España

Sin diálogo autonómico con el Bloque

El PP pacta, a propuesta del BNG en el Senado, pedir a Sánchez la competencia de Inspección de Trabajo en Galicia

Ambas formaciones lo llevaban en sus programas electorales del 18-F, pero los nacionalistas gallegos afean al PP que siempre vaya "al rebufo" y no tenga "un compromiso real" | El PSOE se abstiene en el Senado a falta de respuesta del Ejecutivo

El líder del PPdeG y próximo presidente autonómico, Alfonso Rueda, comparece en el Parlamento de Galicia, este martes

El líder del PPdeG y próximo presidente autonómico, Alfonso Rueda, comparece en el Parlamento de Galicia, este martes Europa Press/ Álvaro Ballesteros

El PP ha llegado a su primer pacto de relevancia en la legislatura con el BNG, y lejos de producirse en Galicia, donde aún está por celebrarse la investidura del popular Alfonso Rueda, éste ha acontecido en el Senado. Allí, donde los populares tienen mayoría absoluta, el Bloque, integrante del Grupo Plural, solicitaba en febrero una moción para instar al Gobierno de Pedro Sánchez a mejorar las condiciones e incrementar la plantilla de la Inspección de Trabajo. Pero en un documento de dos puntos, añadía a ello además la transferencia de esas competencias para poder adaptar su "organización y estructura" a la realidad gallega. Lanzada la reclamación, un mes después el PP, se mostró favorable a apoyarla en comisión, a finales de marzo, si los nacionalistas gallegos aceptaban una enmienda para modificar ese punto segundo, orientada a "mejorar su gestión" con "la correspondiente dotación económica". Así se hizo.

El motivo lo razonaba antes del parón vacacional de Semana Santa el senador lucense del PP, Juan Carlos Serrano en la Comisión de Trabajo de la Cámara Alta: "Esta medida iba en el programa de Rueda, y nos gusta cumplir", dijo. Así es, acompañado de la gestión del Ingreso Mínimo Vital, la cesión de la titularidad de los inmuebles de la Seguridad Social o la competencia de los servicios meteorológicos. Se incluye la gestión de la autopista AP-9.

Sobre el papel, la propuesta del BNG indica que la Comisión de Trabajo del Senado insta al Ejecutivo a "incrementar, de forma suficiente, la plantilla de Inspección de Trabajo en Galicia: el cuerpo de inspectores y subinspectores, y el personal técnico y administrativo, así como los recursos materiales, de acuerdo con los nuevos retos y necesidades laborales, las especificaciones socio-económicas y de trabajo en el territorio gallego y teniendo en cuenta los datos de siniestralidad laboral". Y en ese segundo punto donde añade: "abordar el traspaso de la materia, funciones, servicios y gestión a fin de adaptar su organización y estructura a la realidad laboral y socio-económica del territorio".

Cargador Cargando...
Logotipo de EAD ¿Tarda demasiado?

Recargar Recargar el documento
| Abrir Abrir en una nueva pestaña

El consenso en esta materia, llega dos meses después de la campaña y las elecciones en Galicia, con un duro cruce de acusaciones entre ambas formaciones y sus dirigentes, Rueda y Ana Pontón. La líder de la oposición se posiciona completamente cerrada al diálogo ya iniciada la legislatura y a la espera del debate de investidura. El PPdeG no la necesita por su renovada mayoría absoluta. La pugna entre ambos fue dura especialmente en lo que compete a las reclamas nacionalistas del Bloque, como el "monolingüismo" o la progresiva retirada y al señalamiento de sus "vínculos con EH Bildu". Con ellos irán a las elecciones europeas, replicando la alianza ya establecida junto a ERC.

Pontón se posiciona completamente cerrada al diálogo con Rueda, que suma mayoría absoluta pese a todo y no necesita tampoco al PSdeG ni a DO"

Fuentes parlamentarias del BNG consideran que el PP gallego "no cree realmente en el autogobierno" pese a este compromiso. Y que en Madrid se han sumado a esta iniciativa por no quedar retratados. Hacen mella en que, en quince años, la Xunta, bajo control popular, no ha pedido ninguna transferencia, mientras que, por ejemplo, en los últimos cinco años de gestión de Juanma Moreno en Andalucía, se han transferido hasta once demandas de competencias. "No es porque el PP no quiera, es la incapacidad que tiene en la Xunta", argumentan desde el Bloque. Añaden que "el PPdeG va a rebufo de las reclamaciones y demandas que pide la sociedad gallega".

