Economía | Empresas

La conexión de Aldama con Venezuela y el 'Delcygate'

Un informe de Hacienda sugiere que el comisionista pudo estar en Barajas el día del 'Delcygate', cuando Ábalos se reunió con la vicepresidenta del gobierno de Maduro

Fotografía de archivo del exministro José Luis Ábalos.

José Luis Ábalos, en el Congreso de los Diputados. EFE

La trama de corrupción por la compra de mascarillas surgida en el seno del Ministerio de Transportes bajo el mandato del exministro José Luis Ábalos tiene una deriva directamente vinculada con Venezuela. El presunto comisionista, el empresario y presidente del Zamora Club de Fútbol, Víctor De Aldama, fue contratado en 2019 por Globalia -matriz de Air Europa- para recuperar cerca de 200 millones de dólares que el Gobierno venezolano de Nicolás Maduro no permitía sacar del país a la familia Hidalgo (fundadora de la empresa) desde 2013.

La compañía turística lo contrató durante tres meses -entre octubre y diciembre- con el único fin de mediar con el Ejecutivo venezolano para poder cobrar ese dinero. Todo, a cambio de una comisión pactada en el contrato de casi cinco millones de euros si conseguía su objetivo. Los propietarios de Globalia recurrieron a él después de que el intento que hicieron a través del expresidente socialista José Luis Rodríguez Zapatero no diese resultados.

La conexión de Aldama con Venezuela y el 'Delcygate'
Fuente: Elaboración propia. E. I. Gráficos

El ex jefe del Ejecutivo español hizo una supuesta labor de acercamiento de manera altruista y sin cobrar nada a los Hidalgo por la intermediación. Sus gestiones sirvieron para que Maduro llegase a recibir al fundador de Globalia, Juan José Hidalgo. Pero la proclamación de Juan Guaidó como presidente electo de Venezuela trastocó los planes acordados entre ambos para saldar la deuda.

El contrato rubricado entre Globalia y Aldama concluía en diciembre de 2019, es decir, un mes antes de que el 20 de enero de 2020 tuviese lugar el polémico encuentro secreto del exministro Ábalos con la vicepresidenta de Venezuela, Delcy Rodríguez, en la zona internacional del aeropuerto Adolfo Suárez-Madrid Barajas. La alto cargo del régimen venezolano tenía vetada su entrada en el espacio europeo desde 2017.

Por aquellas fechas, estaba en cuestión el reconocimiento de Guaidó por parte de España como presidente electo de Venezuela. Fue el propio Zapatero quien supuestamente invitó a Delcy Rodríguez a visitar España. Aunque las crónicas publicadas aquellos días recogen que pudo ser el jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, quien ordenó a Ábalos acudir aquel día a Barajas para impedir la entrada de la 'número dos' de Maduro en territorio español.

De Aldama, en Barajas

Uno de los detenidos ahora por la presunta trama de comisiones acompañó al ministro en un coche particular al aeropuerto madrileño. Se trataba de Koldo García Izaguirre, asesor personal del también ex secretario de Organización del PSOE y sobre el que pivota toda la trama de presuntas comisiones ilegales.

Pero el sumario de la trama de las mascarillas sitúa al comisionista De Aldama también en Barajas aquel día. Así se hace constar en un extenso informe de la Organización Nacional de Investigación del Fraude (ONIF) -dependiente de la Agencia Tributaria-, al que ha tenido acceso El Independiente.

"Ciertamente se ha escrito mucho sobre el señor García Izaguirre, sobre las instrucciones en la compra de mascarillas (especialmente en Canarias) y sobre Soluciones de Gestión, pero no deja de ser sorprendente que se haya publicado sobre la presencia del propio Víctor De Aldama en el aeropuerto en el mismo día del denominado Delcygate", dice el informe escrito por el inspector de Hacienda Raúl Burillo, remitido al Juzgado de Instrucción número 2 de la Audiencia Nacional el pasado 2 de febrero.

Aunque el texto literal dice "que se haya publicado", por aquellas fechas ningún medio de comunicación había situado a De Aldama en la terminal aeroportuaria. El informe tampoco aporta ningún enlace a ninguna publicación digital al respecto, como sí hace con el resto de referencias a noticias.

A bordo del avión de Delcy Rodríguez viajaba también el ministro de Turismo venezolano, Félix Plasencia, con quien el exministro Ábalos mantenía una relación de amistad desde la década de los noventa, cuando trabajó como consultor en Latinoamérica.

¿Para qué contrató Globalia a De Aldama?

Una de las grandes preguntas abiertas es determinar por qué Globalia decidió contratar los servicios de un aparentemente desconocido empresario como De Aldama para intermediar con el régimen de Maduro si ni siquiera la previa gestión de Zapatero había servido para saldar la millonaria deuda.

"Esto resulta llamativo, por la cifra, por la imposibilidad del cambio en mercados oficiales (salvo blanqueo), pero sobre todo por el hecho de que una compañía como la que comentamos encargue esta gestión a una persona con el perfil del señor De Aldama (el expresidente Zapatero parecía haber fracasado en un cometido semejante)", remarca el informe de la AEAT. "Llamamos la atención de la fecha y las conexiones del señor De Aldama con Venezuela", añade.

De Aldama confirmó la existencia del contrato, de las gestiones realizadas el Gobierno venezolano y la posibilidad real de haber podido cobrar la presunta deuda en Tetros (token venezolano). "El señor De Aldama informó que las negociaciones no fructificaron al no admitir este acuerdo el señor Hidalgo", detalla el escrito.

