La alcaldesa de Barcelona, Ada Colau, ha exigido al presidente de Gobierno, Mariano Rajoy, que interceda por los políticos del Govern que este jueves han sido enviados a prisión por la Audiencia Nacional ante lo que considera «el mayor ataque al autogobierno de Cataluña».  Además, ha defendido la petición de amnistía para todos los encausados en el desafío soberanista y la suspensión del artículo 155. «Exijo al Gobierno de Mariano Rajoy que dé los pasos necesarios para frenar esta dinámica represiva y que pida la inmediata libertad de los consellers encarcelados y Jordi Sánchez y Cuixart«, ha defendido la alcaldesa en una declaración institucional en el Ayuntamiento.

«Aunque estén cesados por el 155, todos ellos forman parte del gobierno legitimo votado en las urnas», ha señalado Colau, haciendo referencia expresa a la propuesta votada esta mañana que reconocía la legitimidad del Govern. «Nunca deberíamos haber llegado hasta aquí. Estamos ante un despropósito jurídico. Una Un gravísimo error político que nos aleja de la solución y nos deja en la peligrosa pendiente del autoritarismo», ha reseñado la primera edil y líder de Catalunya en Comú, fuerza hermana de Podemos en Cataluña.

Ada Colau ha destacado que la decisión «sólo se explica por el espíritu de venganza» y que «tiene por objetivo humillar las instituciones catalanas y a sus legítimos representantes». «Es sin duda el peor ataque sufrido por el autogobierno catalán en la democracia», ha destacado, antes de lanzar su petición, interpelando directamente al presidente de Gobierno. «Exijo al Gobierno de Mariano Rajoy que dé los pasos necesarios para frenar esta dinámica represiva y que inste a la libertad  para detener esta respirar represiva y pedir la inmediata libertad de los consellers encarcelados y Jordi Sánchez y Cuixart». Además, y «ante la deriva autoritaria del Estado», Colau ha mostrado un «rechazo sin fisuras» al encarcelamiento de los ex consellers, a la vez que ha pedido la amnistía y la suspensión del artículo 155.

Así se ha pronunciado sólo unas horas después de que la Audiencia Nacional haya decretado prisión provisional incondicional a todos los consellers del Govern a excepción de Santi Vila, que dimitió un día antes de la declaración de independencia de Cataluña, y de Puigdemont, que no se ha presentado a la cita judicial al encontrarse en Bruselas. Su partido, que concurrirá en coalición con Podemos en las elecciones catalanas del 21-D llevará en su programa la amnistía para los encausados por el desafío soberanista. Este mismo jueves la propia Colau ha aprobado una moción en la que considera «legítimo» a los miembros del Govern catalán, que han sido cesados por el Gobierno a través del 155.

Estas reacciones llegan después de que la juez de la Audiencia Nacional, Carmen Lamela, haya accedido a la petición de la Fiscalía y ha decretado prisión provisional incondicional para los ex consellers de la Generalitat de Cataluña acusados de delitos de rebelión, sedición y malversación. Se trata del ex vicepresidente Oriol Junqueras y los ex consejeros Jordi Turull, Raül Romeva, Joaquim Forn, Meritxell Borràs, Carles Mundó, Josep Rull y Dolors Bassa. Para Santi Vila se ha decretado prisión eludible bajo fianza de 50.000 euros.