España

La policía marroquí vuelve a contener a los migrantes y se frenan las entradas en Ceuta

El cambio de actitud de los gendarmes se produce el día que se aprueba una ayuda de 30 millones a las autoridades marroquíes para la lucha contra la inmigración irregular y tras llamar España a consultas a la embajadora del país vecino en Madrid

Militares españoles, este martes junto a la frontera que separa Ceuta de Marruecos.

Militares españoles, este martes junto a la frontera que separa Ceuta de Marruecos. EP

La entrada de migrantes irregulares en Ceuta ha cesado a primera hora de la tarde de este martes después de que la policía marroquí haya vuelto a realizar trabajo de contención en la frontera tras la inacción que se registraba desde la madrugada del lunes, circunstancia que aprovechada por más de 8.000 personas para entrar en la ciudad autónoma. De esa cifra, el Ejecutivo español asegura que ha materializado ya la devolución de 5.600.

Fuentes de la Delegación del Gobierno en Ceuta han confirmado a El Independiente que han dejado de producirse entradas. Ello se produce tras el cambio de actitud de los agentes marroquíes, que hasta entonces habían facilitado con su complicidad el tránsito de miles de compatriotas -y algunos subsaharianos- hasta suelo español por los espigones de Tarajal y Benzú.

El cese del flujo migratorio ha coincidido con la visita de Pedro Sánchez a Ceuta y con la aprobación por parte del Consejo de Ministros de una ayuda de cooperación policial internacional de 30 millones para «contribuir a la financiación del despliegue de las autoridades marroquíes en actividades de lucha contra la inmigración irregular, el tráfico de inmigrantes y la trata de seres humanos».

El cambio de actitud de la policía marroquí coincide con la concesión de una ayuda de 30 millones y la llamada a consultas de la embajadora

La constatación del cambio se ha producido el día en que la ministra de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación, Arancha González Laya, ha llamado a consultas a la embajadora de Marruecos, Karima Benyaich. En la reunión, la jefa de la diplomacia española ha trasladado a su interlocutora su «rechazo» y «disgusto» por la entrada masiva de migrantes a Ceuta, al tiempo que le ha recordado que el control de fronteras «ha sido y debe seguir siendo» con corresponsabilidad entre ambos países.

Asimismo, el cese de la llegada de migrantes a la ciudad autónoma se ha producido horas después de que el Gobierno movilizara al Ejército y reforzara la presencia policial a fin de controlar los lugares de paso y agilizar el trámite de las devoluciones, en virtud del acuerdo firmado en 1992. Al término de la reunión semanal del Consejo de Ministros, el Ejecutivo ha defendido que estaba utilizando todos los medios «necesarios y precisos» para proteger la integridad de la frontera y revertir la situación.

Con todo, el Gobierno ha evitado en todo momento establecer una relación causa-efecto entre la avalancha de migrantes que ha soportado Ceuta desde este lunes y la decisión de acoger en un hospital de Logroño al líder del Frente Polisario, Brahim Gali, lo que ha irritado sobremanera a Rabat. La propia embajadora ha considerado que hay actos que tienen consecuencias «y se tienen que asumir», en velada alusión a la atención sanitaria que España está prestando a Gali desde el pasado 20 de abril.

«Crisis migratorias de este tipo responden a causas múltiples; son complejas para establecer una relación causa-efecto. Hay diferentes factores que pueden estar incidiendo en la intensidad de la llegada de las personas migrantes a nuestras fronteras», ha mantenido la ministra portavoz, María Jesús Montero. Ésta ha dicho que se trabaja «desde la alta diplomacia» para reconducir la situación.

Por su parte, el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha calificado de «manifiesta» la coordinación que se mantiene con las autoridades marroquíes para mantener la protección de las fronteras, un diálogo -según ha dicho- que ha sido determinante para que se hayan producido miles de devoluciones en el plazo de unas horas.

Te puede interesar

Comentar ()