Política

El PSOE reivindica su papel central por la parálisis legislativa de Gobierno y Podemos

logo
El PSOE reivindica su papel central por la parálisis legislativa de Gobierno y Podemos

Margarita Robles llegando al Congreso de los Diputados. EFE

Resumen:

El PSOE está asumiendo un papel central en la actividad parlamentaria, dada la parálisis legislativa del Gobierno y del segundo grupo de la oposición, Podemos, y sus dificultades para encontrar alianzas políticas para sacarlas adelante.

Entre sus logros, el PSOE destaca el Pacto de Estado contra la Violencia de Género; la modificación de la Ley de TVE para recuperar la independencia informativa; la puesta en marcha de la comisión de evaluación y modernización del estado autonómico como antesala a una reforma constitucional y la comparecencia de Mariano Rajoy tras su declaración en la Audiencia Nacional por el caso Gürtel.

“Somos el partido que más votaciones ha ganado en el pleno del Congreso desde las primarias. Votaciones que se materializan en los cambios que nuestro país necesita. Y no solo eso, somos también el partido clave para que se puedan articular mayorías para aprobar iniciativas tan importantes como el Pacto de Estado contra la violencia de género”, asegura el PSOE.

El PSOE está asumiendo un papel central en la actividad parlamentaria, dada la parálisis legislativa del Gobierno y del segundo grupo de la oposición, Podemos, y sus dificultades para encontrar alianzas políticas para sacarlas adelante. Así lo revela un estudio del grupo parlamentario socialista que el PSOE está difundiendo en redes sociales.

En este año de legislatura, el Consejo de Ministros ha presentado trece proyectos de ley, de los que han sido aprobados cinco: los Presupuestos Generales del Estado para el año 2017 y cuatro trasposiciones, aplicaciones o ampliaciones de normativas de la Unión Europea. De los ocho proyectos de ley en trámite, otros cuatro también contemplan regulaciones normativas europeas. El resto son  las medidas urgentes para paliar los efectos de la sequía; la modificación del Régimen Económico y Fiscal de Canarias; la modificación del Concierto Económico con el País Vasco y la actualización del cupo.

De esta manera, el Ejecutivo de Mariano Rajoy gobierna a golpe de decretos-ley, con 23 aprobados por el Consejo de Ministros. De ellos, el Congreso ha convalidado 20, ha rechazado uno (el primero de la estiba) y tiene dos en trámite. Esta parálisis legislativa contrasta con el primer año de la última legislatura con mayoría absoluta del PP (2011-2015), cuando el Ejecutivo de Rajoy presentó 33 proyectos de ley y 29 decretos-ley. A pesar del apoyo parlamentario de Ciudadanos, el PP se ve obligado a establecer alianzas con diferentes grupos para sacar adelante sus iniciativas, una práctica que está ralentizando su producción legislativa.

Destaca también la falta de resultados de Podemos, que no ha conseguido aprobar ninguna proposición de ley debatida en el Congreso. El grupo liderado por Irene Montero achaca esa pobreza a los vetos del Ejecutivo a las iniciativas de la oposición porque pueden afectar a los presupuestos en vigor. De hecho, la portavoz parlamentaria ha llegado a afirmar que Podemos “no puede cambiar las cosas” desde el Congreso de los Diputados, como aspiraba cuando se presentó a las elecciones generales. Lo cierto es que Unidos Podemos también encuentra serias dificultades a la hora de llegar acuerdos con el resto de grupos para sacar adelante sus iniciativas.

Efectivamente, el Gobierno del PP ha presentado casi 50 vetos a iniciativas de la oposición, que se ha rebelado frente a esta práctica. La envergadura de esa potestad del Ejecutivo está pendiente de una resolución del Tribunal Constitucional que establezca límites claros. En este año, la Mesa del Congreso ha admitido 43 vetos del Ejecutivo; ha rechazado dos; está pendiente de decidir sobre dos más y el propio Gobierno ha retirado otros tres: uno a Podemos y dos al PSOE.

A pesar de este obstáculo, el Parlamento ha debatido diez proposiciones de ley socialistas, de las que dos han sido aprobadas. Una supone la creación de un bono social para garantizar el suministro de gas a las familias en riesgo de exclusión social. La otra pide la modificación del artículo 34 del Estatuto de los Trabajadores para incluir la obligación por parte de las empresas de registrar diariamente la jornada de cada empleado con el horario concreto de entrada y de salida, y evitar así el abuso de las horas extra.

De las seis presentadas por Ciudadanos una ha salido adelante y de las once tomadas en consideración del PP cuatro han recibido luz verde como ley. El partido de Pedro Sánchez es el que más votaciones ha ganado en el Parlamento, según el estudio del grupo socialista, que destaca que Podemos es el partido con el que más coincide en las votaciones.

“Nuestro grupo parlamentario es el más determinante del Congreso. Somos el partido que más votaciones ha ganado en el pleno del Congreso desde las primarias. Votaciones que se materializan en los cambios que nuestro país necesita. Y no solo eso, somos también el partido clave para que se puedan articular mayorías para aprobar iniciativas tan importantes como el Pacto de Estado contra la violencia de género. Si hay una fuerza central, que hace oposición de Estado y que quiere conseguir cambios para luchar contra la gran desigualdad que ha generado este Gobierno y para la gran mayoría social, es el PSOE”, explica el partido en la campaña informativa.

Entre sus logros, el PSOE destaca el Pacto de Estado contra la Violencia de Género; la modificación de la Ley de TVE para recuperar la independencia informativa; la puesta en marcha de la comisión de evaluación y modernización del estado autonómico como antesala a una reforma constitucional y la comparecencia de Mariano Rajoy tras su declaración en la Audiencia Nacional por el caso Gürtel.

“Somos el grupo parlamentario que más iniciativas ha presentado. Desde el 39º Congreso Federal, hemos presentado cuatro proposiciones de ley, cinco proposiciones no de ley, once mociones consecuencia de interpelación, 72 preguntas al Gobierno y once interpelaciones urgentes”, asegura el PSOE. “El 63% de las iniciativas que hemos presentado en el Congreso son de temas sociales. ¿Sabes cuál es la proporción del Partido Popular? El 20%. ¿Y de Ciudadanos? El 45%”, sentencia.