España

Conversación informal con los periodistas que cubren su viaje a Israel, Palestina y Egipto

Sánchez defiende la utilidad del verificador en la negociación con Junts

El presidente del Gobierno también avisa de que no cambiará las mayorías para renovar a la fuerza el CGPJ pero buscará llegar a un entendimiento con Feijóo | No cree que la amnistía le pase factura: hay cuatro años por delante | Subraya que mientras el PSOE pasa de pactar con Podemos a hacerlo con Sumar, el PP sufre una involución, al cambiar a Cs por Vox

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez y el primer ministro belga, Alexander de Croo, visitan el kibutz israelí atacado de Be'eri a J'lem.

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez y el primer ministro belga, Alexander de Croo, visitan el kibutz israelí atacado de Be'eri a J'lem. EUROPA PRESS

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, defiende la figura del verificador internacional para el cumplimiento del acuerdo con Junts porque cree que puede ayudar debido a que sus firmantes tienen posiciones muy alejadas y hay mucha desconfianza mutua.

Sánchez respaldó por primera vez públicamente esa figura que está recogida en el acuerdo de investidura entre el PSOE y el partido del expresidente Carles Puigdemont, en una conversación informal con los periodistas que cubren su gira por Israel, Palestina y Egipto.

Frente a la posibilidad de que le preocupe que el pacto con Puigdemont y decisiones como la verificación puedan distorsionar la legislatura, es cuando considera que esa figura puede ayudar al entendimiento.

En los próximos días está previsto que se reúnan en Suiza el PSOE y Junts con la presencia de ese verificador internacional que pactaron y por ahora solo se sabe que en nombre de los socialistas acudirá su secretario de Organización, Santos Cerdán. Es lo que ratificó Sánchez, aunque sin concretar quiénes le acompañarán, ya que es una cuestión, alegó, que aún tienen que decidir.

El presidente ratifica que Cerdán irá a la reunión en Suiza con la presencia del verificador. Pero descarta su presencia y también asegura que no estará Zapatero

Pero descartó de forma tajante su presencia y aseguró que, frente a algunos rumores, tampoco estará el expresidente del Gobierno José Luis Rodríguez Zapatero.

Hizo hincapié en que los acuerdos a los que ha llegado el PSOE son públicos y recalcó que lo que puede garantizar es que el Gobierno y su partido van a cumplir con la Constitución, momento que aprovechó para desear que el PP hiciera lo propio desbloqueando la renovación del Consejo General del Poder Judicial.

No cree que la amnistía vaya a desgastar al Gobierno porque recalca que quedan cuatro años hasta las próximas elecciones generales y va a ocurrir lo mismo que con los indultos a los líderes del procés, que afirma que ya nadie se los reprocha aunque alguien pueda no estar de acuerdo con ellos. E insiste en que una de sus principales obligaciones es intentar consolidar la normalidad política en Cataluña, algo que considera muy relevante para la política española.

Opina el presidente del Gobierno que, al final, todos los partidos se van a ver beneficiados por esa normalidad a la que contribuirá la amnistía, incluso los que están en contra de la decisión. Al preguntarle si con ello alude a la posibilidad de que el PP pretenda pactar algún día con Junts, recuerda que ya lo ha intentado.

La proposición dejó las cosas claras

Pero reitera que mientras que el PSOE lo hizo públicamente a través de su secretario de Organización y se conoce todo lo pactado, no se sabe quién del PP se reunió con el partido de Puigdemont, dónde y qué le ofreció. No le preocupa el rechazo que la amnistía genera en sectores de la judicatura y considera que la presentación de la proposición de ley en el Congreso ha dejado las cosas claras y no ha escuchado dudas sobre su constitucionalidad.

Respecto a los intentos del PP de implicar en este asunto a Bruselas, recordó que el comisario europeo de Justicia, Didier Reynders, subrayó esta semana ante el pleno de la Eurocámara que se trata de una cuestión interna. Además, garantiza que el Gobierno va a aportar a la Comisión toda la información que pudiera pedirle sobre este asunto y lamenta que el PP prosiga con una estrategia de exportar debates internos para desprestigiar ya no al Ejecutivo, sino al país.

Se muestra convencido de que todo lo que ha hecho para resolver la crisis en Cataluña ha sido reconocido por los ciudadanos, como los indultos, y cree que así va a seguir siendo

Sánchez reitera la necesidad de aspirar a resolver la crisis en Cataluña y se muestra convencido de que todo lo que se ha hecho ha sido reconocido por la ciudadanía y así va a seguir siendo. Frente a quienes auguraban que su política con Cataluña iba a penalizar electoralmente al PSOE, contrapuso el resultado en las urnas al haber conseguido un millón más de votos el 23 de julio. Para el presidente del Gobierno, las posiciones de unos y otros partidos demuestran que solo en el Ejecutivo hay un proyecto para España y para Cataluña. 

Sánchez dijo a los periodistas que no modificará las mayorías para elegir el Consejo General del Poder Judicial, pero pese a la actitud de destrucción que cree que tiene el PP, intentará tender puentes con su líder, Alberto Núñez Feijóo, para normalizar la relación y lograr su desbloqueo.

