El PSOE quiere aprovechar los estertores del Gobierno de Cristina Cifuentes para seguir haciendo campaña a su candidato a la Comunidad de Madrid, Ángel Gabilondo. Con este objetivo, y a pesar de que la moción de censura ha decaído, los socialistas insisten en la posibilidad de sacar al PP del Gobierno autonómico para «abrir un nuevo tiempo» al margen de la corrupción protagonizada por dirigentes regionales del PP.

El propio secretario general, Pedro Sánchez, ha enviado un mensaje esta mañana a Albert Rivera para poder mantener una conversación esta tarde con él. En el programa Las Mañanas de Cuatro, el líder del PSOE ha explicado que quiere convencer a Ciudadanos de que respalde a Ángel Gabilondo como candidato a la investidura a la Presidencia de la Comunidad en lugar de al candidato que presente el PP como sustituto de Cifuentes.

Sánchez intenta así poner contra las cuerdas a Ciudadanos, que defiende que debe gobernar la lista más votada, al exigirle apoyo para un gobierno que lidere una regeneración democrática en la Comunidad de Madrid. Su apuesta es un Gobierno de carácter técnico, con consejeros independientes y de reconocido prestigio, que sería respaldado por Podemos, según ha anunciado también esta mañana su candidato en la Comunidad, Íñigo Errejón.

Por su parte, el portavoz de Ciudadanos en la Asamblea, Ignacio Aguado, ha confirmado esta mañana que negociarán con el PP la designación de un candidato a la investidura para que gobierne “de forma interina” hasta las elecciones autonómicas del mes de mayo. De esta manera, el partido de Albert Rivera rechaza las peticiones de los partidos de izquierda para sacar al PP de la Presidencia de la Comunidad.

Regeneración democrática

Antes que Pedro Sánchez, y antes de que se produjera la dimisión de Cifuentes, el secretario de Organización del PSOE, José Luis Ábalos, iniciaba la presión hacia Ciudadanos. «El PP no está en condiciones de volver a recoger la presidencia de la Comunidad de Madrid», ha alertado, antes de instar al partido de Rivera a abandonar el «tacticismo electoral» porque la situación política en Madrid ya no es una cuestión de partidos, sino de «pura regeneración democrática».

«Estamos a un voto de conseguir la decencia», ha subrayado refiriéndose a que al PSOE le bastaría tener un voto de Ciudadanos para que Gabilondo sumara mayoría absoluta, ya que en principio cuenta con el apoyo de Podemos.

Si Gabilondo fuera propuesto candidato a la investidura y no alcanzara la mayoría absoluta, podría aún ser elegido en una segunda votación por votación simple, es decir, con más votos a favor que en contra, según establece el procedimiento de elección del presidente de la Comunidad fijado en el Estatuto de Autonomía.

El secretario de Organización no ha concretado si PSOE y Ciudadanos se han sentado a hablar de esta posibilidad de investir presidente a Gabilondo, aunque ha indicado que para la formación ‘naranja’ esta propuesta de los socialistas no les debe provocar ninguna sorpresa.

«Hay un relevo de la señora Cifuentes a la manera del PP. No le importa ensuciar todo y horrorizar a la ciudadanía con esta imagen de los representantes políticos», ha sentenciado.