Política

Cs pilota la transición hacia Arrimadas con Villegas como hombre fuerte de la gestora

La formación naranja elegirá a su nuevo líder -salvo sorpresa mayor, Inés Arrimadas- el próximo 15 de marzo

La candidata a presidir Ciudadanos, Inés Arrimadas. EFE

Este sábado, Ciudadanos ha abierto definitivamente la puerta a una etapa absolutamente desconocida. El Consejo General dirigido por Manuel García Bofill -máximo órgano entre asambleas- se ha reunido para aprobar tanto los nombres de la gestora que tomará las riendas del partido como la fecha en que se celebrará la quinta Asamblea General del partido, que cerrará definitivamente la era Rivera e inaugurará el tiempo de Arrimadas al frente de una nueva Ejecutiva.

En concreto, la fecha escogida para la celebración del consejo extraordinario será el próximo 15 de marzo, cumpliéndose así los plazos fijados por los estatutos del partido que impedían la conformación de la nueva cúpula en un plazo inferior a cuatro meses desde la celebración de elecciones generales. Y ya se conocen también los nombres que pilotarán la sucesión hasta entonces, una lista en la que recae, entre otras responsabilidades, el sentido del voto de Ciudadanos en la investidura de Pedro Sánchez.

Se trata de una lista sin sorpresas respecto a lo esperado: pesos pesados procedentes de la Ejecutiva saliente y algún cambio relevante para escenificar la apuesta por acometer aires de renovación en la dirección naranja, una petición reclamada por activa y por pasiva tanto por dirigentes territoriales como por críticos procedentes de las bases.

En términos generales, el continuismo se ha apoderado de una lista en la que la máxima responsabilidad, por detrás Manuel García Bofill -los estatutos marcan que el presidente del Consejo debe encabezar también la gestora- recae en José Manuel Villegas, la persona más cercana a Rivera en la anterior etapa. El otro gran nombre es el de Melisa Rodríguez, que asumirá la portavocía de la gestora. La ex diputada canaria no obtuvo escaño tras la debacle del 10-N, pero contaba con la confianza de Rivera -fue portavoz adjunta en el Congreos- y, ahora, de Arrimadas.

Según apuntan fuentes del partido, la lista se ha aprobado por una mayoría aplastante del 91,4%, en una votación en la que tan sólo ha habido seis abstenciones y cinco votos en contra.

De la Comisión Gestora formarán parte también los miembros del ‘búnker’ de Rivera y responsables directos de la debacle electoral que hundió a Ciudadanos hasta los 10 escaños en el Congreso de los Diputados. Además de Villegas, que ya confirmó hace unos días su intención de contribuir al rearme de Ciudadanos para dar en marzo un paso al lado, estarán presentes el último dimitido del ‘clan Rivera’, Fran Hervías, como responsable de Organización; Carlos Cuadrado (vicesecretario general y responsable de Finanzas); y José María Espejo-Saavedra (actual portavoz del grupo parlamentario y hombre de la máxima confianza de Inés Arrimadas).

En total 10 de los 16 nombres de la gestora proceden de la Ejecutiva saliente, en una lista en la que la novedad recae en ausencias como la de diputados electos incluso tras el descalabro del 10-N, como Edmundo Bal o Marcos de Quinto. En concreto, en detrimento del empresario sí aparece representado Luis Garicano, históricamente perteneciente al sector crítico; y Joan Mesquida como el único de los fichajes de Rivera en estar presente en la dirección temporal de Ciudadanos.

Pero también habrá rostros menos conocidos en el máximo órgano de Ciudadanos, dando respuesta a los aires de renovación que demandan algunos cuadros del partido. Entre ellos están el diputado electo por Málaga, Guillermo Díaz, responsable de Comunicación del partido tras la salida de Fernando de Páramo; y Beatriz de Pino, periodista pontevedresa y responsable adjunta del mismo área.

Madrid seguirá teniendo representación en la lista como máximo exponente de la implantación territorial de Ciudadanos y feudo que logran mantener los naranjas frente a los malos tiempos: tanto Begoña Villacís como Ignacio Aguado estarán presentes en la gestora, como responsables de política local y autonómica, respectivamente; y Marta Rivera, como responsable de Relaciones Institucionales.

Por contra y pese a amplios cuadros del partido que exigían mayor cuota territorial en la toma de decisiones de Ciudadanos, no han obtenido representación en la gestora ni Andalucía ni Castilla y León, dos comunidades en que sus dirigentes ya habían dejado caer la necesidad de dar más voz y protagonismo a las baronías territoriales, un modelo abolido durante la etapa de Rivera. Sin embargo, fuentes del partido en estos territorios aseguran confiar en que esa representación se materializará en la Ejecutiva nacional que encabece Arrimadas.

De la gestora tampoco formará parte la propia Arrimadas, que ya dio este viernes un paso atrás porque se ha postulado para presidir la formación naranja: «Me aparto de la gestora, me he postulado para presidir Ciudadanos y no estaré ahí», declaraba la candidata. El gesto de Arrimadas, relatan fuentes del partido, «indica que muchos de los elegidos este sábado no estarán en su lista para crear el nuevo Comité Ejecutivo», lo que calma los ánimos de críticos que exigen listas renovadas y alejadas del ‘riverismo’.

Sin embargo y aún sin su presencia de facto, Arrimadas se ha encargado de que al frente de la gestora estén personas de su máxima confianza: José Manuel Villegas, Melisa Rodríguez, José María Espejo y Begoña Villacís son algunos de los nombres que han pertenecido siempre al núcleo más cercano de la -salvo sorpresa mayor- futura presidenta de Ciudadanos.

Comentar ()