nunca, representando la Justicia y los valores de verdad de Madrid»

BEGOÑA VILLACÍS

«Voy a contar cosas reales. Sabéis lo qué ha pasado en este último año. Que una enfermera de Vox le pasaba el móvil a un paciente del PSOE que tenía que despedirse de sus familiares. Ha pasado que mucha gente del PP iba a donar sangre que acababa en uno de Podemos. Ha pasado que una cajera socialista recibía ánimos de alguien de Vox. Ha pasado que había menas en la Casa de Campo que hacían menús para que los repartieran afiliados de Vox a familias de cualquier signo político. Daba igual. Había que dar de comer. Había que ayudar. Parece que hemos salido más imbéciles. ¿Qué hemos desaprendido en esta pandemia?», se ha lamentado.

Así, ha añadido que tuvo que llegar la política, aludiendo a las elecciones, a «ensuciar, a envenenar, y a jugar a envenenar todo por unos rastreros votos». «Eso es una vergüenza. Y ahora nos quieren más pequeños, pero que miren bien a los afiliados de Cs, más fuertes que nunca, representando la Justicia y los valores de verdad de Madrid», ha subrayado.

Comentar ()