Política

Sánchez rechaza el cara a cara con Casado porque "es importante contrastar" con Vox

El presidente del Gobierno rehúye todas las preguntas sobre el independentismo y no aclara su propuesta para Cataluña

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez.

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, durante una entrevista televisiva en la Moncloa. EFE

El presidente del Gobierno ha aclarado este lunes los motivos de su rechazo a un debate cara a cara con el líder de la oposición, Pablo Casado, similar al que el propio Pedro Sánchez celebró en 2015 frente al entonces jefe del Ejecutivo, Mariano Rajoy. En una entrevista durante el informativo de Antena 3, el candidato socialista ha justificado su negativa en su deseo de «contrastar» con los cinco partidos que «marcarán el rumbo de este país», especialmente con Vox. Sánchez ha explicado que cuando él debatió con Rajoy Podemos y Ciudadanos no tenían representación parlamentaria como ocurre en estos comicios. «Ahora también hay una fuerza emergente de ultraderecha. A mí no me gustaría que existiera la ultraderecha en este país, pero existe y por tanto creo que es importante que se contrasten las posiciones de los cinco partidos», ha explicado.

Sánchez se ha pasado buena parte de los 20 minutos de la entrevista rehuyendo las preguntas acerca de sus intenciones en materia de pactos con el independentismo catalán. «Cada uno vota lo que quiera», ha respondido sobre la posibilidad de volver a alcanzar el Gobierno con el apoyo de partidos como ERC, PDeCat o EH-Bildu. «Siempre he defendido la Constitución y la soberanía nacional. Los independentistas saben que no va a haber referéndum  y que si tengo que aplicar el artículo 155 de la  Constitución lo aplicaré, pero con consenso, y de forma proporcional al desafío secesionista. Deben saber que yo actuaré con toda contundencia», ha reiterado.

El candidato se ha negado a mostrar preferencias entre un pacto de gobierno con Podemos o con Ciudadanos y ha vuelto a ofrecer su propuesta de un Ejecutivo socialista en solitario con independientes progresistas de reconocido prestigio. Tampoco ha respondido sobre la posibilidad de conceder un indulto a los líderes del procès en el caso de que resulten condenado.  Sánchez sobre sus planes de futuro en el caso de que no consiga volver a ser presidente del Gobierno. «Estamos en plena carrera y salgo a ganar», ha contestado.

El PSOE ha presentado este martes su programa electoral que corrige una de las grandes fallas de las 110 medidas anunciadas por Pedro Sánchez el 27 de marzo: la ausencia de propuestas para Cataluña. Tras rehuir ese debate en campaña electoral, el nuevo programa sí que aborda la crisis institucional en Cataluña pero sin concretar ninguna fórmula ni desviarse ni un milímetro de su guión tradicional. «El modelo territorial del PSOE continúa siendo el único camino viable para superar la actual crisis”, defiende el documento. “Si nuestras propuestas hubieran sido aplicadas no nos encontraríamos en la situación actual”, asegura el programa electoral, que apuesta por más autogobierno para Cataluña como viene haciendo el PSOE desde que su Consejo Territorial fijó ese objetivo en Santillana del Mar en 2003, abriendo una senda que luego se consolidó en las declaraciones de Granada (2013) y Barcelona (2017).

“Ni desde el derecho de autodeterminación ni desde un estado de excepción territorial con carácter permanente a través del artículo 155 de la Constitución puede construirse el futuro”, defiende el documento, que sitúa al PSOE en un espacio intermedio entre las reivindicaciones independentistas y la mano dura que propugnan los partidos de la derecha.

Censura los escraches

El presidente del Gobierno ha mostrado su «reprobación» a los incidentes de los últimos días en los que se han tratado de boicotear actos de PP y Ciudadanos en Cataluña y el País Vasco porque considera que «la democracia es incompatible con la intolerancia». Sánchez se ha referido así a incidentes como el del domingo en Rentería, cuando cientos de manifestantes quisieron impedir el acto de Albert Rivera, o al de Barcelona de hace unos días cuando intentaron impedir la entrada a la universidad de la cabeza de lista del PP, Cayetana Álvarez de Toledo.

Sánchez ha dicho compartir una reflexión que ha hecho Maite Pagazaurtundua, candidata de Cs a las europeas que ayer estaba con Rivera en Rentería, y que ha señalado que «en el ejercicio de la democracia se tiene que tener el derecho a la libertad». «No puedo estar más de acuerdo», ha añadido el candidato socialista, que ha defendido una España «respetuosa y tolerante» en la que «el insulto y la discrepancia dejen paso a la palabra, a la razón». «Por supuesto que la política tiene emoción pero es importante reivindicar la moderación como una actitud vital en política», ha añadido.

Te puede interesar

Comentar ()