Política

"Preocupación" en el Gobierno ante la crisis desatada por Marlaska en la Guardia Civil

El ministro del Interior abre un frente inesperado de conflicto en un momento de debilidad del Ejecutivo por su gestión de la crisis sanitaria derivada del coronavirus / "Está actuando como juez", afean fuentes gubernamentales

Pedro Sánchez y el ministro Grande-Marlaska, en un pleno del Senado.

Pedro Sánchez y el ministro Grande-Marlaska, en un pleno del Senado. EP

El incendio provocado por Grande-Marlaska en la Guardia Civil al ordenar la destitución del coronel Diego Pérez de los Cobos, lo que ha desencadenado la renuncia del teniente general Laurentino Ceña como Director Adjunto Operativo (DAO), ha generado «preocupación» y «sorpresa» en el gabinete de Pedro Sánchez por el malestar que ha ocasionado y el desgaste añadido que está suponiendo al Gobierno en plena gestión de la pandemia.

Así lo reconocen en privado a El Independiente fuentes del bipartito, sorprendidas por la manera de actuar del titular de Interior y las dimensiones que ha adquirido la crisis. «Él está actuando como un juez», describen gráficamente para remarcar las formas autoritarias que está exhibiendo el ministro.

Grande-Marlaska ha abierto un frente inesperado de conflicto en la Guardia Civil -un Cuerpo formado por más de 79.000 agentes y que mayoritariamente ha salido en defensa del coronel destituido- en un momento de gran debilidad del Ejecutivo por su cuestionada gestión de la crisis sanitaria. Las decisiones del titular del Interior han incomodado a ministros del PSOE mientras los socios de Unidas Podemos celebran que se haya apartado del cargo a Pérez de los Cobos, al que el independentismo catalán señala como enemigo por su declaración acusatoria contra los líderes secesionistas en el juicio del 1-O.

Los hechos se precipitaron el pasado fin de semana. El domingo, la directora general de la Guardia Civil, María Gámez, telefoneó a Pérez de los Cobos para comunicarle su destitución como jefe de la Comandancia de Madrid, responsabilidad que le confiaron en marzo de 2018 tras haber ocupado durante siete años la dirección del Gabinete de Coordinación de la Secretaría de Estado de Seguridad. El equipo de Interior había intentado sin éxito conocer el contenido de las diligencias practicadas el pasado jueves por la unidad del Instituto Armado que actúa en labores de Policía Judicial a instancias de la juez que investiga la manifestación feminista del pasado 8-M, pese a que la magistrada había ordenado de forma expresa a los agentes que sólo le informaran a ella del avance de las pesquisas.

El portazo de Laurentino Ceña

La decisión de apartar al coronel murciano provocó este martes la renuncia irrevocable de Laurentino Ceña a seguir como número dos del Cuerpo. Ceña cumplió los 65 años el pasado 23 de marzo y había pactado continuar en el puesto primero hasta el 13 de mayo y luego hasta el 2 de junio. El teniente general asturiano se va dando un portazo, tras mostrar su desacuerdo con la medida de apartar a Diego Pérez de los Cobos del puesto.

En un intento de zanjar la polémica, Interior ha anunciado que propondrá al Ministerio de Defensa el ascenso a teniente general del general de división Pablo Salas -máximo responsable del Servicio de Información del Cuerpo- para que se convierta en el nuevo DAO en sustitución de Ceña. Su nombramiento será firmado por el ministro una vez que el Consejo de Ministros acuerde su ascenso.

En la comparecencia posterior a la reunión semanal del Consejo de Gobierno, Grande-Marlaska ha tratado de enmarcar este martes la salida de Laurentino Ceña y el próximo nombramiento de Pablo Salas en un «proceso natural de sustitución de equipos directivos» con la intención de dar un «nuevo impulso de la Guardia Civil», iniciado el pasado mes de enero con el nombramiento de María Gámez como directora general del Cuerpo en sustitución de Félix Azón. El titular del Interior impuso su criterio frente a Margarita Robles, que había llegado a ofrecerle el cargo a la vicepresidenta de Melilla (Gloria Rojas).

Grande-Marlaska abre un frente inesperado de conflicto en un momento de debilidad del Ejecutivo por su cuestionada gestión de la crisis sanitaria

El ministro ha intentado también desvincular el cese de Pérez de los Cobos del informe aportado por la Guardia Civil a la juez que instruye la causa por la celebración de la manifestación feminista del 8-M, lo que ha determinado que la instructora cite a declarar como imputado al delegado del Gobierno en Madrid (José Manuel Franco) como autor de un posible delito de prevaricación administrativa. «No hay ninguna circunstancia extraña», ha mantenido en respuesta a las preguntas de los periodistas.

Lejos de aclarar los motivos que subyacen tras la mayor crisis que vive la Guardia Civil de los últimos años, como le han exigido los grupos de la oposición y las asociaciones profesionales de la Guardia Civil, las explicaciones ofrecidas por el titular de Interior no han despejado muchas de las incógnitas que envuelven sus últimas decisiones.

La justificación oficial ofrecida por Interior este lunes para justificar el cese de Diego Pérez de los Cobos fue «pérdida de confianza». Grande-Marlaska se ha desdicho parcialmente cuando este martes ha declarado: «No es ni perder la confianza ni no perder la confianza, sino rodearse de personas -quienes están en la alta gestión del Ministerio del Interior- de aquellas que entienden de mayor confianza para ellas».

«Proceso natural de sustitución»

En el Cuerpo también ha causado «sorpresa» que el ministro haya considerado que la salida del coronel murciano como jefe de la Comandancia de Madrid obedezca a un «proceso natural de sustitución de los equipos humanos» cuando no ha anunciado quién lo relevará ya en ese cargo. Se trata de una relevante unidad de la Guardia Civil, con 4.600 agentes adscritos.

Igualmente, ha llamado la atención que Grande-Marlaska prescinda de Pérez de los Cobos pese a reconocer que tiene «un historial y un currículum ejemplar» después de 33 años de servicio en diversas responsabilidades. «También hay en la Guardia Civil muchísimos efectivos que tienen un currículum igual de espectacular», ha enfatizado.

Comentar ()