Génova respira algo más tranquila tras la comparecencia de la presidenta de la Comunidad de Madrid en la Asamblea regional para explicar el supuesto cúmulo de irregularidades en torno a su máster en la Universidad Rey Juan Carlos. Cristina Cifuentes ha estado «contundente, convincente y sólida», según la versión oficial de la sede nacional, aunque extraoficialmente admiten que «faltaría sólo el trabajo de fin de máster, en todo caso -agregan- ha autorizado su publicación» por lo que, «en lo sustancial, ha estado bien».

Se trata, sin duda, de una especie de rubicón que los populares temían, aún a sabiendas que no se ha escrito el último capítulo de este asunto, pendiente, entre otras cosas, de una investigación de la propia universidad, que tendrá que aclarar, por ejemplo, si las firmas de dos de las profesoras del tribunal del acta de trabajo de fin de máster estaban o no falsificadas, como informó este miércoles El confidencial.

Cifuentes asegura haber sentido «en todo momento el apoyo de mi partido»

También planea sobre el futuro más o menos inmediato de Cifuentes la constitución de la comisión de investigación que ha pedido Ciudadanos -que recibirá, sin duda el apoyo de socialistas y de  Podemos- y el amago de presentación de moción de censura, en una lucha entre PSOE y Podemos por capitalizarla y sobre la que el partido naranja es muy renuente.

Y aunque oficialmente en Génova afirmaban respaldar a una de las más importantes baronesas populares, lo cierto es que se pusieron de perfil frente a lo que suele ser una defensa cerrada cuando consideran que se ataca a uno de los suyos. Y eso que la propia Cifuentes dijo ayer tras el debate haber sentido «en todo momento el apoyo de mi partido», incluido el de Mariano Rajoy con el que ha hablado en distintas ocasiones.

Las mismas fuentes oficiales del PP insisten en que ha aportado nueva documentación y dado «suficientes explicaciones para aclarar las dudas que ha planteado la oposición», pero lo cierto es que no respirarán tranquilos hasta que no aparezca ese trabajo que supuestamente está buscando la Universidad, aunque lo habitual es destruir este tipo de documentos en cuatro o cinco años.

Defendió su trabajo en el Campus de Vicálvaro a primera hora de la tarde del 2 de julio de 2012

Entre las revelaciones que la presidenta autonómica dio en una rueda de prensa posterior a su comparecencia en la Asamblea, destacan que se le eximió de acudir presencialmente, salvo el día que defendió su trabajo en la campus de Vicálvaro (Madrid), a primera hora de la tarde en una exposición apenas duró entre 10 y 15 minutos. Todo ello compatible, dijo, con supervisar el despliegue organizativo que exigió la fiesta por la segunda Eurocopa consecutiva de la selección española. En este caso, explicó, el centro de coordinación se montó en la Jefatura Superior de la Policía y no en la Delegación del Gobierno.

Tras aseverar que «jamás» ha pasado por su cabeza dimitir, Cifuentes dice seguir buscando ese trabajo y no descarta encontrarlo entre algunas de las cajas que todavía no ha abierto de su última mudanza, pero teme que a estas alturas ni siquiera la presentación del texto serviría para tranquilizar a la oposición, aunque sí a su propio partido.

Cristina no quiere que su trabajo se convierta ahora en objeto de análisis», dicen fuentes de su entorno

Fuentes próximas a la también líder de los populares madrileños señalan que «Cristina no quiere que su trabajo se convierta ahora en objeto de análisis, no quiere tener ella la carga de la prueba» siendo la URJC «la que está en entredicho». Además, admiten que «si presenta el trabajo sin un aval el registro de la Universidad, no sirve de nada».

A falta de la posibilidad de nuevas revelaciones periodísticas en estos días, la dirección nacional del partido en el Gobierno afronta con algo más de oxígeno la gran convención nacional de este fin de semana en Sevilla.  Cifuentes participará en la misma junto al resto de los barones territoriales en la que se supone la cita que dará el pistoletazo de salida a una larga precampaña de las elecciones locales y autonómicas  de mayo del año que viene.

Una tesis «pública y publicada»

Todavía le quedaron ganas a la presidenta autonómica de bromear al explicar que un título de postgrado «no es habilitante», pero que cuando haga la tesis electoral «la publicaré y se la daré a todos mis amigos y mi familia». De momento, Génova se conforma con que aparezca el famoso trabajo fin de máster sobre «El sistema de reparto competencial en materia de seguridad ciudadana». Seguro que se convertiría en el texto más leído en el cuartel general de los populares.