Cecilia Rosado, la profesora de la Universidad Rey Juan Carlos (URJC) que falsificó las firmas de la supuesta acta de defensa del Trabajo Fin de Máster (TFM) de Cristina Cifuentes, insiste en que “era habitual” que “se imitaran” las rúbricas entre ellos bajo consentimiento y ha acusado de mentir a otra docente imputada en la causa (Alicia López de los Mozos) por negar esta práctica cuando declaró ante la juez.

En un escrito presentado este miércoles en el Juzgado de Instrucción 51 de Madrid, al que ha tenido acceso El Independiente, la defensa de Rosado aporta a la instructora diversos documentos con los que trata de demostrar que López de los Mozos “faltó a la verdad” cuando prestó declaración en calidad de investigada el pasado 25 de junio y que ella también simuló las firmas de otros profesores en documentos académicos.

Cecilia Rosado ha reconocido que fue ella la que falsificó las firmas de Alicia López de los Mozos y Clara Souto en el acta que en la noche del pasado 21 de marzo esgrimió Cifuentes en un intento de demostrar que ella defendió el TFM el 2 de julio de 2012 ante un tribunal integrado por las tres citadas docentes y que la iniciativa de la fabricación partió del catedrático de Derecho Constitucional Enrique Álvarez Conde, director del organismo de la URJC que impartió el máster y principal imputado en la causa. La juez ha encargado un informe pericial al Servicio de Criminalística de la Guardia Civil para determinar la falsedad de las firmas de este documento.

Rosado asegura que López de los Mozos le dio autorización durante una videollamada para que plasmara su rúbrica en el acta la tarde en que estalló el escándalo -“Yo le enseñé la firma y ella dijo: ‘Sí, así es”, declaró ante la instructora- y aquélla lo ha negado tanto ante la juez como ante los agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial de Madrid.

“Yo he sido la persona que he tenido que decir que esto no es cierto y de algún modo se han visto perjudicados o comprometidos y entiendo que esto no les haya podido caer bien. Es una forma de perjudicarme a mí, otra explicación no puedo encontrar”, respondió López de los Mozos a la magistrada Carmen Rodríguez-Medel a la pregunta de por qué Rosado afirma que sí le autorizó a plasmar su firma en el documento con el que Álvarez Conde trataba de dar coartada a la ex presidenta de la Comunidad de Madrid tras la revelación de eldiario.es.

Cecilia Rosado insiste: “Era habitual que entre los profesores se imitaran las firmas de forma mutua con consentimiento”

En contra del testimonio en sede judicial de López de los Mozos, la defensa de Rosado asegura que “era habitual que entre los profesores del Instituto [de Derecho Público, IDP] se imitaran las firmas de forma mutua con el consentimiento de todos ellos”. Para acreditarlo, el abogado de la supuesta secretaria del tribunal ‘fantasma’ que examinó el TFM de Cifuentes adjunta un correo que Alicia López de los Mozos envió a su representada el 12 de abril de 2011: “(…) habrás recibido copia de un mail de enique, atraves del cual le he remitido las guias modificadas a Pilar Roiz y compañía. Tambien presento hoy por registro los pagos pendientes. A parte de esto, creo que no queda nada más que hacer del master, veradad. Por cierto, ya me han dado la famosa hoja que estaba perdida, la ltenia laura, la relleno, la firmo por ti, y ¿a quien se envia? espero tu respuesta”.

Firma Alicia López de los Mozos

Correo electrónico dirigido por Alicia López de los Mozos a Cecilia Rosado en 2011.

También aporta varios escritos dirigidos al entonces vicerrector de Alumnos, Títulos Propios, Posgrado y Unidades Docentes Delegadas en los que figuran supuestamente las firmas de Cecilia Rosado sin que ella fuera la autora. “Por lo que mi mandante recuerda, estas tres firmas fueron realizadas por la propia señora López de los Mozos”, añade.

En el escrito, esta parte también desmiente que Alicia López de los Mozos se hubiera limitado a impartir clases en el máster bajo sospecha (‘Derecho Público del Estado Autonómico’) y no hubiera tenido intervención en la gestión ordinaria pese a ser la secretaria del IDP, como aquélla sostiene.

Intervención en el máster

“Como puede observarse, en contra de lo manifestado por la Sra. López de los Mozos, esta documental acredita que efectivamente era habitual entre los miembros del Instituto, incluyendo a Dª. Alicia, firmar por otros compañeros del propio Instituto, acreditándose así mismo que Dª. Alicia sí realizó tareas en la gestión del Máster cuando ello fue necesario o le fue solicitado por D. Enrique Alvarez Conde”, apostilla.

En el escrito, el abogado también se queja de que se difundiera la videograbación de la declaración de su representada en sede judicial y por ello pide a la magistrada Rodríguez-Medel que adopte “cuantas medidas estime oportunas” para garantizar la reserva de las actuaciones que se lleven a cabo durante la fase de instrucción.