España

Cronología de la mayor crisis entre Argelia y España desde el desastre de 1975

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, comparece este miércoles ante el pleno del Congreso a petición propia para dar cuenta de las relaciones con Argelia. EFE

En Argelia no ocultan ya que los episodios que se han ido sucediendo desde el pasado marzo a propósito del cambio de posición del Gobierno español en el contencioso del Sáhara Occidental constituyen «la mayor crisis diplomática entre ambos países» desde 1975, la fecha que marcó precisamente la «Marcha verde», la invasión marroquí de la colonia española aprovechando los últimos estertores de Francisco Franco y el inicio de la transición política en España.

En los días posteriores a la decisión de Sánchez, fuentes argelinas consultadas por El Independiente evitaron hablar públicamente de su enorme malestar, alegando que Argel debía meditar la reacción y emplazando a una respuesta que se produciría «a su debido tiempo». En los últimos meses el ejecutivo argelino ha ido dando muestras de su cambio de estrategia hacia España -privilegiando, por ejemplo, sus relaciones con Italia- hasta la suspensión del tratado de buena vecindad anunciado este miércoles. En las siguientes líneas, la cronología de los 82 días que a fuego lento sellaron el deterioro de los lazos entre Argel y Madrid, reducidas hoy a su nivel más bajo en cerca de medio siglo.

18 de marzo

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, traslada al rey Mohamed VI que España, la potencia administradora del territorio, considera la propuesta de autonomía de Marruecos respecto al Sáhara Occidental como «la base más seria, creíble y realista para la resolución de esta disputa». El giro copernicano no es anunciado por La Moncloa sino a través del Gabinete Real marroquí, que filtra parcialmente la carta remitida por Sánchez al monarca.

Fuentes de Asuntos Exteriores español confirman poco después la existencia de una carta que dinamita la postura mantenida hasta ahora por los sucesivos gobiernos españoles de PP y PSOE: la celebración de un referéndum de autodeterminación bajo los auspicios de la ONU.

19 de marzo

Primera y airada reacción de Argelia. El Gobierno del país árabe decide llamar a consultas a su embajador en Madrid «con efecto inmediato» tras el «cambio repentino» de posición sobre el Sáhara. El Ministerio de Exteriores argelino se reconoce «muy sorprendido» por el apoyo de España al plan de autonomía de Marruecos para el Sáhara.

24 de marzo

Las autoridades españolas consuman la deportación a Argel de Mohamed Benhlima, un activista y ex oficial militar argelino que en 2019 denunció la corrupción reinante entre los altos cargos militares de su país. Había solicitado asilo en España en dos ocasiones, pero Madrid optó por su devolución «sin el debido proceso ni evaluación de su solicitud de asilo», alerta Amnistía Internacional, que ha seguido el caso de cerca. Para su expulsión del país, alegaron su supuesta participación en “actividades contrarias a la seguridad nacional o que pueden perjudicar las relaciones de España con otros países”.

En mayo Benhalima fue condenado a muerte. «Nuestros peores pronósticos se han hecho desgraciadamente realidad. En marzo advertíamos de que la deportación de Benhalima podría tener como consecuencia que éste sufriera tortura y otras violaciones graves de derechos humanos en Argelia. España hizo caso omiso, violando de forma flagrante la obligación internacional respecto a la no devolución. Y ahora debería presionar para que esta sentencia a muerte no se lleve a cabo», señaló entonces Virginia Álvarez, responsable de Política Interior y experta en asilo y refugio de la sección española de Amnistía Internacional.

El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, y el presidente de Sonatrach, Toufik Hakkar.
El presidente de Naturgy, Francisco Reynés, y el presidente de Sonatrach, Toufik Hakkar.

29 de marzo

Chakib Kaid, secretario general del ministerio de Asuntos Exteriores argelino, reconoce durante una visita a Roma que Argelia «revisará todos los acuerdos con España».

