España

Se despide asumiendo errores y apelando al inconformismo en los próximos meses

Arrimadas deja la presidencia de Cs: "PP y PSOE no quieren nuestras soluciones, solo nuestros votos"

La expresidenta de Cs cree que el bipartidismo busca "matar la posibilidad de que los españoles tengan un partido liberal y de centro de verdad; que España se debata entre dos opciones" políticas | Arrimadas seguirá como portavoz en el Congreso de los Diputados hasta el final de legislatura

La expresidenta de Cs, Inés Arrimadas, pronuncia su discurso de despedida en la VI Asamblea General del partido, en Madrid

La expresidenta de Cs, Inés Arrimadas, pronuncia su discurso de despedida en la VI Asamblea General del partido, en Madrid EFE

La presidenta de Ciudadanos, Inés Arrimadas, ha pronunciado su último discurso como líder de la formación naranja este sábado, en la primera jornada de la VI Asamblea General que cierra el proceso de refundación iniciado el pasado mes de julio a raíz del declive electoral en Andalucía. La jerezana cede el mando -que queda dividido en una bicefalia para equilibrar el poder- tras las primarias al tándem conformado por el eurodiputado Adrián Vázquez, que pasa a ser secretario general, y la coordinadora en Baleares, Patricia Guasp, que ocupará la portavocía política. Intervendrán el domingo en la clausura del cónclave extraordinario, el cual se ha desarrollado en el complejo ‘La nube de Pastrana’, en Madrid, y bajo el eslogan ‘Radicalmente libres’.

Arrimadas, que seguirá, no obstante, como portavoz en el Congreso de los Diputados, ha tomado la palabra en el auditorio una vez se han presentado el informe de gestión, el del estado de las cuentas y el de la comisión de garantías. Allí ha manifestado un mensaje optimista, centrado en seguir dando la batalla política. Y con un recado directo al Partido Popular (PP) de Alberto Núñez Feijóo, que es quien más está aprovechando el hundimiento de la marca. «Solo nosotros hablamos de cosas de las que otros no hablan. Tenemos problemas desde antes de Pedro Sánchez y los tendremos después. Por ello, no nos podemos permitir pensar de forma cortoplacista que nuestro trabajo es solo sacar a Sánchez» de la Moncloa, ha dicho Arrimadas, refiriéndose así a propuestas como la reforma del sistema del sistema de pensiones o el reforzamiento de la Sanidad.

La presidenta saliente de Cs ha pedido a sus compañeros que no se dejen «llevar por cantos de sirena», en referencia, sobre todo, a los de Génova, quien desde hace algo más de un mes ha dejado las puertas abiertas del PP a todo el «talento» que desee incorporarse. El propio Feijóo lo ha reconocido, aunque rehúye calificarlo de ‘OPA’, una intencionalidad que sí puso en práctica su antecesor, Pablo Casado, y su secretario general Teodoro García Egea. El bipartidismo «no quiere dar a los españoles las soluciones que proponemos, solo quedarse nuestros votos». Quieren «matar la posibilidad de que los españoles tengan un partido liberal y de centro de verdad; que España se debata entre dos opciones», ha remarcado Arrimadas. Que, pese a todo, ha reconocido que PSOE y PP sí han hecho «cosas buenas» durante la democracia y «han traído avances».

Para Arrimadas, es esencial seguir apostando por «un partido moderno» como es Cs, frente a los discursos del bipartidismo que «llevamos escuchando desde hace mucho tiempo». A Feijóo y a Sánchez ha afeado los vínculos mantenidos con el populismo, lo que a su juicio les incapacita para defender un Estado libre. Del PSOE, individualmente, ha cuestionado el intento de «control de los jueces». Todo ello, considera, «ponen en riesgo la libertad». Algo que requiere ser «conquistada diariamente, sin darla por hecho». Y es que como ha ejemplificado la ya únicamente portavoz en la cámara baja, «hasta hace nada nadie cuestionaba Europa, y nadie pensaba que sería posible una guerra a las puertas de la UE provocada por un autócrata», ha dicho del presidente ruso Vladimir Putin.

