Política

Preocupación en el Gobierno por la actitud de Torra: "No sabemos por dónde va a salir"

Sánchez esquivará sus provocaciones para demostrar a ERC su voluntad de diálogo y convencerle de que apoye los Presupuestos

El presidente del Gobierno con sus vicepresidentes primero y segundo, el martes en el Congreso. EFE

Pedro Sánchez se desplaza este jueves a Barcelona a reunirse con Quim Torra en un ambiente de preocupación e incertidumbre. «No sabemos por dónde va a salir», explican fuentes del Gobierno, que desconoce si el presidente de la Generalitat actuará como un activista del independentismo, insistiendo en sus reivindicaciones de referéndum y amnistía para intentar reventar la operación diálogo, o si mantendrá un perfil más institucional como representante de todo el Govern, incluido ERC, socio de investidura de Sánchez.

El presidente del Gobierno se reúne con Torra con un objetivo: demostrar a Esquerra Republicana de Cataluña que «el diálogo va en serio» para que los separatistas se avengan a apoyar los Presupuestos Generales del Estado, vitales para la continuidad del Ejecutivo PSOE-Podemos. Con ese fin por encima de cualquier otra cuestión, Sánchez se esforzará por no caer en posibles provocaciones de Torra, que pretende utilizar la reunión como baza electoral de cara a los comicios anunciados pero aún sin fecha en la comunidad. El desgaste de ERC a través de su pacto con el PSOE es parte de la estrategia electoral de JxCat para mantenerse como primera fuerza independentista en la comunidad.

Una de las posibles exigencias de Torra para dinamitar la mesa de negociación es la participación de un «mediador», la figura del relator que ya hizo estallar el diálogo del Gobierno con el independentismo hace un año abocando a elecciones en el mes de abril. Esa figura para que haya «garantías» de que se cumplirán los acuerdos de la mesa entre gobiernos ya la puso sobre la mesa este lunes la consellera de la Presidencia, Meritxell Budó.

Con todo ese campo de minas por delante, el presidente del Gobierno, siempre inasequible al desaliento, pretende cumplir sus compromisos de investidura con ERC y demostrarle que el Gobierno realmente está decidido a encontrar una solución política a las aspiraciones soberanistas. Si el encuentro termina con una fecha para constituir la mesa bilateral de negociación, la cita habrá sido un éxito, explican desde el Gobierno. Si, por el contrario, Torra logra desacreditar esa apuesta por el diálogo y la mesa se retrasa, Sánchez habrá fracasado.

Consciente de que el presidente de la Generalitat pondrá sobre la mesa cuestiones inasumibles como la celebración de un referéndum de autodeterminación, Sánchez lleva a Barcelona las propuestas del Gobierno para la colaboración institucional, desde medidas para paliar los efectos del temporal Gloria hasta inversiones en infraestructuras, pasando por la profundización en el autogobierno catalán.

El presidente del Gobierno acudirá a la reunión con Torra acompañado de la ministra de Política Territorial, Carolina Darias, si bien se desconoce qué papel tendrá la canaria en el encuentro, pensado inicialmente como una conversación entre los dos presidentes. Para disimular la importancia vital de esta cita para la supervivencia del Gobierno, en Moncloa han engordado la agenda del presidente en Barcelona.

Tras su encuentro con Torra a las 12 horas en el Palau de la Generalitat, Sánchez se desplazará a la Delegación de Gobierno para reunirse a las 17 horas con el presidente de Barcelona Global, Pau Guardans, encuentro al que también asistirán los vicepresidentes Lluís Seguí, Teresa Garcia-Milà y Jaume Oliu, además de los presidentes de honor Gonzalo Rodés y Marian Puig, y el consejero delegado, Mateu Hernández.

A continuación, y en la misma sede de la Delegación del Gobierno, el presidente del Gobierno recibirá al secretario general de CC.OO. de Cataluña, Javier Pacheco, y a su homólogo en UGT, Camil Ros. En torno a las 18.30 está previsto que Sánchez se encuentre con el presidente de la patronal catalana Pimec, Josep González, y los miembros de su comité ejecutivo.

Sánchez finalizará la jornada del jueves desplazándose a las 19.15 horas a la nueva sede del PSC, donde mantendrá una reunión con la Comisión Ejecutiva del partido, los primeros secretarios de la formación, diputados del Parlament y del Congreso y con alcaldes de más de 20.000 habitantes.

El viernes a primera hora (9.30 horas) Sánchez hará una visita al Ayuntamiento de Barcelona donde se reunirá con la alcaldesa, Ada Colau. A las 11.00 se verá con Foment del Treball en la sede de Foment y a las 12.30 acudirá a la Diputación de Barcelona para entrevistarse con su presidenta y alcaldesa de L’Hospitalet de Llobregat, Núria Marin. Volverá a Madrid a las 14,30 horas del viernes.

Te puede interesar

Comentar ()