El presidente del Zamora CF "afirmó no haber cobrado nada" y Air Europa ratificó que tampoco le había pagado nada. "Aportó amplia información para demostrar que el cobro no había sido posible, por lo que varios despachos de abogados siguieron trabajando en el cobro de la deuda por medio de la compañía Venezolana de Petróleos", prosigue el informe del organismo dependiente del Ministerio de Hacienda.

"Le preguntarán por Delcy, por las maletas..."

La otra gran pregunta es cuál era la finalidad de la presencia de Aldama en Barajas el día del 'Delcygate', si realmente fue como insinúa la AEAT. Un acta del equipo de seguridad de aquel día remarcó el abultado equipaje de la comitiva que acompañaba a los miembros del gobierno venezolano.

De Aldama había conseguido tejer una estrecha relación con Koldo García y con el exministro Ábalos desde su posición de asesor de Air Europa. Incluso llegó a tener un 'pase especial' para acceder a la sede de Transportes. Y ese estrecho vínculo preocupaba ya en 2023 a los cabecillas de la trama.

La inspección abierta por la Agencia Tributaria levantó las alarmas en Soluciones de Gestión, la empresa investigada por los contratos de mascarillas durante la pandemia. Los empresarios implicados manifiestan en diversas conversaciones su nerviosismo sobre lo que pudiera decir De Aldama si fuese llamado a declarar ante Hacienda.

Juan Carlos Cueto -el presunto 'cerebro' de la trama- traslada a uno de los conseguidores -Iñigo Rotaeche- la necesidad de que De Aldama comparezca con una "chuleta" porque "si no va preparado...mal vamos...". "Le preguntarán por todos. Por mí, por Angola, por Ábalos, por el presidente del Gobierno, por la Ministra de Defensa, por Delcy, por las maletas...por todo", alertó Cueto.

El vínculo de Del Aldama con Venezuela queda también en el sumario a través de una conversación de Koldo García que menciona que un empresario venezolano "quiere agredir" al investigado en esta trama.

Rescate de Air Europa

Con posterioridad al primer contrato entre De Aldama y Globalia, el presunto comisionista de la trama suscribió un segundo contrato como consultor de la firma durante dos años para realizar labores de asesoramiento en materias como la definición y adaptación de las estrategias del Grupo; el análisis estratégico y económico de nuevas oportunidades de negocio; o la negociación con proveedores. Los términos del mismo reflejan que cobraba 10.000 euros al mes de la compañía mientras el Gobierno preparaba el rescate de Air Europa. Precisamente, el informe de la AEAT sitúa el origen de la trama de las mascarillas en este punto.

En total, el Gobierno le brindó más de 600 millones de euros de apoyo. En noviembre de 2020, el Consejo de Ministros aprobó un rescate de 475 millones con cargo al Fondo de Apoyo a la Solvencia de Empresas Estratégicas que gestionaba la Sociedad Estatal de Participaciones Industriales (SEPI). Y el Instituto de Crédito Oficial (ICO) avaló un préstamo de 110 millones de euros adicionales para la aerolínea de la familia Hidalgo, que estaba -como ahora- pendiente de la compra por parte de Iberia.

De Aldama resolvió el contrato de asesor con Globalia un año antes de lo estipulado apenas unos días después de que el Ejecutivo aprobase el salvavidas financiero para la aerolínea. El grupo turístico hizo una transferencia de 36.300 euros a De Aldama el 6 de noviembre de 2020, apenas tres jornadas después de que aprobar el rescate.

Plus Ultra y el Gobierno de Canarias

Por aquellas mismas fechas, la aerolínea Plus Ultra la otra compañía aérea a la que el Gobierno socialista concedió un polémico rescate en 2021 de 53 millones de euros, participó en el transporte de materia sanitario desde China para el Ejecutivo de Canarias.

La aerolínea, a la que entonces se vinculó con Venezuela por el origen de alguno de sus accionistas, recibió el encargo de la empresa One Airways, a quien había contratado 'a dedo' el Ejecutivo presidido entonces por Ángel Víctor Torres, ahora ministro de Política Territorial en el Ejecutivo central.

Más tarde, la Administración socialista canaria realizó contratos de mascarillas también con la empresa de la 'trama Koldo', Soluciones de Gestión, por valor de 6,9 millones de euros. El responsable de adjudicar los contratos a ambas compañías era el director del Servicio Canario de la Salud (SCS) por aquel entonces, Antonio Olivera, hoy jefe de gabinete de Torres en el Ministerio.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar

3 Comentarios

Normas ›

Comentarios cerrados para este artículo.

  1. Es inaudito que el caso de la señora Delcy siga sin explicación, ya en su momento debería haberse exigido una explicación convincente, a día de hoy, seguimos sin saber que hacía aquí si no podía estar, el contenido de las maletas, etc.

    Lo único claro es la ristra de mentiras de Ábalos sobre este episodio.

  2. Algunos ciudadanos esa noche, pensaron que la UE, no ejercía el derecho de desviar el avión fuera del espacio europeo.
    Causas, mucho pringao por dinero.
    Segunda duda, entra una delincuente y no se le vigila y se permite la entrada ilegal con un alijo, ……………
    Ahora sale este tema?
    El presidente dice, que esto es simple y que lo resuelven en un plis plas.
    Como te quedas cariño.

  3. Cuando el rio suena… piedras trae…