Laura Borrás, número dos de JxCat en el Congreso y ex consellera de Cultura sustituirá a Jordi Sánchez en la ronda de consultas con Felipe VI para la investidura. Así lo ha anunciado la propia Borrás esta tarde en el Parlament, después de que se confirmar la negativa del Tribunal Supremo a permitir que el dirigente independentista procesado por el Tribunal Supremo por su participación en el 1-O sea excarcelado para participar en ese trámite.

JxCat había insinuado repetidamente que si Felipe VI no aceptaba recibir a Sánchez o el Tribunal Supremo no autorizaba su salida de prisión dejarían la silla vacía, pero lo cierto es que la formación de Carles Puigdemont ha optado finalmente por participar en el proceso formal de elección del nuevo presidente del Gobierno.

«Si el Supremo deniega el permiso a Jordi Sánchez para no confrontar con el Rey del ‘a por ellos’ yo seré su voz para recordárselo» ha asegurado Borrás tras anunciar su intención de participar en la ronda de contactos.

La presidenta del Congreso, Meritxell Batet, acude esta tarde a La Zarzuela para entregar al Jefe del Estado la lista de portavoces de los grupos que participarán en este trámite, previo a la propuesta por parte del Rey de un candidato a la investidura.

El TS ha hecho pública su decisión esta semana. Defiende que este caso no encaja en el artículo 47.1 de la Ley Orgánica General Penitenciaria que prevé la concesión de permisos extraordinarios de prisión y añade que en la ronda de consultas Sánchez es “perfectamente sustituible” por cualquier otro miembro de su candidatura política.

Le recordaré al Rey que en este reino tan bonito que le está quedando hay presos políticos» asegura Borràs

«Iré a recordarle de viva voz al Rey lo que el Supremo habría querido evitar», ha asegurado Borràs, «que en este reino tan bonito que le está quedando hay presos políticos y así se lo haremos saber». La dirigente independentista ha acusado al TS de caer, con esta decisión, en una «nueva vulneración de derechos de nuestro compañero» y ha denunciado una supuesta»ausencia absoluta de imparcialidad cuando tiene que ver con nuestros diputados».

Borràs ha lamentado haber conocido la decisión del Tribunal Supremo «una vez más» por la prensa, antes de que fuera notificado a los abogados de Sánchez, que tramitaron la petición. Y ha recordado que el hecho de participar en esta ronda de consultas «es una prerrogativa a la cual tiene derecho nuestro grupo», para justificar su decisión de acudir en representación de JxCat.

«Probablemente» ha añadido, el Alto Tribunal «ha querido evitarle la incomodidad al Rey de tener una fotografía con un preso político» considerando que el motivo alegado para la petición del permiso de Sánchez «no son suficientemente importantes ni comprobados estos motivos» tratándose de participar en la ronda de consultas para la investidura. «Podríamos estar, sin que sirva de precedente, de acuerdo con el Supremo», ha ironizado, pero no renunciarán a esa prerrogativa.