Política

Sánchez se lanza a por el apoyo de ERC a los Presupuestos: "El diálogo va en serio"

Los republicanos advierten de que sólo hablarán sobre las cuentas "si la mesa negociadora funciona"

Gabriel Rufián y Pedro Sánchez en el Congreso de los Diputados. EP

Pedro Sánchez se juega la legislatura. La necesidad de aprobar unos Presupuestos que den gasolina a su Gobierno de coalición preside toda la acción del Ejecutivo, que mira hacia Cataluña para lograr aprobar las cuentas. Con el objetivo de atraer los votos de los socios de investidura de Esquerra Republicana de Cataluña, el presidente intentará convencerles de que «el Gobierno va en serio con el diálogo».

Su reunión el jueves con el presidente de la Generalitat, Quim Torra, será el primer «hito» de esa demostración de que socialistas y populistas de Unidas Podemos apuestan por negociar con el independentismo catalán. Así lo explican fuentes del Gobierno, que justifican la rectificación sobre la mesa de negociación del pasado jueves en la necesidad de convencer a ERC de la «voluntad de diálogo real» existente en el Ejecutivo.

«La legislatura catalana no está concluida como pensábamos», explican las fuentes, que sitúan en esa confusión inicial la rectificación -«readaptación» a las circunstancias, en sus palabras- del pasado jueves, cuando el Ejecutivo anunció que aplazaba la mesa de negociación bilateral con el independentismo hasta después de las elecciones catalanas para, horas después, tras una reunión del presidente del Gobierno con el portavoz parlamentario de ERC, Gabriel Rufián, corregir y mantener su celebración lo antes posible.

El Gobierno afronta la reunión con la esperanza de que se desarrolle de modo «razonable» y sirva para hablar de las necesidades de la ciudadanía catalana en su día a día, a pesar de que es consciente de que el jefe del Govern aprovechará la cita para plantear sus reivindicaciones en torno al derecho a la autodeterminación y la amnistía de los políticos independentistas condenados por sedición y malversación.

El presidente del Gobierno se reunirá el jueves a las 12 horas con Torra en el Palau de la Generalitat. El viernes a las 11 mantendrá un encuentro con la alcaldesa Ada Colau en el Ayuntamiento de Barcelona y tiene prevista también una visita a la presidenta de la Diputación de Barcelona y alcaldesa de L’Hospitalet de Llobregat (Barcelona), Núria Marín, aún sin hora fijada.

El primer secretario socialista, Miquel Iceta, ha anunciado este lunes que Sánchez también sen encontrará el mismo jueves con representantes «del mundo económico» y que realizará una visita a la sede central del PSC en Barcelona que todavía no conoce para reunirse con la Comisión Ejecutiva del partido, los primeros secretarios de la formación, diputados del Parlament y del Congreso y con alcaldes de más de 20.000 habitantes.

ERC ve con buenos ojos la visita de Sánchez a Barcelona como primer paso hacia la negociación bilateral. Así lo ha expresado este lunes la secretaria general adjunta de ERC, Marta Vilalta, que espera que la mesa de negociación entre gobiernos se convoque «lo más pronto posible» después de la reunión entre Sánchez y Torra.

En rueda de prensa, Vilalta ha advertido de que su partido sólo se plantea «hablar» de los Presupuestos del Estado con el Gobierno de PSOE-UP «si la mesa negociadora funciona». Según ha exlicado, ERC no puede desvincular una cosa de la otra, como pretende el Gobierno y ha explicitado la vicepresidenta primera, Carmen Calvo, en una entrevista este domingo en El País.

«Si el PSOE reconoce que hay un conflicto político y que éste se tiene que resolver negociando y descartando la judicialización, esto debe tener lugar y cuánto antes mejor», ha subrayado la portavoz republicana.

Si su partido observa avances en las negociaciones, «entonces ERC se puede plantear opciones de apoyo parlamentario en las Cortes españolas, como la de hablar de los Presupuestos, pero si la mesa de negociación no funciona, que no cuenten con ERC para nada».

Marta Vilalta ha recomendado al Gobierno que se centre ahora en «cumplir con el compromiso» adquirido en el acuerdo de investidura, puesto que «de entrada aún no tiene los Presupuestos, y en cambio sí que hay un acuerdo para crear la mesa; pues que se cumpla».

ERC espera que en su reunión del jueves, Sánchez y Torra «apuesten por el funcionamiento efectivo de la mesa» y que del encuentro «salga una fecha concreta para constituir» esta última. La portavoz republicana ha advertido que ERC rechazará los intentos de hacer fracasar la mesa de negociación vengan de dónde vengan. Es decir, tanto por dudas del Gobierno como por un intento de boicot del presidente de la Generalitat, de JxCat, para intentar utilizar el fracaso de esa negociación bilateral como baza electoral.


Comentar ()