España Continúa el secretismo sobre el cabeza de cartel socialista a la alcaldía

El PSOE niega que Jorge Javier Vázquez sea su candidato en Madrid

El presentador de 'Sálvame' corta el rumor que había corrido durante todo el día, y que él mismo había alimentado | La Moncloa, Ferraz y la federación regional ya habían desmentido tajantemente esa alternativa que nunca estuvo en sus planes

Jorge Javier Vázquez y Ángel Gabilondo, en un acto de la campaña electoral de 2021.

Jorge Javier Vázquez y Ángel Gabilondo, en un acto de la campaña electoral de 2021. EUROPA PRESS / MARTA FERNÁNDEZ

No. Jorge Javier Vázquez no será el candidato del PSOE para el Ayuntamiento de Madrid. El rumor ha corrido en las últimas horas como la pólvora. Y la expectación, al alza. Pero no es así. El presentador estrella de Telecinco no será la apuesta de los socialistas en la plaza maldita de Madrid, como se afanaron en reiterar desde la dirección del partido y desde la cúpula del Gobierno, sorprendidos por cómo había tomado vuelo esa posibilidad que, dicen, nunca estuvo en sus planes. Algo que después ratificaba el propio Jorge Javier en su programa, en Sálvame.

Cuando este jueves se preguntaba a dirigentes de la federación madrileña, de Ferraz o del Ejecutivo si había algo a lo que agarrarse, la respuesta era la risa. «Estamos locos, pero no tanto«, bromeaba un ministro de Pedro Sánchez. Y es que es verdad que Vázquez ha «remado a favor de obra», del PSOE, en los últimos años —de hecho, apoyó explícitamente a Ángel Gabilondo en las autonómicas de 2021 frente a Isabel Díaz Ayuso—, pero no tanto como para que el partido pensara en el conductor de Sálvame como su cabeza de cartel. Lo cierto es que aún se desconoce por quién apostarán los socialistas como su candidato a la alcaldía. La fruta, eso sí, está madura, y como máximo se descubrirá en unos 15 días.

La bola empezó a rodar este jueves cuando el periodista Carlos Alsina, en su tertulia de Más de uno (Onda Cero), metía a Vázquez en las quinielas. «Me dicen que no estamos haciendo el suficiente caso con lo de Jorge Javier […]. Se sabe que ha hecho campaña por Gabilondo pidiendo el voto para él y está en un momento de cambios porque su futuro en la tele no está muy claro. Animaría mucho la campaña», señalaba.

A partir del próximo miércoles nace otro Jorge Javier. O mejor escrito: os daréis cuenta de que vuelvo a ser el que fui»

JORGE JAVIER VÁZQUEZ, PRESENTADOR DE ‘SÁLVAME’

Esa pieza parecía encajar con las palabras del propio Vázquez en su blog de la revista Lecturas, en el que describía su nerviosismo y emoción por la inminente publicación de su último libro, Antes del olvido, su obra más «personal», en la que más se desnuda. Él mismo alimentaba el misterio… y la opción de ser candidato: «Sé que, a partir del 9 de noviembre, nada será igual. Todo cambiará para mejor. Además, el 9 de noviembre es fiesta en Madrid porque es el día de la Almudena, la patrona de la ciudad. Todo son señales. ¿Cómo no va a ir bien un libro que sale a la venta el día del santo de Almudena Grandes, una de mis escritoras favoritas? Por si eso fuera poco, sé que en el otro lado hay gente velando para que todo salga como la seda. De ahí que a veces esté tan tranquilo a la vez que disparatado. Porque sé que ellos están ahí apoyándome. Cuando leáis Antes del olvido sabréis a qué me refiero. La semana que viene os contaré cómo ha sido esta última semana de una vida que dejo atrás porque a partir del próximo miércoles nace otro Jorge Javier. O mejor escrito: os daréis cuenta de que vuelvo a ser el que fui».

El post de Jorge Javier se publicaba ayer miércoles, 2 de noviembre, y remitía a una fecha muy simbólica, el 9-N, que en los últimos días se ha señalado como una de las posibles que podría utilizar el PSOE para lanzar a su candidato. Justo en el día de la patrona de la ciudad. Así que la ecuación parecía funcionar. Como un reloj.

