El líder de Vox, Santiago Abascal, ha lanzado este jueves una grave acusación contra el PSOE, al que ha vinculado con el incidente ocurrido el pasado miércoles en que los Tedax de la Policía Nacional detonaron una granada de mano lanzada desde la calle al interior del centro de acogida de menores extranjeros no acompañados (Menas) de Hortaleza.

A través de un mensaje publicado en Twitter en respuesta a las declaraciones que hacía este jueves la portavoz del Gobierno, Isabel Celaá, Abascal señalaba directamente a «las cloacas del PSOE, salpicadas por el GAL» como responsables de «colocar» la granada en el centro de Menas «para incitar el odio contra Vox con las declaraciones de sus ministros».

Esta mañana y al ser preguntada sobre el tema, Isabel Celaá negó saber «quién la lanzó» pero deslizó un ataque a Vox porque «ya sabemos lo que dicen ellos sobre los menas» y les responsabilizó indirectamente porque «las palabras intoxican conciencias ajenas e incitan conduntas no deseables».

Este jueves, el portavoz de Vox en el Ayuntamiento de Madrid, Javier Ortega Smith, abroncaba a un periodista tras ser preguntado sobre si su partido condena el ataque con un artefacto explosivo al centro de menores extranjeros no acompañados de Hortaleza.

«Vox no tiene nada que ver con esa granada. Vox la condena de principio a final, y Vox condena también a todos los que hacen demagogia política desde los medios de comunicación», ha dicho el secretario general del partido de Santiago Abascal, molesto ante la pregunta de un periodista sobre si Vox condena el ataque.

El artefacto fue detonado de forma controlada por los Tedax, y desencadenó la reacción de los partidos políticos de izquierdas ante los «discursos de odio» emitidos por Vox que han provocado, dijeron, este ataque.

«Los partidos de izquierda nos culpan hasta cuando cae una nevada y los coches se quedan atascados. No hagan mucho caso de lo que dicen los partidos de izquierdas, si por ellos fuera nosotros estaríamos ilegalizados, estaríamos probablemente detenidos y probablemente no podríamos dar una sola rueda de prensa, es decir, amordazados», afirmaba.