"Llega tarde y mal. Camuflado, eso sí, en un supuesto autonomismo responsable que consiste en ser irrelevante en la política del Estado y cumplir, fielmente, con los mandatos de Génova", consideran. Reprochan que ahora se recupere la exigencia de la trasferencia del control de la AP-9 cuando "la han bloqueado sistemáticamente". Es el caso de Ana Pastor, dicen, que "como presidenta del Congreso bloqueó la tramitación de la ley que la trasfería o registrado enmiendas durante la última tramitación que obedecían más a una negociación posterior en la Comisión de Transferencias entre Xunta y Gobierno del Estado". Fuentes populares del Senado consultadas por El Independiente mantienen el compromiso electoral y justifican el apoyo por el adelanto del Bloque. También recalcan que el Ejecutivo de Rueda sigue en funciones y hasta que no esté designado no entrará en materia.

El BNG comenta a este digital que la misma iniciativa está registrada en el Congreso de los Diputados, pero a diferencia del Senado, allí no cuentan con la portavocía en la Comisión. Por ello, se ha escogido la Cámara Alta pese a ser socio prioritario del Gobierno y poder presionar para exigirlo. A falta de respuesta del Gobierno aún, los nacionalistas gallegos no cuentan con el apoyo directo del PSOE, que se abstuvo, por lo que difícilmente será atendida la demanda. Los socialistas valoran ya positivamente que se está respaldando las plantillas de inspección y que están previstas nuevas incorporaciones provinciales que refuercen ésta región y otras.

Quien más duro valora esta demanda del BNG y el apoyo de los populares es Vox. En la sesión de comisión celebrada a finales de marzo, la representante del partido de Santiago Abascal, Paloma Gómez, afirmó que esta petición "no atiende al propósito de mejorar la seguridad y el bienestar de los trabajadores, sino a los intereses nacionalistas" del Bloque. Fuentes de Vox consultadas, al comprobar que iba incluido en el programa popular gallego, advierten de que el apoyo es "peor aún" porque este tipo de "cesiones son la semilla del nacionalismo". En Vox afean que mientras que el PP rechaza la cesión de competencias al independentismo, por otro lado sí las contempla para Galicia o en función de sus intereses, indican a este medio.

Hay que recordar que ya en las negociaciones para la investidura fallida de Feijóo, según publicó Vozpópuli, el PP habría ofrecido al PNV la mejora del cupo vasco para conseguir su apoyo. No se logró. Por ello ya protestaron los de Abascal. Sin embargo, el PP sí rechazó la transferencia de Tráfico a la policía de Navarra tras venir defendiendo lo propio para Galicia años atrás, la cuál terminó rechazando el mes pasado el Tribunal Supremo. También mostró preocupación por el acuerdo entre Gobierno y Junts en cuestión de gestión migratoria para desencallar el pleno de los superdecretos de principios de enero. Desde Bambú se le pide coherencia en este sentido.

El líder del PPdeG y próximo presidente autonómico, Alfonso Rueda, comparece en el Parlamento de Galicia, este martes
El líder del PPdeG y próximo presidente autonómico, Alfonso Rueda, comparece en el Parlamento de Galicia, este martes Europa Press/ Álvaro Ballesteros

Transferencias como ésta que se solicita, desde la perspectiva gallega, pueden vislumbrarse como una forma de contrapeso regional a la gestión de Sánchez, a. Frente a Galicia, cuentan con la gestión completa en Cataluña y País Vasco desde 2010 y 2011, respectivamente. Eso le valió el respaldo de socios de grupo del BNG como Junts, y también ajenos como el PNV.

"Trabajaré para no ser menos que nadie"

Sin mencionar las competencias fijadas en el programa, en este caso, Rueda ha señalado, tras citarse con Santalices este martes en el Parlamento para la ronda de consultas de la investidura -será el 9 y 11 de abril-, que reclamará al Ejecutivo nacional que "no se nos prive de aquello que merecemos" en esta nueva legislatura. "Tenemos muchas reivindicaciones, muchas cosas por conseguir y tenemos claro también que no queremos ser más que nadie. Por eso, trabajaré desde el primer momento para no ser tampoco menos que nadie".

Demandas como la mencionada ya fueron incluidas por el PPdeG en los programas de Alberto Núñez Feijóo de 2009 y 2020. En este caso, el número de peticiones de actuación al Gobierno triplica la cantidad de transferencias reclamadas. En lugar de Policía gallega propia -como permite desde 2007 el estatuto-, como sí requiere el BNG, Feijóo y ahora Rueda solicitan aumentar efectivos de la Unidad de Policía Adscrita. También infraestructuras como la modernización de la conexión ferroviaria entre Lugo y Ourense, ya en marcha previamente.

Todas las claves de la actualidad y últimas horas, en el canal de WhatsApp de El Independiente. Únete aquí

Te puede interesar