El presidente del Gobierno en funciones, Pedro Sánchez, es el culpable de la falta de Gobierno y, por tanto, de la más que previsible repetición electoral. Al menos así lo cree el 47,8 por ciento del electorado, según arroja el sondeo de DYM para El Independiente-Prensa Ibérica. En cambio, menos de una cuarta parte de los encuestados, en concreto el 23,5 por ciento, dirige su dedo acusador contra Pablo Iglesias, lo que significa que Moncloa deberá articular un relato muy convincente para intentar trasladar al líder de Unidas Podemos la responsabilidad exclusiva del fracaso político de no haber alcanzado un acuerdo para la investidura si vuelve a haber comicios el 10-N.

Además, si Sánchez espera ampliar sus apoyos a costa de electores de UP descontentos con la estrategia de Iglesias puede pinchar en hueso. El 80,3 por ciento de los que votaron a la formación de extrema izquierda no dudan en acusar al inquilino de la Moncloa del bloqueo político, en lo que constituye el porcentaje más alto de la tabla.

El dato demuestra una gran efectividad del mensaje de Iglesias, que el pasado miércoles hizo un último intento de aproximación a Sánchez que éste desestimó. Vox, PP y Ciudadanos también culpan al presidente del Gobierno en funciones, pero en menor medida, con un 73,3 por ciento, un 72,3 y un 63, respectivamente.

Mientras, sólo el 45,8 de los que se declaran votantes socialistas responsabiliza a Iglesias. No deja de ser llamativo que 23,7 por ciento de éstos crea que el líder de Ciudadanos, Albert Rivera -con quien Sánchez hubiera sumado 180 escaños- es el causante de la actual situación.

El 36,8 por ciento del electorado socialista censura la estrategia de Sánchez desde el 28-A

Otro dato que puede haber reflexionar al equipo presidencial es el dato de hay más votantes socialistas que culpan a Sánchez que de Unidas Podemos a Iglesias, con un 19,2 frente al 12,1. Pero es que, además, el líder del PSOE recibe un fuerte varapalo de su propio electorado cuando se le interroga respecto a si aprueba su estrategia desde el 28-A. Aunque un 52,5 por ciento dice respaldarle, nada menos que un 36,8 por ciento la rechaza. El resto de las formaciones valoran también de forma muy negativa los movimientos monclovitas desde las últimas elecciones y de nuevo son los de Unidas Podemos los más duros, con un 80,1 por ciento de rechazo, sólo superados por el 93,9 entre los que se declaran votantes de Vox.

El sondeo de DYM fue realizado entre los días 9 y 12 del presente mes, por lo que recoge el enfrentamiento parlamentario del pasado miércoles, que vino a certificar el acta de defunción de un pacto que hubiera permitido sacar adelante la investidura del candidato socialista, aunque todavía quede tiempo para un acuerdo in extremis antes de que se ponga en marcha de nuevo la maquinaria electoral.

Sólo un 22 por ciento quiere ir a nuevas elecciones

Precisamente, la celebración de nuevas elecciones no es la opción preferida por el conjunto de los españoles, dado que sólo un 22 por ciento se inclina por ir a una nueva consulta a las urnas, aunque sí es la favorita, y por goleada, entre los votantes de Vox (72,7) y los del PP (46,8) . Pero tampoco concita Sánchez grandes apoyos a su gobierno monocolor, en solitario, dado que sólo recibe el respaldo del 19 por ciento de los sondeados.

La alternativa preferida, es la de un Gobierno «con ministros de Podemos», que respalda el 26,4 por ciento de los ciudadanos con un apoyo abrumador, del 79,4, de los electores de Unidas Podemos, lo que vendría a refrendar, otra vez, la estrategia de Iglesias contra la de Moncloa. Pero no sólo, porque es la opción de referencia para el espectro de izquierda y centro izquierda, incluido un 30 por ciento de votantes del puño y la rosa.

Los votantes de Cs son partidarios de un gobierno Sánchez-Rivera o de facilitar la investidura

Hay una opción intermedia, con un 20 por ciento de respaldo, que apuesta por un Ejecutivo de coalición entre el PSOE y Ciudadanos. Curiosamente es la favorita entre los votantes de Albert Rivera, dado que por esta opción se inclina el 68,5 por ciento de los mismos, a pesar de la reiterada negativa del líder «naranja» a cualquier acercamiento a Sánchez, hasta el punto de que se ha negado a acudir, ya por dos veces, a sendas reuniones con él. De hecho, dicha estrategia ha abierto una profunda brecha en Ciudadanos, que ha visto como en las últimas semanas abandonaban sus filas destacados dirigentes y fundadores del partido.

Hay otros datos del sondeo DYM para El Independiente-Prensa Ibérica que tampoco refrendan la decisión de Rivera de no facilitar la investidura del candidato socialista, lo que podría explicar la actual desmovilización de su voto. Si bien la mitad de los españoles (52,8 por ciento) consideran que los naranjas deberían apoyar la elección parlamentaria de Sánchez, ese porcentaje se eleva al 64,6 por ciento entre los que votaron a Cs en las últimas elecciones generales y se dispara al 76,1 entre los mismos socialistas que arrugan la nariz ante la hipótesis de un gobierno de coalición con Rivera. Incluso el 45,4 por ciento de los «morados» cree Rivera debería echar una mano para permitir que la legislatura eche a andar.

Rechazo al apoyo de los independentistas

Muy divididos están los votantes socialistas respecto al papel que debe jugar el independentismo a la hora de hacer posible la investidura de su jefe de filas. En una cuestión que polariza, el 45 por ciento cree que no se deben aceptar esos apoyos frente al 44,1 que no le hace ascos al voto de los independentistas catalanes y vascos para llegar al Gobierno. Los de Iglesias tienen menos problemas para ir de la mano de ERC o de Bildu puesto que el 65,5 por ciento aceptarían esos votos que PP, Ciudadanos y Vox opinan que Sánchez debe rechazar de pleno. En total, el 55,7 por ciento de los encuestados rechaza que la gobernabilidad dependa de ellos.

Su Majestad el Rey volverá a hacer una ronda de partidos los días 16 y 17 para sondear si hay un candidato que suscite un apoyo suficiente con el que ser elegido por el Congreso. El martes se sabrá pues, si se convoca una nueva sesión de investidura, cuya segunda votación no podría ser más tarde del lunes 23, día en que, en ausencia de presidente electo se procedería a la disolución automática de las Cortes y convocatoria electoral para el 10 de noviembre.


FICHA TÉCNICA

  • Ámbito – Nacional.
  • Universo – Población española de 18 años o más.
  • Recogida de información – Se han utilizado dos modalidades de recogida de información complementarias. Entrevista telefónica asistida de ordenador realizadas a teléfonos fijos y móviles a partir de la selección de numeraciones aleatorias (50%). Entrevista online (50%).
  • Tamaño y distribución de la muestra – 1.001 entrevistas. Para cada una de las modalidades de recogida de información se han aplicado cuotas específicas de sexo, edad y actividad laboral.
  • Error muestral – Partiendo de los criterios del muestreo aleatorio simple y para un nivel de confianza del 95.5% (dos sigmas) y en la hipótesis más desfavorable (p=q=50), el margen de error para los datos en el total de la muestra es de ±3,1%.
  • Trabajo de campo – Llevado a cabo por entrevistadores de Dymphone, división de DYM especializada en estudios telefónicos, entre el 9 y el 12 de septiembre de 2019.