EEUU | Internacional | Política | VenezuelaCRISIS EN VENEZUELA

Estados Unidos tienta al alto mando militar venezolano para aislar a Maduro

El asesor de Seguridad, John Bolton, ofrece levantar las sanciones a los oficiales que se sumen a la transición

logo
Estados Unidos tienta al alto mando militar venezolano para aislar a Maduro
Maduro rodeado de militares en Caracas

Maduro rodeado de militares en Caracas EFE

Resumen:

Estados Unidos está intentando por todos los medios aislar a Nicolás Maduro. La Casa Blanca está dispuesta a tender la mano al alto mando militar y perdonar “sus pecados” si dan la espalda al líder chavista y declaran su lealtad a Juan Guaidó, quien asumió como presidente “encargado” de Venezuela el pasado 23 de enero.

Mientras tanto, Maduro ha dicho que “tiene los fusiles preparados para hacer frente a una invasión”. El líder chavista rechaza la ayuda humanitaria, que la Asamblea Nacional que encabeza Guaidó está dispuesta a recibir por las necesidades de la población, porque considera que se trata de una invasión encubierta.

Primero fue Marco Rubio, senador republicano por Florida, quien se dirigió directamente en su Twitter al ministro de Defensa venezolano, Vladimir Padrino López. “Líderes militares como Padrino López pueden desempeñar un papel muy importante en restaurar la democracia en Venezuela. Si lo hacen, EEUU y la comunidad internacional harán honor a la amnistía ofrecida por el gobierno legítimo”, señala Rubio.

El senador ha sido uno de los más leales apoyos de la oposición venezolana. En un tuit en español se hace eco de la oferta de amnistía a quienes se sumen a la transición. Incluso vuelve a recordarles el reto que supone la entrada de la ayuda humanitaria. “Militares, deben elegir entre defender al pueblo o defender al dictador”.

El papel de las Fuerzas Armadas es clave para que Venezuela pueda emprender la transición. La gran prueba de fuego es ahora la llegada de ayuda alimentaria, que ha aprobado la Asamblea Nacional, bajo la presidencia de Guaidó.

Está llegando a Cúcuta, en la frontera colombiana. Maduro ha ordenado el bloqueo de un puente en la frontera con Colombia para impedir el acceso. Guaidó ha insistido una y otra vez: “Soldado, haz posible que llegue la ayuda”. Les suele recordar que sus familias también están afectadas por la carestía.

En la misma línea, el asesor de Seguridad Nacional de EEUU, John Bolton, ha ofrecido  la exención de sanciones a los militares de alto rango que defiendan al presidente interino Juan Guaidó. “¡Hagan la elección correcta!”, concluye Bolton. El asesor de Trump ha aconsejado a Maduro que salga del país y se jubile en una playa de su elección, si no quiere acabar en Guantánamo.

Entre los oficiales venezolanos sobre los que pesan sanciones de EEUU están el ministro de Defensa, Vladimir Padrino López, el teniente general del Ejército, Gerardo José Izquierdo Torres, y el general de división de la Guardia Nacional Bolivariana, Fabio Enrique Pabón.

La élite militar se ha mantenido hasta ahora leal a Maduro. El ministro de Defensa, rodeado de todo el alto mando, grabó un video en el que prometía ser fiel al líder chavista. Incluso se dirigía a Juan Guaidó, a quien advertía: “Estamos dispuestos a dar la vida”.

Sin embargo, cada vez es más evidente el descontento entre la tropa y los mandos intermedios, incluso disensiones en el alto mando, como la que hizo pública el sábado el general Yáñez, de Aviación.

A su vez, Maduro ha respondido a la presión internacional y a las movilizaciones en favor del cambio con una exhibición continua de músculo militar, donde comparte con la tropa maniobras. A partir del 10 de febrero y hasta el 15 están previstas “los ejercicios militares más importantes de la historia de Venezuela”, con motivo del bicentenario de Angostura.

El presidente de EEUU, Donald Trump, fue el primer jefe de Estado que reconoció a Guaidó. Después lo hicieron los paises del Grupo de Lima, con excepción de México, que avala una iniciativa de diálogo junto con Uruguay que la oposición estima que solo da más tiempo a Maduro.

Esta semana arrancó con el reconocimiento del Gobierno de España, al que siguieron los de otros 20 países de la Unión Europea, incluidas Francia, Alemania y el Reino Unido. EEUU también ha reconocido a Carlos Vecchio como embajador de Guaidó. Aún están por anunciar los representantes diplomáticos en los países de la UE que han dado el paso de ponerse del lado de Guaidó.