España

Buxadé cree que puede darse algo parecido en España sin el delito de sedición

Vox condena el asalto institucional en Brasil y denuncia la "doble moral" de la izquierda

El vicepresidente de Vox afirma que Bolsonaro ya se ha desvinculado del asalto a los tres poderes brasileños y que la izquierda no ha condenado la violencia de Cuba, Venezuela, Chile o Colombia | Alerta de la posibilidad de que PSOE y Podemos no reconozcan su derrota electoral en diciembre

El portavoz del Comité de Acción Política de Vox, Jorge Buxadé, durante una rueda de prensa del Comité de Acción Política de Vox, en la sede del partido EP

El partido liderado por Santiago Abascal acudirá por enésima vez a los tribunales como parte de su ofensiva política y electoral contra el Gobierno de coalición de PSOE y Unidas Podemos presidido por Pedro Sánchez. Vox presentará «en las próximas semanas» un recurso de inconstitucionalidad ante el Tribunal Constitucional con la finalidad de que se frenen las reformas ya aprobadas por el pleno del Senado en la penúltima semana del pasado mes de diciembre. Concretamente, la derogación de la sedición y la reforma del delito de malversación. Lo ha trasladado el vicepresidente primero y de Acción Política de Vox, Jorge Buxadé, tras la primera reunión del año del Comité de Acción Política, indicando que estas modificaciones del Código Penal, genera «una frustración masiva» y «atenta contra la convivencia y la unidad nacional». También recurrirán la ley de Memoria Democrática, aprobada por la cámara alta en octubre.

Este anuncio llega después de que el Constitucional aceptara a comienzos del mes pasado el recurso de amparo con medidas cautelarísimas presentado por el Partido Popular (PP) y frenara la tramitación de las dos enmiendas propuestas por los socios del Gobierno en las Cortes para modificar las leyes orgánicas de la Justicia. La finalidad: que no decaiga la oposición a la acción legislativa de los de Sánchez. Y es que desde la sede nacional de Bambú, Vox denuncia que el PP ha abandonado el tono bronco y el reproche contra el PSOE al ver aceptado su recurso y al obtener representación dentro del TC con el nombramiento del conservador César Tolosa por parte del Consejo General del Poder Judicial (CGPJ); que se une al de la progresista María Luisa Segoviano, y a los de Juan Carlos Campo y Laura Díez por parte del Gobierno.

Tras este anuncio, que aún está por detallar a lo largo del mes de enero, y es la consecuencia de que el recurso de amparo presentado no obtuviera pronunciamiento del TC de manera previa a la aprobación de las reformas, la cuestión de la sedición ha estado sobre la mesa para enlazarla con los sucesos de este domingo en Brasil. El intento de golpe a las tres instituciones estatales como son el Congreso, la Presidencia y el Supremo Tribunal, cuyo control ya ha sido recuperado por la Policía, ha recibido la condena por parte de Buxadé en nombre de todo el partido. Pero, al mismo tiempo, y comparando las valoraciones a su juicio sesgadas por parte de la izquierda, ha preguntado qué ocurriría en España si PSOE y Unidas Podemos no aceptan la derrota electoral a finales de año. «Lo más preocupante es que si esto se produce cuando el PSOE y sus socios de la conspiración pierdan, qué mecanismos tiene el Estado ante un acto similar. Esto es lo que nos tiene que preocupar», ha dicho al no contemplarse ya la sedición, pero sí un delito de desórdenes públicos agravados.

«Condenamos la violencia. Toda la violencia ejercida contra las instituciones democráticas. Pero toda la violencia», ha insistido Buxadé en su comparecencia y preguntado por el asunto. «Y lo hacemos a diferencia de la izquierda europea y española». «En España no se condena», pero «se indulta a quienes dieron un golpe de Estado», ha mencionado en referencia al referéndum ilegal del 1-O en 2017 y a los indultos concedidos a los líderes del procés. «Denunciamos la doble moral de quienes han guardado silencio ante el vandalismo de Chile y Colombia (…) instigados por Boric o Petro«, ha añadido en alusión a los respectivos presidentes latinoamericanos y a su apoyo público por parte de Unidas Podemos. Ante las acusaciones vertidas por la izquierda, comparando las doctrinas de Vox con las de Bolsonaro, a quienes respaldan y perciben como homólogo brasileño, Buxadé ha concluido: «Hasta que no condenen los regímenes de Cuba y Venezuela, ni una lección. A Bolsonaro lo han votado 58 millones de personas. Allí no estaban todas ellas y Bolsonaro ha dejado clara cuál es su posición», ha matizado apelando a la desvinculación hecha por el expresidente tras lo sucedido a manos de sus simpatizantes.

Tono duro con el PP

Consultado por las palabras del presidente del PP, Alberto Núñez Feijóo, sobre los posibles pactos poselectorales a nivel local y autonómico, ante el rechazo de los populares a moverse en un marco de alianzas con Vox, los de Abascal se muestran contundentes. «Feijóo tendrá que decir con quién va a pactar» después de las elecciones. «Si no es con nosotros, con quién: con EH Bildu en Navarra; con Compromís en la alcaldía de Valencia; con el PSOE en Sevilla y Más Mallorca en Palma. Tendrá que explicárselo a sus votantes», ha añadido Buxadé, que concluye que «una cosa es la que se dice y otra lo que se va a hacer». Dando por tanto a entender que el papel de sus candidatos será clave como en Castilla y León. «Nosotros sí sabemos con quién no vamos a pactar: con los del golpe y con la izquierda de la conspiración», ha puntualizado en referencia a ERC y Unidas Podemos.

Respecto a la moción de censura, desde Vox insisten en que siguen centrados en conseguir el apoyo del PP y de «otras fuerzas políticas». Un «apoyo real y efectivo» que deje de lado «la política partidista». Todo ello, en un comentario destinado a Génova, que se debate entre el no y la abstención de darse una teórica votación de censura para no dar alas a Abascal. Y es que los populares consideran que la mejor moción contra Sánchez es la de las urnas: primero en mayo y después en las generales. Ante ello, Buxadé ha sido claro: «No puede ser que ante las palabras tan gruesas dichas en diciembre, ahora la situación sea esta. Cuando todo sigue igual», ha asegurado apelando al discurso protagonizado por Cuca Gamarra en el debate previo a la votación de la sedición en las Cortes. En él se habló, entre otros, de un asalto a las instituciones y se comparó los métodos con los empleados por el procés.

Te puede interesar

Comentar ()