Política

El PSOE responde a las críticas de C's por los 'dedazos': "¿Creían que íbamos a llamar a Garicano?

"El único efecto llamada que hay es el de la xenofobia de Casado y Rivera", asegura la número 2 del PSOE, Adriana Lastra.

logo
El PSOE responde a las críticas de C's por los 'dedazos': "¿Creían que íbamos a llamar a Garicano?
El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y la vicesecretaria general, Adriana Lastra.

El secretario general del PSOE, Pedro Sánchez, y la vicesecretaria general, Adriana Lastra. EFE

Resumen:

La número 2 del PSOE y portavoz en el Congreso, Adriana Lastra, ha respondido este jueves a la campaña lanzada en redes sociales ayer por Ciudadanos criticando los nombramientos del Gobierno de Pedro Sánchez. En un vídeo de un minuto de duración, Ciudadanos denuncia que “más de una docena de personas vinculadas al PSOE van a dirigir empresas estatales con una contribución global estimada en más de 2,3 millones de euros” y que el 44% de la Ejecutiva socialista ya está recolocada en puestos del Ejecutivo a través de los «dedazos de Sánchez».

«Se lo dije a Albert Rivera en un debate en el Congreso. ¿Qué pensaba, que íbamos a llamar a Garicano?», ha respondido Lastra, que ha ironizado con la posibilidad de que un Gobierno socialista y un presidente socialista contrate a «gente de Ciudadanos». «El presidente se rodea de gente de su confianza y de su ámbito ideológico. Me parece incluso absurda la crítica. No hay nada que denunciar porque no se ha cometido ninguna ilegalidad ni ninguna amoralidad. Ciudadanos pretende que se persiga a los militantes del PSOE y que no puedan optar a dirigir o formar parte de la Administraicón», ha asegurado Lastra.

La vicesecretaria general del PSOE ha recordado que todos esos cargos son de libre designación y que su nombramiento es potestad del Consejo de Ministros, como lo ha venido siendo durante los 40 años  de democracia. «Nosotros nos presentamos con un programa socialista y no vamos a llamar a gente de derechas para desarrollar nuestras políticas», ha insistido.

Sobre la formación de nombramientos como el del ex jefe de gabinete de Sánchez en Ferraz, que ahora cobra 200.000 euros como nuevo presidente de Correos, Lastra ha defendido que todos ellos tenían otro trabajo antes que compaginaban con su labor orgánica y ha asegurado que el partido sigue trabajando a pleno rendimiento. Más de un tercio de sus dirigentes, 18 de los 49 que conforman la Ejecutiva Federal, han entrado en el flamante Gobierno de Pedro Sánchez. Esa desbandada hacia los cargos públicos se completa con un importante número de técnicos del partido y del grupo municipal que también han tomado rumbo a Moncloa y los 17 ministerios en manos del PSOE. Ese trasvase hace que Ferraz se ahorre los sueldos de los dirigentes que estaban liberados por el partido y que seguirán al frente de sus responsabilidades.

En una rueda de prensa en Ferraz para valorar los datos del CIS, la número 2 del PSOE también ha negado que la acogida del barco Aquarius haya provocado un efecto llamada sobre la inmigración, aunque ha admitido como «una realidad» el incremento de la llegada de pateras a las costas españolas por el «cierre de otras rutas».  «El único efecto llamada que hay es el de la xenofobia Casado y Rivera, que es una vergüenza», se ha quejado Lastra, que ha acusado a los presidentes del PP y de Ciudadanos de «hacer lo mismo» que el ministro italiano de Interior Mateo Salvini. «Aquí nadie habla de regularización y están generando una alarma social que  genera xenofobia. Eso es lo mismo que hacía el señor Salvini», ha acusado.