«El runrún está por la Villa y Corte»

Vázquez subió la apuesta. Jugueteó ante los micrófonos de La tarda de Catalunya Ràdio, el programa en el que él colabora. «Hoy estoy muy interesante, pero que muy interesante», decía él mismo. «Hay en torno a mí una serie de noticias, y creo que igual tengo que dejar de colaborar contigo», apuntaba Jorge Javier a Elisenda Carod en tono jocoso. «El runrún está por la Villa y Corte. Carlos Alsina ha destapado que me han propuesto ir como alcalde por el PSOE en Madrid. No te puedo decir nada más. ¿Tú sabes lo que significa esto? Por ahora, ¡yo de momento ni confirmo ni desmiento!», comentó el presentador, adelantando que daría la respuesta este jueves en Sálvame. Vázquez añadía que «nunca» se había planteado «anteriormente» entrar en política.

El periodista explicaba que con la salida de Paolo Vasile, mandamás de Mediaset durante más de dos décadas, y la llegada de un nuevo consejero delegado a la empresa, «tienes que estar preparado para todo«. Incluso para que le relevasen como el rostro de la cadena insignia del grupo.

Ya en Sálvame, Jorge Javier salió de la carrera en la que nunca jamás entró: «Juro solemnemente que no he recibido ninguna propuesta por parte del PSOE. Si me la propusieran, no la aceptaría bajo ningún concepto. No estoy capacitado, amo mucho mi ciudad [Madrid], y es algo muy serio como para presentarme en una lista. Carlos Alsina, te tengo que desmentir«.

En 2019, el fichaje de Sánchez fracasó con estrépito: quedó cuarto en la capital, y luego se acabó yendo

Antes de las palabras definitivas de Vázquez en Sálvame, el PSOE se había aprestado a pinchar la burbuja y a negar que pensara en postularlo. En el partido recordaban que ya bastante mal salió la operación Pepu Hernández: para las locales de 2019, Sánchez eligió al exentrenador nacional de baloncesto después de múltiples descartes. Pero su fichaje se estrelló estrepitosamente: el PSOE quedó cuarto en las municipales, con un escuálido 13,75% de los votos, por detrás de Más Madrid, PP y Ciudadanos. El peor resultado de toda su historia en la capital. Ahora pretende recuperar posiciones e incluso aspira a arrebatar el bastón de mando al popular José Luis Martínez-Almeida, algo que ninguna encuesta preconiza por ahora. Hernández se acabó yendo del consistorio, como hicieron casi todos sus inmediatos antecesores, con la salvedad de Jaime Lissavetzky (2011-2015) y Antonio Miguel Carmona (2015-2019). El exministro Miguel Sebastián, apuesta de Zapatero en 2007, ni siquiera llegó a recoger su acta.

Vázquez nunca ha ocultado su simpatía por Sánchez y por el PSOE, y participó en campaña a favor de Gabilondo el año pasado. «Es una persona a la que admiro y respeto, pero nunca le he escuchado ningún tipo de intencionalidad ni que vaya a dar ningún paso en la política«, indicaba a los periodistas la vicesecretaria general del PSOE y ministra de Hacienda, María Jesús Montero, en los pasillos del Congreso. Que la dos del partido se pronunciase sobre este tema daba cuenta de la dimensión del suflé.

El retrato robot del número uno

Ferraz y el PSOE-M cuentan con lanzar a su aspirante a la alcaldía ya no para la Almudena, sino un poco más adelante, apurando el plazo reglamentario interno. Y es que los precandidatos que quieran competir en primarias habrán de presentarse el 20 y 21 de noviembre. Así que, según fuentes de la dirección federal consultadas por este diario, se espera aguantar hasta prácticamente entonces.

Encajarían ministros como Grande-Marlaska (descartado por la cúpula) o Reyes Maroto

El retrato robot que pintan en el PSOE de su candidato en la ciudad —fruto del acuerdo del presidente del Gobierno y del secretario regional, Juan Lobato— es el de un hombre o mujer que tendrá que dejar su puesto para ir a elecciones, potente, conocido en Madrid y «reconocido por la militancia socialista», y con un tirón «incontestable». En la cúpula esperan, de hecho, que no haya ni lucha interna porque su nombre será irrebatible.

Pero, ¿quién? Imposible de saber ahora mismo. El hermetismo es total. Según ese perfil, encajarían ministros como el responsable de Interior, Fernando Grande-Marlaska —descartado por la dirección—, o Reyes Maroto, la titular de Industria. Ferraz y el PSOE-M también sacan de la contienda a la ministra de Defensa, Margarita Robles, al expresidente José Luis Rodríguez Zapatero, o al director del Instituto Cervantes, el poeta Luis García Montero, viudo de Almudena Grandes. Las quinielas bullen (llevan semanas haciéndolo), pero certidumbres no hay ninguna. La expectación se infla… aunque no salga a jugar finalmente Jorge Javier.

Te puede interesar

Comentar ()