Lamenta el Ejecutivo la oposición que está protagonizando el PP, pero pese a ello afirma que va a intentar tender puentes con Feijóo y llegar a acuerdos, algo que asegura que le va a ofrecer pero no desvela si piensa llamarle directamente para ello. Lo que aspira es a tener una relación normal con él porque cree que es bueno para España lograr esos acuerdos.

Y entre ellos el que ve más urgente y necesario es el de la renovación del CGPJ porque estima que su situación actual no se sostiene y va en detrimento de la calidad democrática de España. Reitera el argumento de que el PP reprocha al Gobierno no cumplir la Constitución mientras ese partido no atiende el mandato constitucional de renovar el órgano de gobierno de los jueces.

Pero si el PP se sigue negando, garantiza que no tomará la decisión de cambiar las mayorías requeridas en la actualidad para esa renovación en el Parlamento y que seguirá apelando a la responsabilidad y el compromiso constitucional del principal partido de la oposición.

"Polarización asimétrica"

Sánchez además considera que el PP ha involucionado al pasar de pactar con Ciudadanos a hacerlo con Vox, mientras que el PSOE ha hecho una evolución ya que en la pasada legislatura protagonizó un Ejecutivo de coalición con Podemos y ahora el acuerdo ha sido con Sumar.

A su juicio, existe una especie de "polarización asimétrica" en la política española con un Partido Popular cada vez más en los postulados de Vox y un PSOE que no responde a las descalificaciones y mantiene la tranquilidad.

Su nuevo Gobierno, del que se siente orgulloso por su perfil político, responderá con trabajo y haciendo buena política, subraya, como ha ocurrido con la desconvocatoria de la huelga de Adif y Renfe

Llega a citar para ejemplificar esa posición de su partido el lema británico Keep calm and carry on (Mantén la calma y sigue adelante) mientras que el PP cree que alimenta la polarización con insultos (recuerda el "me gusta la fruta" de la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso) como los de dictador o sugiriendo que tiene alguna enfermedad mental.

Para Sánchez, Vox ha parasitado el discurso político de los populares y le ha ganado la contienda ideológica. En esa misma línea, interpreta que el PP tiene un discurso de destrucción y bloqueo, ha involucionado y ha pasado de gobernar con Ciudadanos a hacerlo con el partido de Santiago Abascal. Frente a esa involución, contrapone la evolución del PSOE al pactar antes con Podemos y ahora con la formación de Yolanda Díaz.

El mismo argumento usa al preguntarle por las críticas de las ministras de Podemos en su despedida o la actitud que pueden tener los cinco diputados de esta formación durante la legislatura. Para él, todo lo que va ocurriendo explica el tono de unos y los insultos y ruido de otros, y asegura que su nuevo Gobierno, del que se siente orgulloso por su perfil político y por su gestión contrastada, va a responder con trabajo y haciendo buena política. Como ejemplo de ella, citó el haber logrado este jueves la desconvocatoria de la huelga que habían convocado para los próximos días los sindicatos de Adif y Renfe tras lograr un acuerdo con el Ministerio de Transportes.

Cree que la actitud del PP no es inteligente. Y remarca que su relación con el rey Felipe VI es extraordinaria

Opina Sánchez que la actitud del PP no es inteligente desde el punto de vista político ni lo será electoralmente como augura que se comprobará dentro de cuatro años, dando así por seguro que agotará la legislatura.

El presidente del Gobierno afirma tener una relación extraordinaria con el Rey y atribuye a las redes sociales que se pretendiera ver algún gesto buscado de seriedad de Felipe VI durante la promesa de su cargo en el Palacio de la Zarzuela. A su juicio, el monarca ha tenido en todo momento un papel totalmente escrupuloso, ha actuado como jefe de Estado que es y él solo puede reconocer su labor.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar

2 Comentarios

Normas ›

Comentarios cerrados para este artículo.

  1. A ver si lo entiendo, se echan las manos a la cabeza porque al Parlamento europeo se meta a discutir, debatir o tratar o hacer un informe sobre la ley de aministía, pero no se ve tan mal que la estabilidad de un gobierno (y por lo tanto qué puede hacer o no según las conveniencias de las partes, perdón, DE UNA SOLA DE LAS PARTES) dependa de unos tíos (mediadores internaciones) que a saber de donde han salido, y lo peor, que marca las directrices de actuación ya no de un gobierno, sino del parlamento español, que en función de qué digan o no, harán o desharán según dichas directrices.

    Por cierto, que conflictos (la mayoría conflictos de guerra) en las que han actuado mediadores internacionales han sido realizados en democracias tan plenas y consolidadas como las de Mozambique, Indonesia, el Salvador…

    Gracias Don Pedro por querer hacer de España una democracia a imagen y semejanza de la de Mozambique. (mejor de El Salvador, que al menos hablan español, digo castellano)

  2. ¿La cuestión importante y necesaria es controlar a los jueces. Cuando Europa va a entrar en el tema de la separación de poderes?
    ¿Un interlocutor en las negociaciones de un gobierno es anormal, que pactos se han hecho sin determinar, que necesitan tal control y aclaración?
    Todo muy anormal y España enturbiándose, una pena que se irá contagiando al resto de Europa, espero y deseo que pacíficamente.