Política Las cloacas del Estado

Villarejo se jactó de que no se encontrarían las copias de sus grabaciones más sensibles

La cinta en la que el antiguo agente encubierto dice a un periodista que los investigadores nunca encontrarán el material que guarda en el extranjero forma parte del sumario de 'Tándem', el caso por el que está en prisión preventiva desde hace 13 meses

logo
Villarejo se jactó de que no se encontrarían las copias de sus grabaciones más sensibles
El comisario Villarejo, en una entrevista con 'El Independiente' meses antes de su detención.

El comisario jubilado José Manuel Villarejo, en una entrevista con 'El Independiente' meses antes de su detención. GIULIO M. PIANTADOSI

Resumen:

El comisario de Policía José Manuel Villarejo guarda a buen recaudo copias de las grabaciones más sensibles para los cimientos del Estado que fue recopilando durante más de dos décadas de forma subrepticia. La prueba es que el propio agente, en prisión preventiva desde noviembre del pasado año, se jactó en una conversación con un periodista -incorporada al sumario del 'caso Tándem'- de que los investigadores "nunca" encontrarían el material que supuestamente esconde en el extranjero. Que vengan a por lo que quieran que "no encontrarán" lo que tengo fuera de España, vino a decir el hoy preso al informador. Aquella grabación fue incautada por agentes de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional durante los registros que se llevaron a cabo a principios de noviembre de 2017 tras la detención de Villarejo por orden de Anricorrupción.

El comisario de Policía José Manuel Villarejo guarda a buen recaudo copias de las grabaciones más sensibles para los cimientos del Estado que fue recopilando durante más de dos décadas de forma subrepticia. La prueba es que el propio agente, en prisión preventiva desde noviembre del pasado año, se jactó en una conversación con un periodista de que los investigadores «nunca» encontrarían el material que supuestamente esconde en el extranjero. Dicho audio forma parte del sumario del caso Tándem, según informan fuentes jurídicas.

Que vengan a por lo que quieran que «no encontrarán» lo que tengo fuera de España, vino a decir el hoy preso al informador. Aquella grabación fue incautada por agentes de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía Nacional durante los registros que se llevaron a cabo a principios de noviembre de 2017 tras la detención de Villarejo por orden de la Fiscalía Anticorrupción.

Según ha podido saber El Independiente, entre dicho material sensible que grabó el imputado hay cintas que afectan de forma directa a diversas instituciones del Estado: la Corona, dirigentes políticos, empresarios y miembros de la judicatura. Los investigadores sospechan que el policía ya jubilado maneja copias de gran parte del material que le fue incautado hace más de un año.

La grabación en la que Villarejo dice que los investigadores nunca encontrarán el material que guarda en el exterior forma parte del sumario

En la Audiencia Nacional nunca han dudado de que el agente vinculado a las cloacas del Estado está detrás de las filtraciones de los audios de la princesa Corinna hablando sobre un supuesto blanqueo de dinero cometido por el hoy rey emérito, Juan Carlos I; de las grabaciones de la ministra de Justicia, Dolores Delgado, llamando «maricón» al ministro Fernando Grande-Marlaska, y de las grabaciones de María Dolores de Cospedal interesándose por la situación judicial del ex tesorero del Partido Popular Luis Bárcenas tras salir a la luz pública la trama Gürtel, las dos últimas desveladas por el portal moncloa.com.

La defensa y el entorno familiar de Villarejo, por su parte, siempre han negado que aquél haya ordenado la difusión de las grabaciones a Corinna y a la actual ministra de Justicia, con el argumento de que ello juega en contra de sus intereses y evapora sus posibilidades de quedar en libertad. El imputado ha solicitado de forma reiterada su excarcelación, petición rechazada por el juez y los fiscales al seguir apreciando riesgo de fuga por el entramado empresarial y el dinero que seguiría ocultando en el extranjero.

Material perjudicial «para todos»

Las fuentes consultadas consideran clave que enviara el pasado martes a un emisario a la Fiscalía Anticorrupción –concretamente al abogado de su mujer, Javier Iglesias- para señalar que si el comisario quedaba próximamente en libertad no verían la luz más documentos perjudiciales para el Estado porque todo se paraba aquí. En aquella reunión, explican fuentes conocedoras del encuentro, se transmitió a los fiscales del caso que el comisario jubilado tenía material perjudicial “para todos” y que era mejor que la investigación judicial no avanzara más por el bien del propio Estado de Derecho.

El Ministerio Público consideró inaceptable los términos del acuerdo planteado por Villarejo, quien se encuentra cada vez más desesperado al ver que su situación de prisión preventiva se prolonga mes tras mes. El antiguo agente encubierto albergaba la esperanza de que el magistrado Diego de Egea acordara su libertad de forma inminente. Sin embargo, la renuncia del togado –que el pasado viernes abandonó la Audiencia Nacional por graves enfrentamientos con Anticorrupción– frustró sus planes, de ahí que encomendara al letrado Iglesias llevar a cabo ese primer acercamiento con los fiscales Anticorrupción Miguel Serrano e Ignacio Stampa.

A diferencia de la Fiscalía, el instructor De Egea había comentado en más de una ocasión en privado que no era partidario de prolongar la situación de prisión preventiva de Villarejo durante un largo periodo de tiempo. En contraposición, el Ministerio Público cree que el antiguo agente encubierto -jubilado el 22 de agosto de 2016- debe permanecer encarcelado hasta que se celebre un primer juicio y haya una primera condena.

Entre otros motivos porque aprecian un elevado riesgo de fuga si el policía ya retirado queda en libertad después de que se le incautaran durante los registros de sus domicilios DNI con identidades falsas y pasaportes en blanco.

40 terabytes por desencriptar

Fuentes de la Audiencia Nacional consultadas por este medio no dudan de que la próxima ‘víctima’ de los audios grabados por José Manuel Villarejo será un miembro de la judicatura. Será -dicen- un aviso a navegantes de lo que puede salir si el juez y los fiscales continúan acordando que el antiguo agente encubierto debe permanecer en la prisión de Estremera (Madrid) de forma preventiva.

Además, las mismas fuentes descartan que el comisario vaya a ser puesto en libertad próximamente puesto que todavía no se han desencriptado gran parte de los 40 terabytes que le fueron incautados y hay líneas de investigación que se mantienen en un estado embrionario.

Por su parte, Villarejo ha pedido al juez que adopte las medidas de protección necesarias para garantizar su “integridad física y moral” en la cárcel ya que teme la puesta en marcha de una “acción planeada” que acabe con su vida mediante el suministro de medicación no prescrita. A preguntas de este diario, Instituciones Penitenciarias dice que no realiza comentarios ante el escrito que el investigado presentó el pasado miércoles ante el Juzgado Central de Instrucción 6 de la Audiencia Nacional.