España

Feijóo en el Senado: "El Pedro Sánchez de 2019 no votaría al de 2022"

El líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo interviene durante el pleno del Senado, este miércoles en Madrid .

El líder del Partido Popular, Alberto Núñez Feijóo interviene durante el pleno del Senado, este miércoles en Madrid . EFE/ Kiko Huesca

Con los rescoldos aún calientes de la decisión del Constitucional aceptando el recurso de amparo presentado por el PP a la reforma del TC y del CGPJ, el último «cara a cara» del año entre Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo se ha sustanciado en un duro intercambio de reproches aunque, esta vez, sin acusaciones cruzadas de golpismo. Sin embargo no han faltado las alusiones, por parte del jefe del Ejecutivo, a los «poderes ocultos» que, a su juicio, mueven los hilos del primer partido de la oposición.

El líder popular ha enumerado las promesas electorales del presidente del Gobierno en 2019 cuando prometió tipificar como delito los referendos ilegales, el cumplimiento íntegro de las penas de los condenados por el procés, no tocar el delito de malversación además de defender un cambio en el sistema de elección de los miembros del CGPJ. Y este recordatorio le ha servido para sentenciar que «el Pedro Sánchez Pérez-Castejón de 2019 no votaría al Pedro Sánchez Pérez-Castejón de 2022», aunque se h ahecho cierto lío en la segunda mención al poner por delante del Sánchez el Pérez.

«Si usted quiere nos volvemos a encontrar, porque estábamos de acuerdo antes de las elecciones», le ha dicho el líder del PP. «Tiene tanta credibilidad como rigor en su técnica legislatura», ha comentado irónico en otro momento de su intervención en la sesión de control al Ejecutivo en alusión velada al varapalo del TC a Moncloa. Y ha añadido: «La mayoría de los españoles no le creen».

Vaticina que el inquilino de la Moncloa se rendirá a la petición de un referéndum de autodeterminación

Del mismo modo ha vaticinado que el inquilino de la Moncloa se rendirá a la petición de un referéndum de autodeterminación formulada ya por ERC. «Le piden una consulta, el PSC la apoya y miembros de su Gobierno dicen que es legítima. ¿Va a seguir así con el independentismo o se va a pasar al constitucionalismo?», le ha espetado.

Y en cuanto al tono del debate de las últimas semanas le ha reprochado que «todos los que discrepamos con usted ponemos en riesgo a la democracia, pero rebajar las penas a los corruptos la cohesiona». En resumen «deje de tomar el pelo a los españoles, de provocar, de descalificar al TC». Dice Feijóo que «no hay un solo primer ministro europeo que hable como usted salvo dos», muy probablemente en alusión velada a los presidentes de Polonia y Hungría, en el punto de mira de la Comisión Europea por su injerencia en la justicia de sus respectivos países.

Feijóo ha querido mantener distancias con aquellas formaciones que, como Vox, cuestionan la legitimidad del triunfo electoral -«no ha le cuestionado», ha asegurado- para agregar a continuación que quien cuestiona dicha legitimidad «de lo que hace y dice es usted mismo, y decir en sede parlamentaria lo que dice del Tribunal Constitucional no lo ha dicho jamás ningún presidente».

«Ha pisado este mes el acelerador de la degradación institucional»

A juicio del líder del PP, Sánchez «ha pisado este mes el acelerador de la degradación institucional, va de incendio a incendio, tiene un gobierno en llamas pero no reduzca a cenizas la arquitectura democrática del país», ha insistido el líder del PP con el telón de fondo del último sondeo del CIS, que rebaja las expectativas electorales del PSOE y eleva las de los populares, lo que viniendo de José Félix Tezanos da una idea bastante aproximada de las dificultades demoscópicas del partido en el Gobierno.

También le ha pedido Feijóo a Sánchez no subestimar «la inteligencia del país. Eliminar la sedición o rebajar la malversación no mejora la lucha contra la corrupción y colar una reforma del Poder Judicial por la puerta de atrás no mejora el poder judicial«. «No se crea -ha vaticinado- que todos los votantes del PSOE le van a seguir porque ya no le creen. Usted quiere satisfacer a sus socios, yo que se cumplan las leyes y la democracia plena en mi país sin la sumisión de los poderes del estado».

Y al hilo de estas palabras ha vuelto a su estrategia de petición de elecciones generales, exhorto condenado a la melancolía pues no entra en los planes del inquilino de la Moncloa. Quiere Feijóo «que el Parlamento hable de verdad, con intensidad, el de toda España. Convoque unas elecciones y hablemos de verdad, sin límites. Recapacite. Tiene la posibilidad de volver a la Constitución y estoy aquí para ello. Que el PSOE actual dé clases de derechos constitucional es para pasar a la historia»

Te puede interesar

Comentar ()