Economía | Empresas

La venta de vehículos a particulares no remonta: compran un 39% menos que antes de la pandemia

La adquisición de coches por parte de empresas y compañías de alquiler sí están permitiendo recuperar el ritmo de matriculaciones. En mayo se vendieron 95.375 vehículos, tres veces más que hace un año

Vehículos en el interior de un concesionario BMW.

Vehículos en el interior de un concesionario BMW. EP

Las ventas de vehículos sigue lejos de recuperar las cifras previas a la pandemia y registran caídas generalizadas por encima del 20%. En algunos segmentos, como el de turismos y todoterrenos, el descenso acumulado en lo que va de año representa un 36% menos respecto al mismo período de 2019.

Además, las ventas a particulares -el canal con mayor número de matriculaciones (33.234)- siguen sin remontar y descienden un 39% respecto a la etapa previa a la crisis sanitaria. Solo una de cada tres matriculaciones se realizó a través de este canal. En cambio, las compras de vehículos por parte de empresas y de compañías dedicadas al alquiler sí están permitiendo recuperar el ritmo de adquisiciones de vehículos.

Un extremo motivado principalmente por el fin de las restricciones de la movilidad entre regiones y el auge de las perspectivas turísticas de cara a la campaña de verano. El canal de empresas alquiladoras ha moderado sus caídas, con un descenso del 8,7% en las ventas y 31.100 unidades matriculadas.

Respecto al mes de mayo de 2020, eso sí, el sector ha registrado un incremento del 177,8%. Aunque desde las patronales de fabricantes y distribuidores de la automoción avisan de que esa cifra «no refleja la realidad actual». «Este aumento se debe a que en 2020, la actividad comercial solo se reactivó, y no de modo total, a partir del 11 de mayo, lo que, junto al periodo de confinamiento, condicionó las ventas del mes», apuntan desde ANFAC, Faconauto y Ganvam.

“Mayo ha acentuado la tendencia que nos viene acompañando desde que los concesionarios recuperaron la actividad, hace un año: el canal de particulares, es decir, las compras que hacen principalmente las familias, no deja de perder peso», comenta Juan Luis Fernández, responsable de asuntos públicos de Faconauto.

El canal de particulares, es decir, las compras que hacen principalmente las familias, no deja de perder peso»

Juan Luis Fernández, Faconauto

Desde el sector ven fundamental que se pongan ya en marcha todas las medidas posibles para revitalizar las adquisiciones de familias y particulares. En este sentido, la patronal de los concesionarios pide a las comunidades autónomas que aceleren la aplicación del Plan Moves III en sus territorios y creen deseable que éste se vea acompañado con otros planes de estímulo paralelos y más amplios, como ya ha hecho el País Vasco.

«No hay signos claros de recuperación todavía. Urgen medidas para amortiguar el desplome de un mercado que cerrará este año por debajo del millón de unidades frente a las más de 1,2 millones de 2019”, remata la directora de Comunicación de Ganvam, Tania Puche.

Afectados por el Impuesto de Matriculación

Desde ANFAC se muestran «preocupados por la debilidad del canal de particulares». «No en vano, son el canal más afectado por la subida de facto del Impuesto de Matriculación y por la incertidumbre económica», resalta Noemí Navas.

En cuanto a los vehículos comerciales, en mayo se han matriculado 16.205 unidades de este tipo, un 21,8% menos que en el mismo mes de 2019. En el acumulado del año, las ventas mantienen una caída del 24%, hasta las 72.608 unidades, respecto del mismo periodo de hace dos años.

Por canales, aunque se sigue registrando importantes caídas en los tres canales, el alquilador es el que menor retroceso sufre en el mes, con una reducción de un 9,9%, hasta las 3.163 unidades. Por otra parte, empresa y autónomo obtienen mayor volumen de ventas pero registran un mayor descenso en el quinto mes, con caídas del 17,5% y del 35,1%, respectivamente.

Comentar ()