Política

Marlaska y Robles cuestionan el acto en Alsasua: "Todo el mundo sabía a lo que iba"

El ministro del Interior ha criticado la elección del municipio para defender a la Guardia Civil porque "había una alta probabilidad de que los incidentes ocurrieran"

logo
Marlaska y Robles cuestionan el acto en Alsasua: "Todo el mundo sabía a lo que iba"
El ministro Fernando Grande-Marlaska, en un acto público.

El ministro Fernando Grande-Marlaska, en un acto público. EFE

Resumen:

El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska ha criticado la elección del municipio para defender a la Guardia Civil porque "había una alta probabilidad de que los incidentes ocurrieran".

El ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, y la ministra de Defensa, Margarita Robles, han cuestionado este lunes que el acto de Alsasua (Navarra) organizado este domingo por la plataforma ‘España Ciudadana’ fuera la forma más efectiva de defender a la Guardia Civil. En este sentido, Marlaska ha asegurado que la organización podría haber llevado a cabo la misma defensa pero en otro lugar. El evento, organizado este domingo por Ciudadanos al que se sumaron PP y Vox, reivindicaba el papel de la Guardia Civil y la españolidad de Navarra.

En una tensa entrevista en la cadena COPE, Marlaska ha denunciado que el contexto que se vive en Alsasua, municipio en el que se condenó a ocho jóvenes por agredir a dos guardias civiles y sus parejas, hace que el acto no fuera la mejor manera de reivindicar al cuerpo en Navarra. «Quizás para defender a la Guardia Civil se pueden plantear acciones que no conlleven la posibilidad de crispación o incidentes», ha explicado, sugiriendo que se realicen acciones «en otro formato».

«Todo el mundo tenía el derecho a manifestarse, pero no se puede obviar que había una alta probabilidad de que los incidentes que ocurrieron pasaran», ha señalado.

En el acto se vivieron momentos de tensión e insultos por parte de un grupo de radicales que quisieron boicotear el acto, a los que Marlaska ha calificado de «bárbaros» que en ningún caso «son socios del Gobierno». Sin embargo, «hay que tener cuidado en el contexto y en cómo defendemos realmente nuestras creencias, pensamientos e ideología», ha advertido el titular de Interior.

El encuentro se desarrolló con un fuerte despliegue de la Guardia Civil y la Policía Foral, ya que en las calles próximas se produjeron movilizaciones de protesta y se vivieron algunos momentos de tensión entre manifestantes y agentes.

En lo referente al juicio por el ‘procés’, el titular de Interior no ha negado la posibilidad de que el Ejecutivo pudiese indultar a los políticos presos en caso de que finalmente sean condenados, y ante la pregunta ha alegado que «hay que ver la sentencia y conocer todos los extremos», ha alegado.

Asimismo, al ser preguntado por si le parece comparable el caso de la ministra Delgado con el de María Dolores de Cospedal en lo referente a las conversaciones con el comisario Villarejo, Marlaska ha asegurado que le parece «peor» el caso de la ex secretaria general del PP, ya que «tenía responsabilidades políticas», motivo por el que estas reuniones le parecen «más difíciles de entender».

Margarita Robles: «Todo el mundo sabía a lo que iba»

Asimismo, la ministra de Defensa, Margarita Robles, se ha posicionado también con la postura del titular de Interior y ha criticado el acto de este domingo en Alsasua (Navarra), al que ha calificado de un acto «partidista» y, tras la tensión vivida entre manifestantes y un grupo de radicales que quiso boicotear el acto, ha advertido que «todo el mundo sabía a lo que iba».

 

Robles ha asegurado que la Guardia Civil merece reconocimiento y representa a todos los españoles, pero ha acusado al presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, de realizar el evento con una finalidad partidista y convertirlo un acto de «crispación».

«Cualquiera puede ir a hacer un acto a cualquier sitio, pero todo el mundo sabe a lo que va», ha señalado Robles en una entrevista en Telecinco.

«No puedo aceptar que se utilice el apoyo a la Guardia Civil con fines partidistas», ha recalcado la titular de Defensa, apuntando que esto «quiebra la convivencia».