España

Una empresa denunciada por el PP de Madrid intermedió con su pareja

Sumar pasa de las dudas internas a respaldar que Ayuso comparezca en el Congreso

Los magentas no querían reducir la comisión parlamentaria a otro órgano donde sólo se va contra el rival político | Las nuevas informaciones publicadas que apuntan a comisiones millonarias para Alberto González ha hecho definirse a Sumar

Yolanda Díaz, líder de Sumar, preside una reunión de grupo junto al portavoz, Íñigo Errejón, y la portavoz adjunta, Aina Vidal, en el Congreso

Yolanda Díaz, líder de Sumar, preside una reunión de grupo junto al portavoz, Íñigo Errejón, y la portavoz adjunta, Aina Vidal, en el Congreso Europa Press/ Alejandro Martínez

Espiral de acontecimientos la experimentada por las derivadas del cobro de comisiones por las mascarillas. Sumar ha dado un giro de guion a lo largo de la jornada de este martes, y pedirá la comparecencia de Isabel Díaz Ayuso en el Congreso de los Diputados, una vez se uniformice la comisión de investigación por las irregularidades en las contrataciones de suministros de mascarillas durante la pandemia que ha registrado el PSOE. Así lo anunciaba a última hora de la noche el portavoz parlamentario de Sumar, Íñigo Errejón a través de su perfil de X. El detonante han sido las informaciones publicadas por varios medios como El País o eldiario.es, que achacan a la pareja de la presidenta de Madrid el cobro de comisiones de entre uno y hasta dos millones de euros por contratos de mascarillas.

Según las informaciones, la empresa FCS Select, denunciada por el PP de Madrid por sus acuerdos con el Gobierno durante la crisis sanitaria -como se descubrió a Soluciones de Gestión y Ayuda a Empresas SL-, fue intermediaria con Alberto González, en el peor momento de la pandemia. Entre 2020 y 2021 multiplicó sus ingresos y Hacienda ya le investiga por fraude fiscal y falsedad documental, lo que le permitió no declarar 350.951 euros. Las nuevas cantidades comunicadas por los medios han sido suficientes para que el partido termine de decidir una posición sobre la que recelaban internamente horas previas. "Tras estas informaciones, pediremos la comparecencia de Ayuso en la comisión de investigación que se está creando en el Congreso", ha escrito Errejón.

El mismo Errejón, por la mañana, en una comparecencia del Congreso, dejaba abierta la posibilidad de que Ayuso fuese citada porque la situación iba "al pelo". Pero el madrileño se enfocaba más en la necesidad de que la líder regional diese explicaciones sobre esos hechos, sin requerir necesariamente que aconteciese en el Parlamento. Igualmente, ponía de relieve que el entorno de la popular se ha visto salpicado de una u otra forma. Con un mismo "patrón". Por su parte, el PSOE, tanto desde Moncloa como desde el propio hemiciclo, ya se abría a esa posibilidad. El nexo era la vinculación del hermano de Ayuso, Tomás, en la compra de material sanitario regional, cuya causa acabó archivada por Anticorrupción en 2022 y por la Fiscalía Europea el año pasado.

En Sumar no estaban seguros de que llevar a Ayuso fuese a ser beneficioso: el choque político podría desvirtuar la investigación

Este martes, tras el Consejo de Ministros, el globo sonda lo lanzaba la ministra de Educación y Portavoz, Pilar Alegría, dando a entender la intencionalidad de citar a la presidenta de la Comunidad de Madrid en la Cámara Baja, al recordar que su hermano participó en algunas compras regionales -se archivó la causa abierta por posibles comisiones irregulares- como intermediario. "Es urgente y necesario que la señora Ayuso dé las máximas explicaciones lo antes posible". "En esto, como en todo, le pido más transparencia y menos fruta", expresó Alegría, haciendo un guiño a la coletilla de la popular. Al Gobierno le siguió el pronunciamiento del portavoz del Grupo Socialista, Patxi López, que pidió a Ayuso dar "ejemplo" y afirmó que el requerimiento de la dirigente autonómica es "una posibilidad".

El lanzamiento de López se enmarcó en la contestación a Miguel Tellado, su homólogo popular en el Congreso, que ha requerido una vez más la dimisión de Francina Armengol por estar vinculada indirectamente -no se la está investigando- a la trama Koldo por la compra de mascarillas hecha por su Govern. Si lo hace, ha prometido, apoyarán la comisión del PSOE, algo que, pese a todo, está garantizado que salga por la suma con sus socios. No terminan de aclarar, con todo, si se implicarán activamente. "Veremos la próxima semana", invitan a esperar fuentes populares.

