El ganador de la segunda vuelta del debate electoral, crucial por la inminente apertura de las urnas este domingo, ha sido el líder del PP, Pablo Casado. Así lo han decidido el 38% de los usuarios que han participado en la encuesta publicada por El Independiente, en la que han participado más de 4.000 usuarios.

Así, Casado ha conseguido imponerse, aunque por poco, a Rivera, quien se ha quedado muy cerca con un 34% de los votos. Recordemos que la primera vuelta fue el líder de la formación naranja quien logró imponerse aunque con una amplia diferencia, acumulando el 60% de los votos y seguido, muy de lejos, por Casado (15%); Iglesias (15%); y Sánchez (11%).

Resultados de la encuesta realizada por El Independiente para el debate de Atresmedia

Resultados de la encuesta realizada por El Independiente para el debate de Atresmedia

En el enfrentamiento en el grupo de comunicación privado, el último antes de las elecciones, Pablo Casado logró recuperar la iniciativa después de haber sido eclipsado por el presidente de Ciudadanos en la primera vuelta, consiguiendo reaccionar esta vez a los ataques de sus adversarios. En concreto, el candidato ‘popular’ no estuvo ágil al reaccionar a los ataques de Pedro Sánchez, quien acusaba a su partido de hacer bandera de medidas machistas.

Esta vez, Casado arremetió con dureza contra el Ejecutivo, al que acusó de utilizar la lacra de la violencia de género para hacer campaña electoral, y se enfrentó directamente a Iglesias, al que advirtió que no le levantara el dedo y del que se defendió reprochando que «el insulto es decir que el PP no defiende a las maltratadas».

Los que salieron peor parados según los usuarios de El Independiente fueron, nuevamente, Iglesias y Sánchez, que se han quedado con un 15% y un 13% de apoyo, respectivamente. Los líderes de la izquierda no logran levantar cabeza, perdiendo nuevamente la oportunidad de convencer en un debate electoral que se estimaba decisivo.

El presidente del Gobierno optó por la estrategia de recurrir a Vox en la segunda vuelta como forma de enfrentarse a Albert Rivera, ganador del enfrentamiento en RTVE, para tratar de disputarle el voto del centro político. Con el líder de Ciudadanos mantuvo algunos de los momentos más tensos del debate, cuyo minuto de oro fue cuando Rivera entregó a Sánchez «un libro que nunca ha leído» refiriéndose a su tesis doctoral; y este le respondía mostrando el libro de Santiago Abascal «para que conozca los planteamientos políticos de sus aliados».

Pablo Iglesias, por su parte, ha mantenido en buena medida la postura empleada en el primer debate, por lo que ayer continuó haciendo uso de un tono conciliador, llegando a reprochar a Rivera sus formas y su «técnica de interrumpir todo el rato» que es «propia de maleducados» y pidiendo «educación» en reiteradas ocasiones a los candidatos a la hora de referirse a sus adversarios.