11 de abril

Argelia decide empezar a cambiar de socio europeo en materia energética. Tras semanas de conversaciones con Roma, el primer ministro de Italia, Mario Draghi, firma durante su visita a Argel un acuerdo para el aumento de casi un 50 por ciento en las importaciones de gas natural argelino. El pacto convierte a Argelia en el primer proveedor de gas natural de Italia en sustitución de Rusia, al incrementar sus envíos entre 9.000 y 10.000 millones de metros cúbicos adicionales por año en el período de 2023 y 2024.

24 de abril

El presidente de la República argelina, Abdelmadjid Tebboune, asegura que Argelia «no renunciará a su compromiso de suministrar gas a España, sean cuales sean las circunstancias». En un encuentro con medios de comunicación locales, el mandatario tilda la decisión española de «posición ética e históricamente inaceptable» y precisa que distinguirá entre el Gobierno español y el Estado español, «con el que tenemos vínculos muy fuertes». Desde Argel se insiste en la necesidad de que Madrid «aplique el derecho internacional, que revise su posición y que no abandone su responsabilidad histórica en relación a la cuestión saharaui».

27 de abril

El ministerio de Energía argelino amenaza con rescindir el contrato de suministro de gas con Madrid si el Gobierno español lo destina a un objetivo distinto al pactado, con la vista puesta en la posibilidad de que España pueda exportar el gas argelino a su archienemigo marroquí. «Cualquier envío de gas natural argelino entregado a España, cuyo destino no sea el previsto en los contratos, será considerado como un incumplimiento de los compromisos contractuales y, en consecuencia, podría dar lugar a la rescisión del contrato que vincula a Sonatrach con sus clientes españoles», señala el ministerio en un comunicado. Asimismo, Argelia decide cerrar su mercado a la carne de vacuno española, mientras que los importadores argelinos protestan en una manifestación frente al ministerio de Comercio el bloqueo de uss productos importados desde España.

El presidente argelino, Abdelmadjid Tebboune
El presidente argelino, Abdelmayid Tebune. EUROPA PRESS

25 de mayo

El presidente argelino Abdelmadjid Tebboune visita Italia y refuerza los lazos con Roma. Se rubrican nuevos acuerdos que afectan a otros sectores económicos, más allá del energético. Ambos ejecutivos subrayan la excelencia de las relaciones argelino-italianas.

8 de junio

A primera hora Pedro Sánchez comparece en el Congreso de los Diputados. Defiende el giro copernicano en el Sáhara Occidental. Por la tarde la presidencia argelina anuncia la suspensión del Tratado de Amistad, Buena Vecindad y Cooperación suscrito entre ambos países hace dos décadas. Los argelinos acusan a Sánchez de haber urdido «un injustificable retroceso en su posición desde el anuncio del 18 de marzo de 2022, por el que el actual Gobierno español daba su total apoyo a la ilegal e ilegítima fórmula de autonomía interna defendida por la potencia ocupante» y de estar inmerso en una campaña de «falacias» para vender su cambio de posición.

Hora después, Argel suma la primera represalia económica con la orden de congelar las transacciones económicas de las exportaciones e importaciones con España. En una nota enviada a todas las entidades bancarias del país árabe, la Asociación de Bancos y Entidades Financieras de Argelia (Abef) informa de «la congelación de las domiciliaciones bancarias de las operaciones de comercio exterior de productos y servicios con origen y destino en España a partir de mañana jueves 9 de junio». La asociación exige en la misiva que se adopten todas las disposiciones necesarias para «una aplicación estricta de esta medida».

9 de junio

En su primera reacción desde la congelación del comercio exterior, el ministro de Exteriores José Manuel Albares asegura estar meditando «una respuesta serena, constructiva pero firme en la defensa de los intereses de España, los españoles y las empresas españolas». Madrid estudia, además, la posibilidad de remitir el asunto a la Unión Europea, que exige a Argel que rectifique la decisión. España es el tercer cliente de Argelia -tras Italia y Francia- y su quinto proveedor, superado por China, Francia, Italia y Alemania.

Te puede interesar

Comentar ()