Política

Principio de acuerdo en Madrid entre PP y Cs para hacer alcalde a Martínez-Almeida

El candidato popular no ha mantenido ninguna interlocución con Ortega Smith, que no ha respondido a sus llamadas, y de cuyos votos depende

logo
Principio de acuerdo en Madrid entre PP y Cs para hacer alcalde a Martínez-Almeida
Begoña Villacís y Martínez-Almeida en una foto de archivo

Begoña Villacís y Martínez-Almeida en una foto de archivo EFE

Resumen:

La reunión este viernes de las dos delegaciones nombradas por Partido Popular y Ciudadanos para avanzar en un pacto que desaloje a Manuela Carmena del despacho de alcaldesa puede fructificar en un principio de acuerdo. Ambas formaciones acordarían, en torno a cinco o seis grandes cuestiones programáticas, hacer alcalde al candidato popular, José Luis Martínez-Almeida. Esa es, al menos, la intención de ambas delegaciones, para ir avanzando, a lo largo de la  semana que viene, en cada uno de los capítulos para presentar un proyecto de gobierno municipal con mayores concreciones.

Impuestos, Madrid Central, seguridad, Educación y servicios, como limpieza o mantenimiento, serán los grandes ejes de ese acuerdo en el vienen trabajando. Algunos de sus miembros del grupo de trabajo se vieron las caras en 2016, cuando se negoció el pacto que hizo posible la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno tras las generales de ese año. Es el caso de Andrea Levy, por el PP, y de Miguel Gutiérrez, por Ciudadanos. Los dos se sientan de nuevo en una mesa de negociación que avanza a pasos de gigante tras los encuentros ya mantenidos por los candidatos José Luis Martínez Almeida y Begoña Villacís.

La primera toma de contacto el pasado miércoles fue tan solo el precedente de lo que, se prevé, está por venir. Y el encuentro, entonces, se saldó con una conclusión común: «Será posible el cambio que pidieron los madrileños el 26-M», alejando, de facto, los intentos del PSOE de investir a Begoña Villacís a cambio de quedarse con un trozo del pastel y recibir el apoyo naranja en la Comunidad. El pesimismo se ha instalado en las filas socialistas, y no es para menos.

Fuentes de Ciudadanos señalan que mañana se sentarán «optimistas» en la mesa de negociaciones con la intención de «elaborar un documento» con las premisas «incondicionales» que deberán ser aceptadas por sus socios populares. Se trata de una cita clave ya que, de mantener las coincidencias programáticas «que han compartido Begoña y José Luis durante cuatro años», se materializaría el primer acuerdo de gobierno sustentado por una pieza esencial: un programa conjunto, «viable y de cambio».

«Las medidas fiscales serán el eje» que marque el camino en la reunión del viernes, lo que genera optimismo en las filas naranjas por la similitud de los programas en esta materia. Especial relevancia cobrarán puntos concretos, como el Impuesto de Sucesiones o las facilidades para familias y autónomos en primera plana. En el tintero quedaría saber si se abordarán internamente otras cuestiones de vital importancia para los madrileños, como Madrid Central, donde las líneas dejan de ser paralelas: nada más conocerse los resultados de las municipales, Almeida prometía «revertir Madrid Central» porque «hay otras maneras más eficaces de luchar contra el cambio climático»; en el equipo de Villacís, por contra, se alejan de la postura del PP y apuestan por «mejorar» la medida estrella de Manuela Carmena a través de «soluciones alternativas y complementarias de movilidad».

Organigrama y reparto de concejalías

Además, en los próximos días se tendrá que dilucidar el organigrama del ayuntamiento, esto es, el número y configuración de concejalías, y el reparto de las mismas, dando por hecho que este es un acuerdo que se cuece a dos. Porque a diferencia de lo que pasa para la Comunidad de Madrid, en que la candidata popular, Isabel Díaz Ayuso, se ha reunido con su homóloga de Vox, Rocío Monasterio, para el ayuntamiento los populares no han encontrado interlocutor en el partido de Santiago Abascal.

Fuentes del entorno de Almeida señalan que pusieron en comunicación con Javier Ortega Smith, candidato al ayuntamiento, aún sin respuesta. En su doble condición de diputado nacional y concejal, creen que éste delegará la negociación al portavoz parlamentario, Iván Espinosa de los Monteros. Lo cierto es que Vox ha centralizado las conversaciones en Espinosa de los Monteros, en muy buena medida por la endeblez de sus equipos territoriales. La excepción es Monasterio, presidenta, además de Vox-Madrid.

No ha habido contactos de Almeida con Ortega Smith

Los medios consultados señalan que Vox, en el ayuntamiento «tiene la fuerza que tiene», mucho más exigua que en la Comunidad, donde muestran más músculo. Con sus 4 concejales, aunque determinantes, están lejos de los 15 del PP y los 11 de Ciudadanos. «Pondrán alguna objeción, harán mucho ruido y luego se avendrán», dicen los populares, aunque Vox no hace más que advertir que si no se les tiene en cuenta son capaces de dejar que Carmena siga de alcaldesa hasta alcanzar un acuerdo que permita presentarle una moción de censura.

Santiago Abascal, lejos de conformarse, podría llevar hasta el final su postura de no favorecer una coalición PP-Cs si no hay negociación a tres bandas y si se mantiene el «cordón sanitario». El coste de no contar con Vox puede ser muy alto en Madrid el 15 de junio, cuando el candidato propuesto -Villacís o Almeida- deberán contar con los votos de los de ultraderecha. De lo contrario, Manuela Carmena sería investida alcaldesa, ya que de no salir ningún candidato en primera votación gobernaría automáticamente la lista más votada.

Esperamos que se conformen con una foto a tres en algún momento», dicen en Génova

Por el momento, Abascal mantiene su amenaza en Madrid, «si me ponen entre la espada y la pared, elijo la espada independientemente de las consecuencias«, declaraba el pasado martes, y ahora redobla su apuesta poniendo en jaque los Presupuestos andaluces y vinculándolos a su porvenir en Madrid, lo que pondría contra las cuerdas a Moreno y Marín en la región. El veto, por el momento, sigue siendo firme y no se mantendrán, de momento, reuniones de Ciudadanos y Vox.

Le corresponderá al secretario general del PP, Teodoro García Egea, que hoy se reúne con Espinosa de los Monteros, intentar allanar el camino. Fuentes de la dirección nacional popular asumen con cierta  resignación que «nosotros seguiremos reuniéndonos con unos y con otros y esperamos que se conformen con una foto a tres en algún momento».