España

Comunicado del Ejecutivo de coalición y de Génova

El Gobierno se felicita del desbloqueo del TC y valora congelar la reforma que impide futuras parálisis

"Gana la democracia, pierde el bloqueo del PP", subrayan en la Moncloa, que apremia al PP a renovar ahora el Poder Judicial | Los populares también se congratulan del pacto unánime de los vocales y exige al Ejecutivo que les devuelva sus competencias, aunque su mandato venció hace más de cuatro años | Ahora el TC pasará a tener mayoría progresista, de siete a cuatro

MADRID, 27/12/2022.- El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez comparece antes los medios tras el Consejo de Ministros celebrado en el Palacio de La Moncloa en Madrid este martes. EFE/ Juan Carlos Hidalgo

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante su comparecencia posterior a la reunión del Consejo de Ministros de este 27 de diciembre de 2022 en la Moncloa. EFE / JUAN CARLOS HIDALGO

Cuando se le preguntó al presidente del Gobierno en la Moncloa, pasadas las 13 horas de este martes, qué ocurriría con la proposición de ley pensada para renovar a la fuerza el Tribunal Constitucional si finalmente el Poder Judicial llegaba a un acuerdo, Pedro Sánchez respondió que la urgencia por tramitarla ya «no sería la misma«, aunque la considera idónea para impedir futuras parálisis. Pero en aquel momento poco se podía imaginar que el desenlace, menos de cuatro horas más tarde, sería ese, el del desbloqueo, por unanimidad de los vocales del Consejo General del Poder Judicial, del relevo en el TC. Noticia que el Ejecutivo aplaudió de inmediato y que le sirvió para presionar al PP y culparle de la parálisis institucional. «Solo el PP falta por cumplir con la Constitución«, recalcaron desde la Moncloa, apremiando otra vez a Alberto Núñez Feijóo a pactar el reemplazo del CGPJ, cuyo mandato venció hace cuatro años. «Gana la democracia, pierde el bloqueo del PP«, resume el Ejecutivo.

Los vocales del Poder Judicial dieron la sorpresa esta tarde al nombrar por unanimidad como magistrados del TC a los dos candidatos propuestos por el sector conservador: María Luisa Segoviano (progresista) y César Tolosa (conservador). Los progresistas renunciaron a postular a José Manuel Bandrés por «sentido institucional». Bandrés era rechazado por los vocales más alineados con el PP porque presumían que apoyaría al magistrado del TC (y ex fiscal general del Estado) Cándido Conde-Pumpido como presidente de la institución, visto por ellos como progubernamental.

Ahora se incorporarán el conservador César Tolosa y la progresista María Luisa Segoviano, que se sumarán a los dos del Ejecutivo: Juan Carlos Campo y Laura Díez

Con el nombramiento del CGPJ, podrá completarse la renovación del tercio del TC caducado desde el pasado junio. Entrarán Tolosa y Segoviano y los dos candidatos propuestos por el Ejecutivo de coalición hace semanas: el exministro de Justicia Juan Carlos Campo y la ex alto cargo de la Moncloa Laura Díez.

Así, se volcará la mayoría del tribunal de garantías: pasará a ser progresista, de siete frente a cuatro (el Senado tendría que relevar a un magistrado de sensibilidad conservadora, Alfredo Montoya, que renunció al puesto en julio por motivos de salud).

En su comunicado de la tarde de este martes, el Gobierno valora «muy positivamente» el nombramiento de los dos magistrados del TC. Es lo que esperaba «desde hace meses» y a lo que «obligaba la ley», puesto que los socialistas impulsaron una modificación normativa para que en septiembre estuvieran listos los dos nombres. Plazo incumplido por la negativa de los vocales conservadores a cumplir con la ley.

