La candidata del PP por Barcelona, Cayetana Álvarez de Toledo, ha denunciado hoy lo que ha su juicio es una perversión de la necesaria neutralidad de TV3 como televisión pública. Y la ha hecho en la propia televisión autonómica, donde hoy ha sido entrevistada dentro del ciclo de intervenciones de candidatos a las elecciones generales del 28-A en el que ya participó la líder de Cs, Inés Arrimadas, con idéntico discurso. Álvarez de Toledo se ha referido a la situación de procesado por su colaboración en el 1-O del director de la cadena autonómica, Vicenç Sanchis, para demostrar que se trata de una “televisión de parte”.

“TV3 es parte de un proceso muy lamentable de división de la sociedad para copar todo el espacio público” ha lamentado la candidata popular en Els Matins, cuando ha expuesto su proyecto de “rescate democrático para Cataluña”. Un proyecto que Álvarez de Toledo define como la necesidad de recuperar el pluralismo democrático en una comunidad en la que, a su juicio, el nacionalismo ha copado todos los foros públicos, especialmente en la educación, la cultura y los medios de comunicación, “expulsando” a la mitad constitucionalista de la sociedad catalana.

“En una televisión pagada por todos el sectarismo pasa a ser una ofensa democrática” ha lamentado la candidata, quien ha utilizado el libro “50 hazañas de TV3” para ejemplificar los casos de menosprecio y “odio a España” en diversos programas de la televisión pública catalana. Se trata, ha añadido, de “odio a España, de reírse de los otros”. La candidata ha señalado a la cadena pública como uno de los actores que “jalearon el golpe a la democracia” del 1-0 y ha apuntado que sus ataques a los políticos constitucionalistas como muestra de su falta de pluralismo. “No estoy hablando del Código Penal” ha añadido cuando se le ha recriminado que se pueden iniciar procesos judiciales si alguien cree que su honor ha sido vulnerado: “se trata de un comportamiento inmoral” ha concluido.

Álvarez de Toledo se ha referido también a la educación como vía para provocar esa división social, y ha señalado que en algunos manuales escolares “se les enseña literalmente la mentira” poniendo como ejemplo un libro que “se salta directamente” la administración Estado al explicar la estructura administrativa española, pasando de la comunidad autónoma a la Unión Europea. “Son ejemplos recogidos por un informe de la Alta Inspección en Educación” que la candidata del PP ha propuesto “reforzar”, además de establecer “elementos comunes” en el currículum para evitar estas desviaciones y “poner en valor lo que hemos hecho bien en común, como la transición”.

Pactos con Vox

Álvarez de Toledo se ha referido además a posibles pactos con Vox, formación con la que ha reconocido ser “muy crítica”. Aún así, ha asegurado que “un pacto a la andaluza sería perfectamente aceptable en la Moncloa” y se ha mostrado convencida de que el partido de Santiago Abascal “no condiciona” el discurso del PP, porque lo que ha hecho a su juicio Pablo Casado es “volver al discurso” tradicional del partido.

Respecto al “caso Kitchen“, la dirigente popular ha dejado claro que no considera este caso comparable al “golpe a la democracia que supuso el 1-O”, tras alinearse con la dirección de su partido respecto a la eventula involucración del ex ministro del Interior Jorge Fernández Díaz. “Creo en la presunción de inocencia de las personas y cuando se sepa lo que ha pasado, se depuren todas las responsabilidades; si hay cloacas del Estado y se demuestran se limpian y se depuran responsabilidades”.