Política

Madrid asume ya que no cambiará de fase el día 11: “El Gobierno no nos va a dejar"

La Comunidad de Madrid sigue encabezando la estadística de hospitalizados, ingresos en UCI y fallecidos a nivel nacional, un escenario que se estima "complicado" para entrar en la fase 1 el 11 de mayo

logo
Madrid asume ya que no cambiará de fase el día 11: “El Gobierno no nos va a dejar"

Personas paseando en el Puente de Toledo de Madrid este domingo. EFE

Resumen:

Con unos plazos y unos parámetros cada vez más definidos encima de la mesa, el Ministerio de Sanidad espera las solicitudes de las comunidades autónomas que consideren estar «en una situación adecuada» para pasar a la fase 1, que se iniciará oficialmente el próximo 11 de mayo. Las regiones que así lo consideren tienen como máximo hasta el miércoles 6 de mayo para remitir toda la documentación sobre la situación y la evolución de la pandemia en sus respectivas provincias.

En el día de ayer, según informó el director del Centro de Coordinación de Alertas y Emergencias Sanitarias (CCAES), Fernando Simón, sólo habían enviado sus peticiones Canarias y Baleares. Además de las islas, Andalucía, Asturias, Comunidad Valenciana, Extremadura, Murcia y las dos ciudades autónomas cuentan con los mejores marcadores de salida con una tasa de incidencia inferior a 20 casos por cada 100.000 habitantes. En algunos casos, además, no se han registrado ni nuevos contagios ni fallecimientos en las últimas 24 horas.

En este contexto, la lupa vuelve a situarse en lo que pasará con Madrid, una región que supone el 20% del PIB nacional. Y la tesis respecto al avance más o menos veloz será, de puertas para afuera, pelear con documentación y protocolos porque «Madrid no puede permitirse estar ocho o diez días más parada que otras regiones», tal y como señalaba el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, en una entrevista para El País. Pero de puertas para adentro, Madrid afronta el dictamen de cambio de fase del Ministerio de Sanidad con cierto pesimismo. «El Gobierno no nos va a dejar. Ni Barcelona ni Madrid pasarán a la fase 1 tan rápido», señala un dirigente del PP con escaño en la Asamblea de Madrid. «Las condiciones que da Pedro Sánchez nos condena a estar al final, porque somos un área metropolitana con muchísimos contagios y muchos fallecidos. Nos lo pone todo bastante complicado», reitera otra fuente del PP, en este caso desde Cibeles.

La región encadena varios días de descenso de contagios muy pronunciados, consecuencia de un retraso en la notificación de positivos por un cambio en la contabilización de casos: a diferencia del criterio homogóneo que han seguido otras autonomías, las cifras que se envían al Ministerio de Sanidad -solo en el caso de los contagios- corresponden exclusivamente al día en que se ha tomado la muestra PCR, una decisión celebrada por el propio técnico del CCAES, porque implica «consolidar y limpiar sus series de datos para dar el número real de nuevos casos, en lugar de antiguos que recibían mucho tiempo después de haberse identificado esos positivos». Ello implica una serie histórica «ajustada a la realidad» y el intento de abordaje de uno de los parámetros del Ministerio: observar día a día el avance del virus.

Pero más allá de la evolución epidemiológica más o menos fiable por el baile de cifras -la pasada semana Madrid registraba un pico de casi 1.000 nuevos contagios en 24 horas- hay más factores que posicionan a Madrid en una posición complicada. Por ejemplo, tomando como referencia los datos de este lunes, la región ha notificado 144 nuevas hospitalizaciones y 10 ingresos en UCI en 24 horas, por encima de todas las comunidades autónomas.

Y aunque se reafirma la tendencia descendente, la región sigue liderando las estadísticas de fallecidos diarios de España, con 44 decesos a contar el pasado lunes. La cantidad de muertes que ha notificado Sanidad en la Comunidad de Madrid es de 8.376, si bien la cifra que maneja el ejecutivo madrileño es aún mayor, ya que contabiliza los fallecidos diagnosticados no solo en hospitales, sino también en centros sociosanitarios, domicilios y ‘otros lugares’. En total, 13.409 por Covid-19.

Entre otros criterios y más allá de la situación epidemiológica de cada zona, el Ministerio de Sanidad tendrá en cuenta la capacidad de vigilancia, identificación y contención de fuentes de contagio a través de sistemas de alerta precoz; la capacidad de los sistemas sanitarios ante posibles rebrotes; o indicadores socioeconómicos.

Madrid se prepara para la ‘nueva normalidad’

El Ejecutivo madrileño aún no ha tomado la decisión de si enviarán finalmente la solicitud para cambiar de fase a Sanidad, e indican que la resolución vendría el mismo miércoles, tras la reunión del Consejo de Gobierno.

En el PP madrileño quieren esperar a actuar «en función de la evolución de los datos de aquí al miércoles» por encontrarnos en un momento «delicado» en que se cumple una semana -la mitad del período de incubación del virus- desde que se permitió a los niños salir a la calle. En todo caso, no esconden su predisposición a solicitar avanzar al mismo ritmo el próximo 11 de mayo, aunque «con mucha cautela» y «dirigido a la reactivación económica».

En este punto, fuentes del ejecutivo regional apuntan que la Comunidad está trabajando en un «elaborado documento» con propuestas de parte de todas las consejerías y coordinado por la de Sanidad para «acompasar» la vuelta a la actividad y las libertades sociales previstas en cada fase con medidas de reactivación económica.

Tampoco se descarta la vía de avanzar al mismo ritmo pero con medidas diferentes que en suma eviten la condena económica de la región. «Si Madrid cae, el colapso para el resto del país va a ser seguro», advertía la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, el pasado domingo, al tiempo que instaba a Sánchez a sentarse en una «mesa bilateral» para abordar una desescalada concreta para la región.

Comentar ()