Lastrada por sus errores defensivos, la selección española de fútbol ha desperdiciado una ocasión inmejorable para colgarse un oro olímpico al perder ante Brasil por 2-1 en la prórroga de la final de Tokio 2020.

Cunha puso a Brasil por delante con un gol en la última jugada de la primera parte tras un error de Pau Torres y el empate de España en el Estadio Internacional de Yokohama llegó en el 61′ por medio de Mikel Oyarzabal. Ya en la prórroga, y después de dos largueros de España en la recta final, Malcom aprovechó la inmadurez de Jesús Vallejo para marcar el tanto definitivo.

Segundo oro consecutivo para Brasil y plata para una España que tendrá que esperar al menos tres años más -hasta París 2024- para intentar lograr su segundo oro olímpico en fútbol tras el de Barcelona 1992.

Asensio titular y Rafa Mir, al banquillo

Tras salvar a España en semifinales con un golazo en la prórroga, Marco Asensio tuvo el premio de la titularidad ante Brasil. El técnico Luis de la Fuente confío en el delantero del Real Madrid y devolvió al banquillo a Rafa Mir, el héroe en cuartos y la referencia de inicio en semis con Japón. El resto del 11 se mantuvo intacto, con Oyarzabal como falso 9 y Pedri y Olmo completando el ataque español.

Por mucho que hubiera un oro en juego, no fue un partido vibrante. El miedo a terminar con la plata colgada fue más fuerte y la prudencia fue la protagonista en la primera media hora de partido. Ninguno arriesgaba.

Salvo una jugada en la que Diego Carlos salvó un balón bajo la línea, en la primera parte ocurrió más bien poco hasta el minuto 38, cuando Unai Simón arrolló a un brasileño en una mala salida por el alto y el árbitro señaló el punto de penalti tras revisar la jugada por el VAR. Richarlison, el delantero del Everton, lo mandó a las nubes.

  • Momento en el que Unai Simón arrolla a Cunha y provoca el penalti
    • Compartir
    EFE/ Alberto Estévez

Cunha aprovecha un regalo de España

La alegría le duro bien poco a España, porque en la última jugada de la primera parte llegó el primer gol de Brasil. Cunha aprovechó un despiste de un bisoño Pau Torres para recoger un balón caído del cielo en el punto de penalti y batir sin problemas a Unai Simón. Un jarro de agua fría antes del descanso.

De la Fuente movió piezas en la pausa. Asensio y Mikel Merino dejaron su puesto a Bryan Gil y Carlos Soler, que dieron un aire fresco al equipo en la segunda mitad. Richarlison tuvo el 2-0 en sus botas nada más reanudarse el partido, pero Simón desvió lo justo la pelota para que ésta acabara estrellándose en el larguero.

Fue un susto, porque España empezó a agarrar la pelota y a sentirse cada vez más cómoda. Bryan Gil fue un peligro constante y en las botas de Carlos Soler nació el gol del empate: el centrocampista del Valencia puso un centro medido en el minuto 61′ que Oyarzabal envió al fondo de las redes con un zurdazo de volea. Quedaba mucho partido todavía y España tenía las riendas.

A la prórroga

El larguero de la portería de Brasil impidió después que el partido acabara antes de la prórroga. Primero frenó un centro-chut de Óscar Gil en el 86 y un minuto después fue el destino de un potentísimo disparo desde fuera del área de Bryan Gil.

Pero nada pudo impedir que el partido se fuera a la prórroga. Otra más para España. Otra más para Pedri, que jugó tres en la Eurocopa y otras tres en los Juegos, incombustible total. Brasil despertó en el alargue y tuvo las ocasiones más claras.

El gol definitivo llegó en el 109′, cuando un balón largo a la espalda de Vallejo, que había salido para la prórroga, encontró a Malcom. El ex del Barcelona se comió al joven defensa y batió después a Unai Simón.

España ya tiene aseguradas 17 medallas

La de la selección de fútbol es la décimo séptima medalla de España en los Juegos de Tokio tras los oros de Fátima Gálvez y Alberto Fernández (tiro), Sandra Sánchez (karate) y Alberto Ginés (escalada), las platas de Adriana Cerezo (taekwondo), Ray Zapata (gimnasia) Maialen Chourraut (piragüismo), Teresa Portela (piragüismo), Damián Quintero (karate), la selección femenina de waterpolo y el K4-500 (piragüismo) y los bronces de David Valero (mountain bike), Ana Peleteiro (atletismo), Pablo Carreño (tenis), Joan Cardona (vela) , Jordi Xammar con Nicolás García (vela) y la selección masculina de balonmano.

Los Juegos Olímpicos de Tokio concluirán mañana con una última opción de medalla para la España. Será en el partido por el bronce del waterpolo masculino, encuentro en el que los dirigidos por David Martín chocarán con Hungría a las 06:40 hora española.