Un paso atrás, lo «mejor para el partido»

Después de agradecer la confianza y el apoyo a personalidades como la ya exsecretaria general del partido Marina Bravo, o el exvicesecretario general Daniel Pérez, así como al equipo técnico y a los participantes de todas las candidaturas presentadas a las primarias, Arrimadas ha sido autocrítica. Ha indicado que su rechazo a presentarse a los comicios internos, que se superaron este jueves, y su paso a un lado responde a que cree «que le irá mejor al partido con gente nueva, con perspectivas, que sabe lo que es luchar por este partido». Y también a la imposibilidad durante estos años de mandato de «corregir» el descenso electoral. Ha asegurado que en ningún momento se ha planteado blindarse en el alto mando, porque sabe que no es «imprescindible».

Pide perdón por no enderezar el rumbo electoral de Cs y dice a Bal que no se puede remontar el cainismo matando a Abel todas las semanas»

Inés Arrimadas, portavoz de Cs en el Congreso de los Diputados

Arrimadas ha reiterado que el por qué de esta sexta asamblea es que saben que Cs «es el mejor proyecto para España». Pero para ello, entiende que no es suficiente con concurrir a las elecciones y esperar. La resistencia de las marcas, ha apelado, depende de «dar un cambio radical». «Debemos ser un partido que piense en sus oportunidades y posibilidades, más que en nuestros intereses personales. Nos podemos reponer, como otros partidos liberales europeos» han hecho, ha mantenido. Pero «no vamos a sacarlo adelante atacándonos entre nosotros», ha añadido la jerezana, en un alegato a sellar heridas tras varias semanas de pugna mediática entre su lista afín y los de Bal. «No se puede remontar el cainismo matando a Abel todas las semanas», ha asegurado, en una crítica velada al todavía portavoz adjunto.

Para la líder saliente, aguantar el tirón en las próximas convocatorias electorales y poder retornar a la competencia directa con los grandes partidos, depende, primero, de no hacer exclusivo hincapié en las «propuestas»; sino «de la actitud». «Seamos rebeldes, inconformistas y radicalmente libres. Si actuamos así, tendremos la confianza de todos los españoles». Es algo que, como ha reiterado, Arrimadas ya no pide como presidenta, sino «como afiliada de base», líder parlamentaria y «madre que se preocupa por el futuro del país».

Vázquez podrá seguir de eurodiputado

Por la tarde, tras el discurso de Arrimadas, han constituido los dos grupos de trabajo que debatirán y fijarán los nuevos estatutos y la estrategia del partido en las ponencias de Estatutos y Estrategia y Valores. Los últimos, fueron aprobados en la V Asamblea, tras las primarias que enfrentaron a Arrimadas y al procurador castellano y leonés Francisco Igea. Está por ver las reformas que se producen, las cuales se detallarán a lo largo de la tarde de este sábado, indican fuentes de Cs. También si se modifican elementos de la identidad del partido, como es, por ejemplo, el color. Asimismo, se prevé que se recupere la atribución «progresista» junto a ‘liberal’ y de ‘centro’.

Una de las enmiendas más relevantes en esta jornada a los estatutos, que ya ha prosperado, es la interpuesta al artículo 71, que buscaba que el secretario general no desempeñe funciones políticas en alguna cámara de representación. Y es que como ha podido saber El Independiente, la corriente encabezada por Edmundo Bal, habría aceptado apoyarla junto a los ‘arrimadistas’ para lograr cuarenta de los 125 cargos del Consejo General de Cs. La enmienda ha sido apoyada por 173 ‘síes’, cinco abstenciones y 26 votos en contra. Y con ello, se permite a Vázquez desempeñar cualquier función externa menos presentarse a las elecciones generales como candidato, con un plazo de nueve meses mínimo si decide marcharse de la fontanería del partido.

Te puede interesar

Comentar ()