Política PODEMOS

Podemos fuerza a Errejón a dar un paso al frente y adelantará su elección tras el 'caso Cifuentes'

logo
Podemos fuerza a Errejón a dar un paso al frente y adelantará su elección tras el 'caso Cifuentes'
Iñigo Errejón, en declaraciones a periodistas en el Congreso.

Iñigo Errejón, en declaraciones a periodistas en el Congreso. EFE

Resumen:

Podemos quiere a que Iñigo Errejón aproveche el viento a favor del caso Cifuentes y se ponga ya a los mandos de la Comunidad de Madrid. El partido de Pablo Iglesias ha anunciado que adelantará las primarias de Podemos en la capital para que se presente el dirigente, debido a la situación de «excepcionalidad» del momento por la polémica del máster de la presidenta de la Comunidad de Madrid, Cristina Cifuentes, en la universidad pública Rey Juan Carlos. La formación empuja así a Errejón a dar un paso al frente, frente a las reticencias del dirigente,  más partidario de iniciar la carrera por las autonómicas del 2019 más adelante, con el fin de evitar el desgaste que supone encabezar una candidatura a más de un año vista de la cita electoral. Tampoco ha gustado a su aliado electoral, IU, que ha rechazado nombrar candidatos de antemano y ha señalado que «es prematuro».

El secretario de Organización ha dejado caer este adelanto de primarias en una entrevista en RNE, donde ha señalado la necesidad de tener un referente en Madrid, advirtiendo de que los plazos fijados en los Estatutos  para convocar el proceso de primarias son «flexibles» y pueden acomodarse a estas nuevas circunstancias. Poco después, el partido lo ha confirmado en rueda de prensa, donde la portavoz de la ejecutiva de Podemos, Noelia Vera, que ha apuntado a Errejón como el candidato favorito del partido, más de un año después del pacto Iglesias-Errejón para que el segundo fuera el candidato madrileño a cambio de dejar vía libre al secretario general en el ámbito estatal.  ¿Cuándo se celebrarán estas primarias? No hay fecha prevista pero, por lo pronto, sí una intención: «Cuanto antes», ha señalado Echenique en la misma rueda de prensa.

«Es urgente que Iñigo Errejón pase ya por ese proceso que reglamentariamente tiene que pasar para que sean los inscritos los que decidan», ha advertido Vera, reduciendo las primarias a un proceso reglamentario después de que el partido haya apostado abiertamente uno de los candidatos que concurrirán en ellas. «Es urgente que [Errejón] sea nombrado candidato. Los madrileños necesitan poder referenciarse en un candidato limpio, legal, que sepa que va a poner el derecho social en el centro», ha continuado la coportavoz de la ejecutiva.

El secretario de Organización y números dos del partido se ha ofrecido a poner el aparato de partido a disposición de Errejón. «Pondremos los mecanismos para que en el plazo más urgente posible los madrileños tengan ya a su candidato, que pensamos que tiene que ser Iñigo Errejón». «El Gobierno de la Comunidad de Madrid se está descomponiendo y hundiéndose en el fango y sería importante que una figura como Íñigo tomara el mando de todo lo que está ocurriendo en estos momentos», ha insistido el secretario de Organización, que ha apuntado a que las fechas concretas «las tendrá que decidir la dirección autonómica».

Los plazos de primarias condicionan las negociaciones entre Errejón y el sector oficialista de Espinar

Podemos Comunidad de Madrid está liderado por Ramón Espinar, a quien el pacto entre líderes le dejó fuera de la carrera electoral tres meses después de ganar unas primarias. A cambio de ceder ser cabeza de lista en 2019, Errejón tendrá que integrar a los afines a Espinar en su candidatura y pactar el orden de la lista para su elección en primarias. Una negociación que no se antoja sencilla, por la intención de Errejón en estar rodeado de un equipo de confianza para la cita electoral y el interés de Espinar en mantener el control dentro del partido y hacer valer su secretaría general pese a no ser cabeza de lista. El hecho de que Espinar controle los tiempos de las primarias podría condicionar los plazos de negociación y allanar el camino al sector oficialista para imponer a miembros de su equipo con la condición de romper el acuerdo.

Errejón, en segundo plano

La figura de Iñigo Errejón se ha mantenido en segundo plano en los últimos meses. El dirigente mantiene desde hace más de un año perfil bajo. Si al principio se mantuvo alejado de las cámaras para intentar normalizar la situación del partido después del duro enfrentamiento de la Asamblea Ciudadana de Vistalegre II, en los últimos meses Iglesias le ha urgido a dar un paso al frente sin obtener respuesta. El ‘plan a fuego lento’ de Errejón pasa por aguardar hasta verano para hacer oficial su candidatura.

Mientras que los candidatos desconocidos para el gran público suelen anticipar su presentación oficial para darse a conocer, las figuras más mediáticas tienden a retrasar el proceso para evitar así el desgaste que ocasiona tanto la exposición mediática como los envites de los adversarios políticos. Y en esta última tesis se encuentra Errejón, que más allá de incursiones puntuales en el escenario político madrileño, no ha querido iniciar su carrera para 2019.

Tampoco ha alterado sus planes la polémica de la  presidenta de Madrid, que presuntamente falsificó el título de su máster y que luego presentó actas públicas con firmas falsas. Unas horas antes de que estallara el caso, Errejón protagonizaba su primer careo con Cifuentes en el Congreso de los Diputados. Sin embargo, el caso del máster no es un asunto cómodo para Errejón, que también protagonizó una polémica universitaria en 2014, cuando salió a la luz que cobró irregularmente una beca de la Universidad de Málaga mientras trabajaba para Podemos. Mientras la oposición en el Parlamento de Madrid forzó a Cifuentes a comparecer en un pleno extraordinario para hablar sobre su máster, Errejón se encontraba en Bolivia. Una ausencia que los suyos atribuyeron a una desafortunada coincidencia de calendario y que despertó suspicacias entre los afines a Pablo Iglesias.

Malestar en IU: «Es prematuro»

Todo esto se enmarca en el proceso de negociaciones que Podemos mantiene estos meses con Izquierda Unida, después de que Iglesias impusiera una consulta para ir en coalición con otras fuerzas en 2019. En rueda de prensa, el coordinador federal de IU, Alberto Garzón, ha lamentado las declaraciones de Echenique y ha aseverado que este nombramiento «es prematuro».

«Estamos en la fase inicial de formación de un acuerdo marco para ir juntos en 2019 y es muy prematuro hablar de nombres y candidaturas. Ese momento llegará pero ahora no es el momento», ha defendido Garzón en el Congreso de los Diputados. «Primero hay que fijar el acuerdo marco y después elegir a los candidatos de manera democrática y no va a ser únicamente de una parte», ha avanzado el dirigente.