Elecciones Cataluña 21-D

Política PODEMOS

Podemos tilda de "chorrada" el viaje de Puigdemont y pide sacarlo de la agenda

El partido de Pablo Iglesias insiste en restar peso al asunto catalán, al que reduce a un "debate de abogados", y busca marcar la agenda política con temas sociales y corrupción

logo
Podemos tilda de "chorrada" el viaje de Puigdemont y pide sacarlo de la agenda
El líder de Podemos, Pablo Iglesias (d), junto al secretario de Organización, Pablo Echenique.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias (d), junto al secretario de Organización, Pablo Echenique. EFE

Resumen:

Si el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se confesaba hace unos días "aburrido" del asunto catalán, ahora su secretario de Organización, Pablo Echenique, ha calificado de "chorradas" las informaciones relativas al viaje de Carles Puigdemont, que desde el pasado octubre se encuentra huido en Bruselas. Podemos intenta estos días sacar de la agenda el asunto catalán, cuya gestión le ha llevado a la mayor crisis de su historia. Las críticas internas como la de Carolina Bescansa, la incompresión de su electorado por su acercamiento a las tesis independentistas, la posterior rectificación del discurso, la ruptura de Podem Catalunya y el golpe de mano para forzar la salida del líder territorial convertían el debate catalán en un tema delicado. Ahora, tras los malos resultados de las elecciones del 21D y el hundimiento de Podemos a nivel nacional, el partido busca desesperadamente marcar la agenda, restar importancia a la hipotética investidura de Pugidemont y poner sobre la mesa su tradicional discurso: derechos sociales y corrupción. Tanto es así, que el secretario de Organización de Podemos ha calificado de "chorradas" las noticias relativas a Puigdemont.

Si el líder de Podemos, Pablo Iglesias, se confesaba hace unos días «aburrido» del asunto catalán, ahora su secretario de Organización, Pablo Echenique, ha calificado de «chorradas» las informaciones relativas al viaje de Carles Puigdemont, que desde el pasado octubre se encuentra huido en Bruselas. El dirigente catalán, que este lunes ha viajado a Dinamarca para dar una conferencia sobre la independencia de Cataluña, aspira a ser investido president de la Generalitat después de ser nombrado como  candidato por Roger Torrent (ERC), el nuevo presidente del Parlament. Sin embargo, éste es un asunto menor para el partido.

Y es que Podemos intenta estos días sacar de la agenda el asunto catalán. La formación no está cómoda en esos parámetros después de que la gestión de la crisis catalana le llevara a uno de los peores momentos de su historia. Las críticas internas como la de Carolina Bescansa, la incompresión de su electorado por su acercamiento a las tesis independentistas, la posterior rectificación del discurso, la ruptura de Podem Catalunya y el golpe de mano para forzar la salida del líder territorial convertían el debate catalán en un tema delicado para la formación.

Ahora, tras los malos resultados de las elecciones del 21D y el hundimiento de Podemos a nivel nacional, el partido busca desesperadamente marcar la agenda, restar importancia a la hipotética investidura de Pugidemont y poner sobre la mesa su tradicional discurso: derechos sociales y corrupción.

Tanto es así, que el secretario de Organización de Podemos amanecía este lunes amanecía calificando de «chorradas» las informaciones relativas el viaje del candidato huido y preguntándose por qué ocupaban las principales páginas de los periódicos. «¿Sabes por qué todo está lleno de fotos de Puigdemont en un vuelo de Ryanair?», se preguntaba.  «Muy fácil. Porque todo el tiempo que se hable de estas chorradas no se habla de esto de aquí abajo», apuntaba, adjuntando una noticia sobre el informe de Intermon Oxfam que alerta de la desigualdad de la recuperación económica.

Este polémico mensaje no ha pasado despercibido para Albano Dante Fachín, líder dimitido de Podem Catalunya, que le ha replicado en las redes afeándole la expresión. «Hasta que la izquierda española no entienda que lo que pasa en Catalunya no son «chorradas» no será útil. Ni para Catalunya ni para España», ha espetado.

Echenique ha continuado la línea de este discurso y ha evitado valorar la posible investidura de Puigdemont en la rueda de prensa tras la reunión de la ejecutiva. Así, ha reducido el asunto a un «debate de abogados» que no «tienen que ver» con los catalanes de a pie, al tiempo que ha instado al «bloque independentista» a gobernar. «Estaría bien que alguien del bloque independentista, el bloque que ha ganado, se pusiera manos a la obras para intentar a gobernar un poco», ha señalado el dirigente, que ha restado importancia a los últimos movimientos de Puigdemont. «Esta sucesión de viajes, de dudas legales y de diferentes pasos que tienen que ver con los políticos, pero no con los catalanes, al final lo que hacen es posponer la solución de los problemas sociales en Cataluña», ha expresado.

La ciudadanía no entiende los términos del debate», señala Podemos sobre Puigdemont

Echenique ha rechazado en más de una ocasión pronunciarse sobre la salida de Puigdemont y la petición de euroorden del Gobierno, finalmente rechazada por el juez. El número dos de Podemos ha calificado el asunto de «un debate de abogados». «Es un debate de abogados. No soy experto en Derecho y no puedo analizar los detalles de una orden de captura que emita un juzgado en nuestro país».

Además, ha continuado señalando el desinterés social por los pasos de Puigdemont. «La mayor parte de la ciudadanía no entiende los términos del debate y no le toca en la vida cotidiana. Si hay algún problema respecto Junts pel Cataluña no tiene nada que ver con el deseo de Puigdemont de ser investido telemáticamente», ha observado, para volver a sacar la corrupción como el tema principal. Para Echenique, «que el principal problema de JxC tiene que ver con que una de sus dos mitades ha sido condenada por corrupción y a lo mejor Puigdemont se tendría que pantear no ser presidente por esos motivos, no por los detalles legales de cómo ser president».