«Pese al retraso y el bloqueo provocado por el PP, hoy el CGPJ ha cumplido sus obligaciones, la ley y la Constitución», sostiene el Gobierno, que desea que el nuevo TC «recupere el prestigio, la objetividad y la credibilidad dañadas después de las insólitas decisiones adoptadas en las últimas fechas». Se refiere el Ejecutivo al acuerdo de la semana pasada del TC, impuesto por la mayoría conservadora (de seis a cinco), por el que se paralizó la tramitación legislativa de la reforma que forzaba la renovación del propio tribunal y que los socialistas habían introducido vía enmienda en el cambio del Código Penal. Los magistrados admitieron a trámite el recurso de amparo del PP y aceptaron su reclamación de medidas cautelarísimas.

No íbamos a presentar la proposición sin ver el auto del TC y sin dejar de estudiar los votos particulares», dicen en Ferraz sobre la iniciativa que ahora pierde sentido

Ese varapalo del TC obligó al Ejecutivo a activar un plan b: volcar las dos enmiendas en una proposición de ley independiente y autónoma y pactada con sus socios, que se tramitaría de urgencia, habilitando enero. Pero tanto PSOE como Unidas Podemos estaban de acuerdo en esperar unos días para registrar la iniciativa, para conocer así la fundamentación jurídica del TC, que aún no se ha publicado. Y ahora, ¿qué va a pasar? Sánchez alegó que la propuesta seguiría adelante, aunque la urgencia «no sería la misma«, porque la reforma se justifica para «impedir que en el futuro se produzcan estos bloqueos que erosionan las instituciones y dificultan el correcto funcionamiento de nuestra democracia».

El comunicado de la Moncloa no confirma qué ocurrirá, aunque en el equipo del presidente valoran congelar la iniciativa: «Ya lo pensaremos para después de Reyes. Ahora mismo no hay prisa. Todo queda abierto». Es decir, que el texto podría quedar en un cajón, estar en barbecho.

En Ferraz, sin embargo, la respuesta era más contundente: la proposición seguirá su camino, aunque ahora no haya urgencia ninguna: «No íbamos a presentarla sin ver el auto del TC y sin dejar de estudiar detenidamente los votos particulares». Eso sí, la activación, si se da, no será inminente: «Los grupos, a la vuelta de Navidad, estudiarán todo, incluida la nueva situación, pero no había nada que paralizar ya mismo porque no tenemos ni la documentación del PP. Mientras el PP esté en esta actitud antisistema, hay que prever todos los escenarios», completaron en el cuartel general de los socialistas. Su lectura es que el PP ha «dimitido» de su responsabilidad como partido de Estado, por lo tanto «la protección del sistema requiere de reflexión y análisis para evitar que el PP lo vuelve a hacer». Como poco, hay dudas de qué hacer a partir de ahora.

«Tensionar las instituciones democráticas»

Para la Moncloa, «el bloqueo del PP» de los nombramientos para el TC, así como de la renovación del CGPJ, es una prueba evidente de que el principal partido de la oposición viene incumpliendo la Constitución y la ley a diario». «Los episodios vividos en los últimos días ponen de manifiesto que el señor Feijóo y el PP han sido capaces de tensionar las instituciones democráticas hasta límites insospechados, sin importarles el prestigio del TC y de sus magistrados», subraya el comunicado gubernamental.

El único que falta por cumplir con la Constitución y la renovación del CGPJ es el PP», señala la Moncloa

Para el Ejecutivo, ahora que se culminará la renovación del tribunal de garantías, es tiempo de que el PP «reflexione» si era «necesario llevar hasta el límite el Congreso, el Senado y el TC, dañar el prestigio del TC y de algunos de sus magistrados para, finalmente, no impedir que se cumpla la Constitución y que se renueve el TC».

El resumen del Gobierno es que este martes es «un gran día para la democracia española, para sus instituciones y para la Constitución». Y a continuación mira a Génova y a Feijóo: «El PP no podrá nunca imponer su bloqueo frente al normal funcionamiento de la democracia. El único que falta por cumplir con la Constitución y la renovación del CGPJ es el PP. El Gobierno desea la normalización de las instituciones de nuestro país que es por lo que lleva trabajando durante los últimos cuatro años».

