España Barómetro de noviembre de 40dB

El PSOE no corta la fuga de moderados al PP pese a la campaña de presión contra Feijóo

Los populares retienen un 4,4% más de voto, arrebatan la primera plaza a Vox en cuanto a fidelidad electoral y reducen las fugas hacia el PSOE en dos tercios respecto a octubre | Feijóo se hace con casi medio millón de electores del PSOE y desplaza a Sánchez como candidato que más abstención rescata: 1,3 frente a 1,19 millones

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en un acto de partido en Vitoria-Gasteiz, este fin de semana

El secretario general del PSOE y presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, interviene en un acto de partido en Vitoria-Gasteiz, este fin de semana EP

El Partido Socialista (PSOE) se ha marcado una nueva estrategia de cara a lo que resta de año: no dar tregua al PP y «seguir apretando a Feijóo» para recuperarse en las encuestas de cara a las próximas elecciones municipales y autonómicas del 28 de mayo. Especialmente, tras la negativa de los populares a seguir las negociaciones para renovar el Consejo General del Poder Judicial (CGPJ) mientras el Gobierno no renuncie a uno de los elementos fijados en su agenda legislativa: reformar el Código Penal para disminuir las penas por incurrir en delito de sedición. Algo esencial para socios de investidura y de gestión como Esquerra Republicana (ERC). En La Moncloa y Ferraz, tal y como ha publicado El Independiente, consideran haber «pinchado el globo artificial» -en cuanto a encuestas- del presidente del PP, algo que achacan a los errores cometidos por Alberto Núñez Feijóo y su núcleo duro, así como al «acierto» del Gobierno.

Pese a esta estrategia de desgaste, en el que el Gobierno plantea acudir con más frecuencia al Senado para protagonizar más careos con el líder del PP, el último barómetro de la demoscópica 40dB para El País no evidencia un retroceso de los populares. Al contrario, reafirman su liderazgo frente a los socialistas de Pedro Sánchez con 127 escaños frente a 107. En comparación con la oleada de octubre, el PP retiene un 4,4% más de voto, 222.061 electores más. Asimismo, ha reducido las fugas hacia el PSOE en dos tercios respecto al mes pasado y con las últimas elecciones del 10 de noviembre de 2019 como base, pasando de 151.411 a 50.470 este mes. Y es el partido con más fidelidad, conservando un 83,7% de voto y desplazando a Vox a la segunda posición -5,1 puntos menos- tras meses a la cabeza. En total obtendría 6.383.457 sufragios, lo que supondría un incremento de más de 1,3 millones de electores respecto a la anterior convocatoria nacional con Pablo Casado al frente de la lista por Madrid.

Mientras que Génova compensa notablemente el ligero aumento de pérdidas hacia Vox -30.282 votos más de 368.434 globales-, el PSOE se sigue enfrentando a un importante problema de apoyos. El 10-N fue el partido más votado con 6.792.199 papeletas y, actualmente, tendría 667.106 fugas. Es incapaz de compensar las casi 2,3 millones de salidas con las 1,6 millones de nuevas adhesiones conseguidas a través de las reincorporaciones de la abstención, o de actores como Unidas Podemos, a quien arrebata 315.056 sufragios. Conjuntamente, el PSOE conseguiría, de celebrarse hoy elecciones, 6.125.093 votos, cerca de 260.000 respaldos menos que el PP. Éste se sitúa a tres puntos del PSOE, que aglutina el 26,8% de voto.

Uno de los datos curiosos que deja el estudio elaborado para el Grupo Prisa, después del análisis de El Independiente y la extracción de datos pormenorizados a raíz de los porcentajes aportados, es que el PSOE perdería casi medio millón de votos hacia el PP. También que pese haber reducido en tres puntos el número de votantes en 2019 que ahora estarían indecisos, el actual presidente del Gobierno generaría aún dudas a 733.557 personas. Los socialistas son el partido que más dudas causan entre sus votantes: uno de cada diez. Al contrario, Feijóo no solo es el candidato con más voto fiel, sino que ha conseguido tener el menor número de indecisos con solo 191.788 papeletas en el aire, cuatro veces menos que el PSOE.

