PolíticaPODEMOS

El ‘mea culpa’ de Iglesias ante el “mal” resultado del 21D: “No hay excusas ni chivos expiatorios”

El líder de Podemos hace balance del 2017 y propone para 2018 ser en una "alternativa viable" y "exigir al Gobierno" un Debate sobre el Estado de la Nación

logo
El ‘mea culpa’ de Iglesias ante el “mal” resultado del 21D: “No hay excusas ni chivos expiatorios”

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, participa en un acto de su partido sobre la memoria histórica el 20 de diciembre en Valencia. EFE

Resumen:

Después de casi un mes de silencio, la esperada reaparición de Pablo Iglesias ha llegado este sábado, en el encuentro del Consejo Ciudadano Estatal de Podemos que ha reunido al centenar de miembros que compone la dirección del partido. Ante este público el líder de Podemos ha hecho balance de 2017 y ha lanzado un mensaje de autocrítica. “Es un año que no ha acabado bien. Con toda claridad, hemos tenido un mal resultado en Cataluña. Si hace dos años fue malo, y lo calificamos como altamente decepcionante, el resultado del día 21 ha sido peor. Y cuando llega un mal resultado electoral hay que asumirlo y reconocer que deberíamos haber hecho las cosas mejor”.

“No hay excusas ni chivos expiatorios”; ha matizado, sólo tres días después de que el secretario de Organización del partido, Pablo Echenique, culpara de los malos resultados a los medios de comunicación y al escenario de polarización, sin reconocer ningún tipo de error por parte del partido. Pablo Iglesias ha querido enmendarle la plana este sábado y ha hecho un repaso de todos los objetivos que no han logrado cumplir en la campaña electoral.

“La solución con la que se identifica la mayor parte de los catalanes y gran parte de los españoles no se ha traducido en un buen resultado electoral. Está bien defender el diálogo y la fraternidad pero tenemos que reconocer que muchas personas han percibido que les estábamos hablando a otras formaciones políticas”, ha considerado. “No han sentido que estuviéramos hablando a los problemas de millones de personas en Cataluña. No hemos sido capaces de impedir que los temas sociales desaparezcan de la agenda, no hemos sido capaces de impedir que se atenúe en la agenda el significado de la corrupción en España”.

El máximo dirigente de Podemos ha destacado las iniciativas “importantes” presentadas en el Parlamento, pero también ahí ha reconocido su fracaso. “No hemos logrado poner en agenda estos temas que son cruciales, y no valen excusas”, ha señalado, para a continuación señalar la presión sufrida por el partido.

“Es fácil decir para muchos que la situación política es difícil para nosotros o que los aparatos mediáticos del poder nos den muy duro”, ha señalado. Alguno dirá que el arbitro esta comprado, pero eso ya lo sabíamos y tenemos que ganar el partido pite quien pite. Si te enfrentas al régimen el régimen se acciona y con nosotros no se aplican las mismas reglas que para el resto de formaciones”, se ha excusado.

Iglesias ha tenido que reivindicar su liderazgo ante la mala previsión electoral y el fuerte desgaste sufrido en los últimos meses. En este sentido, ha achacado los “ataques” sufridos desde factores externos a lo que considera una posición fuerte. “Tenemos que asumir al liderazgo. A quien tiene liderazgo se le puede atacar a quien no, se le puede mimar porque nunca”.

El día en que me digáis que mi puesto debe estar en otro sitio, no me costará nada”, defiende

El líder morado se ha puesto a disposición de los suyos tras el chasco del 21D, pero se ha comprometido a dejarse “la piel y la salud” por llegar a Moncloa. “Quiero deciros que estoy dispuesto a seguir dejándome la piel y la salud para pelear hasta el final, para ser el próximo presidente del Gobierno. No puedo garantizar que lo vayamos a conseguir, pero sí que yo me voy a dejar la piel para hacerlo. El día en que los inscritos y vosotros me digáis que mi puesto debe estar en otro sitio, bien sabéis que no me costará nada de esfuerzo estar en otra posición, pero mi prioridad ahora es ganar las elecciones de 2020”.

Iglesias no comparecía públicamente desde antes de las elecciones catalanas, y desde entonces se ha refugiado en el silencio ante el mal resultado. Sin embargo, el dirigente ha tratado de restar importancia al asunto y negar la mayor. “Habréis escuchado que Iglesias está desaparecido”, ha comenzado. “Desaparecido no: sin hacer ruedas de prensa ni conceder entrevistas, pero trabajando mucho”.

La razón que ha alegado justificar tres semanas de mutismo es que “el debate y las explicaciones hay que darlas en el Consejo Ciudadano antes que en los medios”. “A partir del lunes se van a cansar de entrevistas”, ha zanjado, en un mensaje seguido por los periodistas a través del plasma desde una sala contigua en el madrileño Círculo de Bellas Artes.