Según indican fuentes de Ferraz a este diario, «el KO es el que se lleva Feijóo«. «Él se metió en esto, y ha salido con heridas. Y eso que no ha terminado, porque ahora que se va a renovar el TC, es incomprensible que se mantenga sin relevo el Poder Judicial. Están en rebeldía constitucional. Son una anomalía y no se esperaban que el CGPJ aprobase este martes por unanimidad los nombramientos. Están en shock. Se han quedado como los únicos al margen de la Constitución».

El PP no ve posibilidad de acuerdo del CGPJ

Minutos después de la comparecencia de Sánchez, desde Génova descartaban pronunciarse sobre la reunión del CGPJ. Pero sí lo hizo una hora después de conocerse el desbloqueo del TC. Fuentes del PP subrayaron en un comunicado que «es una buena noticia que el CGPJ haya llegado a un acuerdo» de manera «unánime» para nombrar a los dos magistrados del Tribunal Constitucional correspondientes en esta renovación del tercio que caducó en junio. Incidieron en que «ha quedado demostrado que aquellos a los que el Gobierno insultó gravemente, acusándolos de bloquear los órganos constitucionales, han materializado la propuesta que finalmente ha facilitado el acuerdo». Y por ello, entienden los populares que Sánchez y el resto de Ejecutivo de coalición «debería disculparse con todos y cada uno de los vocales a los que se ha insultado en las últimas semanas». «Es lo mínimo», determinan, dos semanas después de que el PSOE sugiriera en el Congreso que el PP había empleado las togas para «intentar parar la democracia» como se intentó «con tricornios» en el 23-F.

El PP subraya que el Consejo ha cumplido con su deber. E insta al Gobierno a elegir dos perfiles independientes que no sean Campo o Díez para el TC

Desde el PP indican que el Consejo «ha cumplido con su deber» y la elección de Tolosa y Segoviano supone dar continuidad al TC con «dos perfiles independientes» nuevos. Frente a las acusaciones del PSOE, de ser el único actor que está contribuyendo a la «anomalía democrática», los populares ponen el foco en la falta de independencia de las elecciones hechas por el Ejecutivo. Un tema, el de la despolitización de la Justicia, que estuvo sobre la mesa de negociación entre el ministro Félix Bolaños y Esteban González Pons. «Ahora corresponde al Gobierno cumplir con su deber» y hacer dos nombramientos que le competen guiados por la «ejemplaridad contrastada y no dos altos cargos del Ejecutivo de Sánchez», indican en referencia al exministro Campo o la ex alto cargo Laura Díez, cuya selección ya fue anunciada a finales de noviembre.

«Lamentamos que, en el afán de Sánchez, de intentar controlar las instituciones, el Gobierno haya quedado retratado«, asegura el PP, que identifica lo que para ellos es «una reforma para alterar el sistema de mayorías de los órganos constitucionales» iniciada por el presidente del Gobierno. «Haría bien Sánchez en desandar el camino recorrido hasta ahora y devolver las competencias hurtadas al CGP», opinan desde Génova, que, consideran necesaria la rectificación de Sánchez respecto a su hoja de ruta política junto al independentismo. Algo que, pese a todo, «no ocurrirá», trasladan las mismas fuentes, que advierten de una erosión de los soportes judiciales del Código Penal iniciado con los indultos, continuado con la supresión de la sedición y la bajada del delito de malversación, que tiene como cúspide la repetición del referéndum en Cataluña. Esta vez auspiciado «por el propio presidente del Gobierno». Extremo que descarta por completo Sánchez. Y este martes lo reiteró de nuevo.

En el PP niegan cualquier posibilidad de retomar las conversaciones sobre el CGPJ en esta legislatura, aunque insisten en que su voluntad es avanzar hacia la despolitización del Poder Judicial. «Algo que Sánchez no busca, quiere controlarlo«, opinan desde el partido.

Te puede interesar

Comentar ()