La actitud de los magentas, según fuentes consultadas por El Independiente, era prudente en privado. Sumar no estaba tan seguro de que llevar a Ayuso a la comisión parlamentaria, o algún miembro de su entorno, fuese a ser beneficioso para la calidad de la misma. Renegaba por tanto de la decisión adelantada del PSOE.

Quería evitar un choque político

La postura negativa dentro de Sumar a contar con la presencia de Ayuso en la futura comisión radicaba principalmente en una cuestión de contenidos. Y es que los izquierdistas temían que un organismo destinado a conocer qué ha pasado durante el confinamiento y los meses posteriores de la pandemia del coronavirus, terminase salpicado por la pelea política y las conclusiones se limiten a ello. "Hay que acotar bien" la cuestión, que es "la compra de material sanitario", indicaban desde Sumar por la tarde, que aspiraban a analizar próximamente el asunto con los socialistas y llegar a un consenso de lo que es más adecuado. Entonces veían que Ayuso no tenía conexión directa con los negocios de las mascarillas. Algo que, por las palabras de Errejón, y pese a que las presuntas irregularidades de la pareja se habrían producido antes, ahora sí se perciben.

Internamente, en el Congreso, sectores de los magentas veían peligroso que un perfil de las características de Ayuso viniese bien a una comisión de investigación que parte del objetivo de conocer esos hechos concretos. Se consideraba que a la mínima, habría roces con la presidenta madrileña que reducirán el debate a un enfrentamiento político. Ayuso ya ha cargado contra el Gobierno este martes desde primera hora al calor de la información publicada por eldiario.es, y que, en parte, han motivado el posicionamiento del PSOE en Moncloa y el Parlamento.

Sumar no contempla pedir la comparecencia de Armengol en la comisión del Congreso. De hacerse, debe ser avalada por los letrados

La alusión del digital a la irregularidad de operaciones de Alberto González, mediante dos sociedades íntegramente de su propiedad y dedicadas al sector sanitario y de farmacia, hacían saltar las alarmas. Ayuso consideró que es víctima de una cacería política impulsada por Moncloa, por lo que su presencia en comisión, difícilmente adquiriría un tono alternativo. No hay garantía de que eso ahora no vaya a suceder. Para las fuentes consultadas de Sumar, el PSOE no podía caer en la motivación política, que a su juicio, es en lo que está errando el PP con su comisión particular ayer debatida y aprobada en el Senado, donde cuenta con mayoría absoluta. A priori, la motivación de la comisión partía de querer sentar a Pedro Sánchez, Armengol, Santos Cerdán, Fernando Grande-Marlaska y Salvador Illa. Ninguno de ellos investigados por el momento.

La del Congreso "no puede ser una comisión en la que solo llevas al adversario político" de la derecha como el PP quiere hacer con "los suyos del centroizquierda", insistían los de Yolanda Díaz a primera hora de la tarde. Por ello, y aunque los populares parecen haber aparcado la intencionalidad prematura de convocar a Armengol a la comisión de la Cámara Alta, en Sumar comentan que no tienen en vista pedir la comparecencia de la Presidenta en la Baja. Tampoco, en todo caso, cuentan con la competencia. Todo quedaría en manos de los letrados al haber una petición en firme, dado que la tercera autoridad del Estado está blindada por el Reglamento parlamentario.

El partido magenta rectifica su posición, lo que facilitará la negociación de los nombres a citar en el órgano con el PSOE una vez esté constituido. La suma de los socios de investidura garantizan que sin el PP, ésta salga adelante. Este martes, el PSOE sí ha apoyado la comisión de investigación gestada por Génova en la Cámara Alta.

Piden más unidad al PSOE para las decisiones

Fuentes dentro del grupo parlamentario reprochan, en todo caso, el adelantamiento constante de los socialistas a la hora de tomar decisiones de este tipo, que pueden generar polémica. Señalan el anuncio del posible llamamiento de Ayuso, pero también la rapidez para volver a poner sobre plano la abolición de la prostitución, por ejemplo. Este fin de semana, Sánchez anunció el compromiso de llevarla de nuevo al Congreso, tras varios comentarios entre sus filas desde enero. Lo hizo en un homenaje a José Luis Rodríguez Zapatero, tras dos décadas de su llegada al poder.

Entre los magentas se pide más disponibilidad a abordar este tipo de asuntos y no lanzar sugerencias para ver como se reacciona. El de la prostitución, sin lugar a dudas, será el más espinado en las próximas fechas. El perfil abolicionista de Ferraz chocará con Sumar, que se abre al debate interno con todos sus socios para fomentar una postura común, por lo que apunta a la necesidad de ir de la mano con el PP en lo que se intuye como el próximo y único pacto de Estado posible de la legislatura. Los comunes de Aina Vidal, portavoz adjunta de Sumar en el Congreso, ya han remarcado que están en contra.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar