España

Lo reflejan los últimos cuatro barómetros del CIS

La amnistía pasa factura al PSOE: pierde apoyos entre los mayores de 45 años

Los socialistas cierran el año con un descenso electoral progresivo en varios rangos de edad, aunque en diciembre se avista cierta recuperación | La fuga de votos es más clara en mayores de 75 años: un 2,4% menos que la intención de voto tras las generales

El presidente del Gobierno y secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, en la Convención Política de los socialistas gallegos, a mediados de diciembre, en Santiago de Compostela EFE/ Álvaro Ballesteros

La amnistía y los pactos del PSOE, protagonistas hasta estas fechas, y que han posibilitado la renovación del Gobierno de coalición con Sumar y sin Podemos, han supuesto un desgaste extra en lo que a intención de voto se refiere. Así lo expone los cuatro últimos barómetros electorales publicados de septiembre a diciembre por el Centro de Investigaciones Sociológicas (CIS). El último, tras la aprobación de la toma en consideración de la amnistía para iniciar su tramitación en el Congreso de los Diputados. En estos estudios periódicos, los socialistas han ido viendo reducido su apoyo de cara a unas próximas elecciones de manera generalizada. Pero entre los mayores de 45 años donde los datos son más significativos. Concretamente en dos grupos de edad: de 45 a 54 años, y en los mayores de 75 años.

Si se atiende a esas dos franjas de edad, los votantes consultados que apostaban por el PSOE han pasado de ser un 24,1% del total en septiembre a un 18,8% y un 17,9% entre octubre y noviembre. Este diciembre, en el cierre del año, la cifra aumenta ligeramente a un 20%. Hay recuperación. Es el nivel previo de respaldo en las urnas que apuntaban a obtener los socialistas en julio, antes de las elecciones, cuando no se hablaba de amnistía. La diferencia desde el inicio del curso político, no obstante, sigue siendo de 4,1 puntos negativos. Más claro es el descenso entre los mayores de 75 años. Frente a un 28,9% de intención de voto preelectoral en julio y un 29,3% creciente en septiembre, que pasó a 34,3% y 33% en octubre y noviembre, antes de la investidura, este sector de la tercera edad que apoya al PSOE ha pasado a un 26,9%.

Parte de ese voto benefició temporalmente al PP. Hubo un ascenso del 28,2% al 31,6% y 30,7% entre octubre y noviembre. Pero en el último sondeo, los populares han regresado a esos niveles previos: 28,9%. Sí ha ascendido las transferencias en esa franja a la categoría de 'no sabe todavía', que es como el CIS cataloga a los indecisos. Algo coherente, dada la lejanía de cualquier proceso electoral nacional a la vista recién inaugurada la legislatura. Se ha pasado de un 10,3% a un 15,8%.

El PSOE pierde casi 18 puntos de respaldo electoral entre las personas que lo apoyaron en julio y duplica, con un 12,1%, sus indecisos"

Hay dos rangos intermedios de edad entre los perfiles de 45 y más de 75 años en los que se está apreciando, con todo, una recuperación más clara aún y cuyos datos mejoran ya lo estimado a Pedro Sánchez antes de las urnas. En primer lugar, el PSOE tiene un apoyo de 27 puntos entre el grupo de edad de 55 a 64 años. En julio se le atribuía solo el 26,7%. La cota más alta del periodo hasta diciembre se obtuvo en septiembre con 28,1 puntos. Tras los acuerdos con Junts y ERC se descendió a un 24,6% en octubre, pero la tendencia ha sido al alza desde entonces. La recuperación, sin llegar a niveles de septiembre aún (31,9%) es también patente entre las personas de 65 y 74 años. Después de un descenso en octubre al 28,8%, en noviembre subió al 31,4%. Con todo, se ha visto resentida (30,7%) en diciembre.

El nivel de voto de septiembre empieza a recuperarse entre los 35 y 44 años para el PSOE. De una caída del 22,4% a un 16,4%, se ha pasado a un 17,8% en noviembre y un 18,4% en diciembre. Se supera, al menos, los 17,3 puntos previos a la apertura de urnas que el CIS estimó para el candidato socialista. El PP generalmente mejora en todos los ámbitos de edad, pero solo un par de décimas de media en comparación a septiembre. Ello tras un crecimiento amplio y posterior descenso entre octubre y noviembre. Vox, en su caso, mantiene porcentajes, y gana dos décimas de septiembre a diciembre de respaldo entre los 25 y 34 años.

