Política

Podemos, sobre el puesto de Begoña Gómez: "Desde luego, llama la atención"

Podemos evita cualquier alusión al parentesco de la nueva directiva del IE con el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez

Pedro Sanchez y Pablo Iglesias, en el Congreso.

Pedro Sanchez y Pablo Iglesias reunidos en el Congreso. EFE

El fichaje de Begoña Gómez, esposa de Pedro Sánchez, por el Instituto de Empresa para dirigir el Centro de Estudios Africanos, de nueva creación, ha rebelado a las filas del PP y ha provocado tímidas reacciones en Podemos. Si los populares no han tardado en cargar contra Sánchez acusándole de utilizar su puesto para beneficiar a su entorno, desde el partido de Pablo Iglesias no se han pronunciado hasta última hora de la tarde, cuando se han limitado a cuestionar la transparencia del centro empresarial, sin llegar en ningún caso a poner en duda la actuación del presidente del Gobierno.

«La transparencia debe ser una máxima a la hora de tomar decisiones y de gestionar los servicios públicos, siempre», destacan fuentes del partido a este periódico. El fichaje de Begoña Gómez como directora de una institución que se nutre de fondos público-privados despierta inquietud en la formación, que sin embargo no advierte sospecha alguna sobre el parentesco que guarda con el líder del Ejecutivo. En la organización cargan la responsabilidad en el centro empresarial y sólo advierten de que el fichaje «desde luego, llama la atención».

Desde Podemos omiten cualquier referencia al presidente de Gobierno, Pedro Sánchez

Si en el PP denunciaban que «si fuera la mujer de Casado, estaríamos hablando de cohecho impropio«, en referencia al delito por el que un funcionario público se aprovecha de su situación para beneficiar a su entorno, desde Podemos omiten cualquier referencia a Pedro Sánchez y a la posibilidad de que exista cierta influencia en el nombramiento. Se centran únicamente en el proceso de elección del centro empresarial. Adoptan así la línea oficialista de Moncloa, que ha evitado cualquier pronunciamiento y ha situado la polémica en el ámbito privado de la primera dama.

Begoña Gómez dirigirá a partir de septiembre el Instituto de Estudios Africanos después de una trayectoria laboral dedicada al reclutamiento de captadores para ONGs y en la que no se ha dedicado al trabajo de campo en el Tercer Sector. Su experiencia no parece justificar el nombramiento, y Podemos siembra dudas sobre el proceso de elección.

«Desconocemos en base a qué se ha creado este nuevo puesto, y el proceso o criterios que se han seguido para la elección de la señora Gómez, pero desde luego llama la atención», se limitan a esgrimir estas mismas fuentes, que llaman a poner el foco sobre los organismos financiados por la Administración.

«Una institución que se nutre de fondos públicos y que no tiene nada que esconder, debería ser transparente en su gestión para que los ciudadanos no tengan ninguna duda sobre el uso final que se hace de los mismos». «Nosotras seguiremos siempre exigiendo paredes de cristal y transparencia».

Comentar ()