España | Navarra

Bildu exige ahora a Chivite que le devuelva ‘el favor’: una abstención por una alcaldía

La dimisión de la alcaldesa de Huarte para entrar al Gobierno abre la puerta a que la izquierda abertzale recupere la alcaldía. Es imprescindible la abstención del PSN.

logo
Bildu exige ahora a Chivite que le devuelva ‘el favor’: una abstención por una alcaldía
María Chivite en su toma de posesión como presidenta de Navarra, acompañada del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde.

María Chivite en su toma de posesión como presidenta de Navarra, acompañada del ministro de Fomento, José Luis Ábalos, y el presidente del Parlamento de Navarra, Unai Hualde. EFE

Resumen:

La izquierda abertzale quiere comenzar a cobrar el favor a María Chivite. La abstención que EH Bildu acordó y que fue esencial para que la secretaria general de los socalistas navarros sea hoy presidenta de la Comunida Foral, la necesitan ahora ellos. La coalición de Arnaldo Otegi ya trasladó su profundo malestar en el Pleno de investidura por la actitud de los socialistas en varios municipios navarros, en los que junto a Pamplona, el sentido de su voto les habría arrebatado alcaldías importantes. La portavoz de la coalición abertzale, Bakartxo Ruiz, se refirió en particular a los casos de los municipios de Sartaguda y Huarte.

Es en este último donde ahora Bildu quiere cobrarse el favor. En este cercano municipio a Pamplona, de apenas 7.000 habitantes, la izquierda abertzale se impuso en las pasadas elecciones municipales. Sin embargo, la alianza con Geroa Bai, la coalición del PNV, no fue suficiente para derrocar a la otra candidatura, la liderada por el PSN y su aspirante, Amparo López. De este modo, López, pese a ser la formación con menos representación en el consistorio, logró que el resplado de Navarra Suma y el Grupo Independiente de Huarte, GIH, le apoyaran.

Sin embargo, sólo dos meses después, la alcaldesa socialista ha presentado su dimisión. Lo hizo formalmente ayer aduciendo razones personales y laborales. Todo apunta a que la que hasta ayer fue alcaldesa de Huarte pasará a ocupar un puesto en el Ejecutivo de Chivite como directora general de Interior.

El PSN guarda silencio

A partir de ahora, el nuevo teniente de alcalde, que asume las funciones de alcaldía de modo provisional, Iñaki Crespo (GIH), deberá convocar en el plazo de dos semanas un nuevo pleno para designar alcalde. Será entonces cuando el PSN deberá decidir si repite su candidatura a la alcaldía para evitar que la ocupe la izquierda abertzale o si por el contrario devuelve el favor a Bildu y esta vez se abstiene.

Es la petición que le ha trasladado ya el aspirante a regresar a la alcaldía, Alfredo Arruiz (Bildu). La abstención socialista para que asuma el gobierno de la localidad sería clave, ya que junto a los cinco escaños de la izquierda abertzale y el edil de Geroa Bai facilitaría la alcaldía a Bildu. Por ahora el PSN no se ha posicionado y ha evitado desvelar cuál será su posición.

Navarra Suma apoyaría al PSN

Por su parte la coalición Navarra Suma ha asegurado esta tarde que, tal y como hizo en junio, esta vez volverá a ceder sus votos al Partido Socialistas con el único fin de evitar que Bildu acceda a la alcaldía. NA+ ha recordado al PSN que si presenta candidato para la alcaldía lo apoyará con sus dos concejales, de modo que junto a los cuatro GIH, el aspirante del PSN saldría elegido.

En una nota, la coalición que lidera Javier Esparza ha señalado que alberga “sospechas” de que el PSN “podría dejar caer la alcaldía de Huarte para “compensar” a Bildu por su apoyo “indirecto para lograr la investidura” de Chivite a la presidencia de Navarra.

Citan las palabras del secretario general del PSN, Ramón Alzórriz, reconociendo “dificultades” para designar otra candidatura a la alcaldía en Huarte, “indican que el vergonzoso apaño podría estar gestándose”. NA+ considera que sería “incomprensible” que la formación de Chivite acceda a ceder otros cuatro años más el gobierno de la localidad a la izquierda abertzale.