Para el secretario general los debates en Podemos se han convertido en un problema para la formación, puesto que han tenido a su juicio demasiada publicidad mediática. Es una de conclusiones que ha expuesto en su análisis del año pasado. “Empezamos [2017] mal  haciendo que el debate legítimo se convirtiera en una amenaza de ruptura”; ha comenzado, en una referencia a la batalla descarnada de la asamblea de Vistalegre II. “Nos equivocamos al llevar a los medios el debate”.

En este punto, ha llamado a la dirección del partido a cerrar filas y no airear las polémicas internas al  ámbito público. “Podríamos hacerlo mucho mejor y nos sigue haciendo daño no debatir donde hay que debatir”.

Podemos zanja el debate catalán y fija objetivos para 2018

Podemos quiere cerrar la etapa negra del último año y dejar Cataluña atrás. Es por eso que Iglesias ha intentado pasar  pantalla y centrarse en las futuras propuestas para devolver al partido al centro de la actividad política. “Este año tenemos que mantener nuestro papel de oposición al PP en el Parlamento pero tenemos que recuperar la iniciativa política fuera del Parlamento, demostrando que no somos un partido más sino un instrumento real y efectivo”. Pablo Iglesias pone la vista en 2018 con el reto “pasar de las palabras a los hechos” en cuanto al papel institucional y el de “recuperar la iniciativa” en las calles, después de que sus últimas manifestaciones convocadas fueran un fracaso en términos de asistencia.

Iglesias se ha propuesto como objetivo impulsar desde el Congreso el Debate sobre el Estado de la Nación, que no se produce desde 2015 por la repetición electoral primero, y por la crisis catalana después. Si prioridad, ha señalado, será “exigir al Gobierno” este debate.

“Desde que nosotros llegamos al Parlamento el Gobierno no ha querido hacer un solo Debate sobre el Estado de la Nación. Y la situación de España bien merece tener un debate en el Congreso de los Diputados”. En este sentido, ha pedido a la dirección del grupo parlamentario Unidos Podemos “que estudien los mecanismos de presión” para que se produzca lo que ha considerado una “necesidad”.

Iglesias plantea como prioridad desbancar al PSOE y liderar la oposición al Gobierno

El líder de Podemos ha prestado especial atención al papel del PSOE y de su secretario general Pedro Sánchez, a quien ha criticado situándolo en un bloque junto a PP y Ciudadanos. En esta situación, se ha propuesto liderar la oposición y adelantar a los socialistas en este punto. No ha desaprovechado la ocasión para cargar contra la propuesta de Sánchez de crear un impuesto a los bancos. Si días atrás el dirigente acusó de plagio al líder del Partido Socialista, esta vez ha recriminado esta propuesta se lance desde un partido con préstamos bancarios.

Aunque Podemos presentó al propuesta del impuesto a la banca hace meses, ha aprovechado el nuevo impulso que le han dado los socialistas para registrar la medida en el Congreso de los Diputados. Un anuncio que llega cargado de reproches hacia el líder del PSOE. “Quiero anunciar que vamos a pasar de las palabras a los hechos. Hay que pasar del desayuno informativo a las leyes”, ha comenzado, en referencia al lugar donde Sánchez anunció esta medida.

La semana que viene la llevarán al Parlamento, retando así al PSOE a que se sume a los morados en la propuesta. “Estamos dispuestos a hablar con otros partidos políticos”, ha comenzado, “estamos dispuestos a echar al PP”. “Quien quiera levantar el teléfono, estaremos dispuestos”.

Iglesias hace oficial la candidatura de Errejón en Madrid

Pablo Iglesias ha llamado a “dejar de hablar de nosotros mismos” y a recuperar la “épica”. “Nunca podemos la épica”, ha señalado. Por ello ha puesto sobre la mesa propuestas para llegar a la sociedad y allanar el camino para las municipales y autonómicas de 2019, para las que ha hecho oficial la anunciada candidatura de Iñigo Errejón para la Comunidad de Madrid, en virtud del pacto alcanzado entre ambos dirigentes tras Vistalegre II.

“Es verdad que se tienen que producir procesos de primarias y que hay que elegir candidato, pero quiero pedirle a Iñigo que se ponga a trabajar desde ya por la Comunidad de Madrid”. Iglesias ha puesto el acento en el próximo ciclo electoral y ha anunciado que impulsarán una línea de municipalismo en el Congreso, dando visibilidad a medidas de ámbito local sólo unas semanas después de haber desmantelado toda la estructura municipal de la organización.

Podemos ha perdido músculo electoral, según adelantan todas las encuestas. Y en este punto Iglesias llama directamente a sus seguidores a movilizarse para volver a hacerse presentes en las calles. Con este fin ha encargado a Echenique la organización de un “gran evento” dirigido a los militantes del partido, “para que se nos sienta entre la militancia, en los conflictos”. “A los militantes de Podemos se les tiene que ver en los barrios”, ha precisado.