Sánchez cede casi medio millón de votos al PP y cuenta con el mayor número de indecisos: genera dudas a más de 733 mil votantes

Sí es palpable, pese a todo, que en comparación con octubre, Sánchez ha conseguido retener casi 100.000 votos repartidos por partes iguales al PP y a Unidas Podemos, lo que podría indicar un cambio de tendencia que solo se podrá empezar a observar en el mes de diciembre y enero, en próximas publicaciones. Este estudio se ha elaborado desde el 27 al 30 de octubre y con una muestra de 2.000 entrevistas, justo después de que resultaran frustradas las conversaciones entre los dos brazos del bipartidismo tras la «nueva oportunidad» para desencallar el bloqueo del CGPJ dada a principios de mes; tras la renuncia de Carlos Lesmes a la presidencia del órgano judicial. Por ello, aunque a priori los datos demuestran que el PSOE no consigue frenar el ascenso de Feijóo, es necesario mantenerse atender a la proyección en los próximos meses.

Estos datos ponen en cuestión otras encuestas como las publicadas recientemente por el CIS o las contemplaciones de José Félix Tezanos, su director. Cuestionado por el PP por la denominada ‘cocina’, el último barómetro general, camuflado en una macroencuesta de municipales, da al PSOE la victoria con el 32,9% de respaldo y asigna un 29,5% a los populares. Previamente, Tezanos ha puesto al PSOE siete puntos por encima del resto de encuestas, y ha dado por liquidado el ‘efecto Feijóo’.

El PP, quien más votos saca de la abstención

En el mes de mayo, poco más de un mes de su elección como presidente del PP y bajo la mirada de la misma ‘casa’ demoscópica, Feijóo sacaba de la abstención a 1,2 millones de votantes. Esa cifra no solo se mantiene intacta, sino que crece en noviembre hasta 1.336.822 de votos a favor de los populares de las más de doce millones de abstenciones del 10-N. En contraposición, el PSOE, quien en octubre era el que más ‘pescaba’ en el nicho abstencionista, reduce su ventaja en 300.000 electores, de casi 1,6 millones a 1.199.392.

Menos de la mitad que los socialistas cosecharía en esta franja el partido de Santiago Abascal y Unidas Podemos. La formación ultraconservadora recibiría el respaldo de poco más de medio millón de sufragios y los morados lo harían de 337.329 papeletas. Ciudadanos, por su parte, supera ligeramente las 200.000, y Más País no llega a los 125.000. Cuatro de cada diez abstencionistas seguirán sin acudir a las urnas, mientras que otro 21% medita si hacerlo para respaldar alguna lista.

Los socios principales pierden representación

Unidas Podemos pasaría de 35 a una media de 30 parlamentarios en el Congreso de los Diputados de darse los resultados de este barómetro. 315.056 votos irían al PSOE y más de 100.000 al PP y a Vox proporcionalmente. También a Más País, que se haría con 87.342 votos morados. Esta tendencia, preocupa a los barones socialistas a nivel territorial, por la incapacidad de sumar mayorías. Los de Abascal, tras el balance de pérdidas y ganancias a costa de otros partidos y las recuperaciones del abstencionismo -adhiere más de 300.000 electores por partes iguales de PP y PSOE-, sumarían casi medio millón de nuevos votos. Sin embargo, aunque superaría la barrera de los cuatro millones de apoyos, no vería incrementada su representación por la crecida del PP. Se movería entre 39 y 44 escaños frente a los 52 actuales de la cámara baja.

El PSOE deja de ser el quien más abstención recupera y cede el testigo a Feijóo: se hace con 1,3 millones de los más de doce millones que no votaron el 10-N

En el caso de los de Ione Belarra, son el segundo partido con más número de indecisos -proporcionalmente hablando-tras el PSOE y a una sola décima. 311.936 personas meditan si confiar en la futura candidatura que integre la coalición, de manera individual o de la mano del proyecto de Yolanda Díaz. Algo que todavía no está definido, no pueden contemplar las encuestas y parece que generará tensiones tras los avisos de la vieja guardia de Podemos. Ello supone que dos de cada cinco votantes morados mantengan su voto en duda.

Cs resiste con una amplia hemorragia

Ciudadanos, que culminará a mediados de enero la refundación de la marca, consigue retener algo más de votante que en octubre, pero de manera mínima: solo un 26,7% de los 1.650.318 de sufragios logrados el 10-N; 440.635 votantes. Casi un tercio de los apoyos a los naranjas irá al PP, uno de cada diez a Vox y otro 22% medita mantener el voto y optar, a priori, por la hipotética candidatura de Inés Arrimadas, o por elegir otro partido, la abstención el voto en blanco. Con todo, 40dB otorga al partido un escaño.

Te puede interesar

Comentar ()