Los estudios del CIS citados no preguntan en ningún caso sobre la amnistía. En diciembre, no obstante, sí abordan el tema cuestionando sobre el parecer de los entrevistados por las manifestaciones frente a las sedes del PSOE. A mayor posicionamiento ideológico a la derecha, es decir, votantes de PP y Vox, mayor respaldo a la protesta. Al contrario, la rechazan desde el PSOE a Sumar. Hay un componente interesante en relación a estas respuestas, y es que las personas sin ningún nivel de estudios o en su defecto conocimientos básicos de primaria o secundaria son las que más en desacuerdo se posicionan en relación a estas protestas. El nivel educativo se antoja esencial entre los que dicen que han leído el borrador de la amnistía.

El CIS de diciembre si incluye la amnistía entre los problemas de los españoles. Son escasos los que la ubican entre los tres principales problemas del día a día, algo que sí ocupan la crisis, la economía, la política y los partidos, entre otros. La amnistía apenas supera de media un 3% en lo que preocupación social se refiere. De quienes sí lo consideran principal problema nacional, destacar que un 23,9% de ellos respaldaron en las urnas a Unión del Pueblo Navarro (UPN). Con una base de datos ínfima, pese a todo -74 personas de 4.613 consultadas se refieren a la amnistía como problemática concreta-, el CIS deja entrever el perfil medio del votante contrario a la medida. Se trata de un varón de entre 65 y 74 años que vota conservador. Mayoritariamente PP y Vox.

El líder del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez (c), rodeado de sus ministros y de la presidenta del partido, Cristina Narbona, y el secretario de Organización, Santos Cerdán, este 26 de noviembre de 2023 en Ifema (Madrid).
El líder del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, rodeado de sus ministros y de la presidenta del partido, Cristina Narbona, y el secretario de Organización, Santos Cerdán, este 26 de noviembre de 2023 en Ifema (Madrid). EFE/ Kiko Huesca

El PSOE pierde el voto juvenil 'prestado'

La candidatura de Sánchez consiguió un importante resultado entre el electorado juvenil, que apostaba por el PSOE como papeleta 'útil' para, entre otros factores, frenar el avance de Vox e impedir que fuese la llave del gobierno para el PP de Alberto Núñez Feijóo. Los datos del CIS de diciembre vuelven a niveles previos a las generales tras un ascenso claro; pierde un voto que, en definitiva, fue 'prestado'. De los jóvenes de 18 a 24 años, el PSOE ha bajado a los 24,5 puntos tras sostener una media de 28 en los meses anteriores. En el caso de las personas de 25 a 34 años, en diciembre un 16,4% votaría a Sánchez. Antes de las generales la cifra estimada era del 18%. Tras ellas, se ha pasado de un 24,2 en septiembre, a un 22,8% y un 18,3% sucesivamente cada mes.

Frente a este decrecimiento del PSOE, hay un ligero aumento de Sumar en diciembre. Medio punto en la primera franja juvenil hasta un 10,3%; y un 3,1% para alcanzar el 17,5% de intención de voto en la segunda. Sin embargo, otra parte importante del apoyo joven a Sánchez se alojaría ahora entre indecisos, abstencionistas o los que apuestan por 'otro partido'. Este tipo de electorado es más fiel que el adulto, pero puede volver dependiendo del enfoque que adquiera una futura campaña electoral.

Sánchez, el que más confianza pierde en cuatro meses

Salvo Sumar y Vox, que han recuperado unas décimas de porcentaje de voto en diciembre y mantienen al 70% de su electorado, tanto PSOE como PP han descendido mes a mes la confianza que sugieren en sus votantes de julio. Pero son los socialistas quienes lo han hecho de forma más brusca según los datos del CIS. Mientras que el PP ha pasado de un 87,8% de retención electoral a un 82,2%, el PSOE ha bajado del 87,7% al 69,9%. Son casi dieciocho puntos en cuatro meses. El PP salva sus fugas con la atracción de otras papeletas. Pasa de recibir un 12% a un 16,1% de Vox, y de un 1,8% a un 5,4% del PSOE.

Sánchez solo recibe voto desde Sumar, pero no compensa. Entre septiembre y diciembre ha elevado de un 8,6 a un 9,3% el número de fugas entre los magentas. Pero eso no vale para sofocar las salidas socialistas al partido de Yolanda Díaz. Se han multiplicado por cinco en cuatro meses, a un 5,1%. Son 400.000 papeletas las que van del PSOE a Sumar, y 280.000 las que salen del bolsillo de Díaz al de Sánchez. Ahora, un 12,1% de votantes socialistas están indecisos frente al 6,9% de septiembre. Y frente a un 0,9% entonces, en diciembre 1,6% de los votantes de Sánchez se abstendrían.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar

1 Comentarios

Normas ›

Comentarios cerrados para este artículo.

  1. Voy a convertirme en un remedo de Santo Tomás, y hasta que esas ¿valoraciones? no las vea reflejadas en hechos concretos, no me creeré nada de nada.