Política

Rivera reclama a Sánchez que publique su tesis oculta tras la caída de la ministra

logo
Rivera reclama a Sánchez que publique su tesis oculta tras la caída de la ministra

Pedro Sánchez conversa serio con su vicepresidenta este miércoles en el Congreso de los Diputados. EFE

Resumen:

Albert Rivera ha recuperado el protagonismo político este miércoles en el Congreso de los Diputados después de que el flamante líder de la oposición, Pablo Casado, se estrenara en la sesión de control ignorando la dimisión a última hora de ayer de la ministra de Sanidad por las irregularidades en un máster que cursó en materia de igualdad de género. Casado, inmerso en una investigación judicial por un caso similar, ignoró deliberadamente un asunto que ha pasado factura al presidente del Gobierno, según ha reconocido el propio Pedro Sánchez.

“Ayer fue un día complicado, difícil. He perdido a una amiga como ministra que estaba haciendo una extraordinaria labor”, ha explicado el presidente, antes de sacar pecho porque su partido y su Gobierno asume sus responsabilidades políticas con dos dimisiones en cien días que demuestran su compromiso con la “ejemplaridad”. El presidente respondía así al líder de Ciudadanos, que tras el silencio al respecto de Casado y Pablo Iglesias, introducía la dimisión de Carmen Montón en el debate. “La ministra ya dio cumplidas explicaciones ayer, lo único que puedo decir en lo personal es que la deseo suerte”, ha añadido a su salida de la Cámara.

Rivera ha preguntado al presidente del Gobierno por los motivos que le han llevado a vetar su proposición de ley sobre transparencia universitaria que, entre otras cosas, crea un portal de transparencia, establece sistemas antiplagio y obliga a publicar los trabajos fin de carrera y las tesis doctorales. “Ayer dimitió una ministra por plagiar, copiar y hacer trampas. Cristina Cifuentes dimitió por lo mismo y hay una investigación en marcha sobre el máster de Pablo Casado. Hay muchas dudas sobre lo que ocurre en la universidad y un gran malestar entre los estudiantes que se lo curran y se esfuerzan, sus padres y los profesores. No puede ser que en este país parezca que afiliarse al PP y al PSOE es más rentable que estudiar. De veinte proposiciones de ley, la única que usted ha mandado vetar es esta. ¿Qué es lo que teme exactamente?“, ha preguntado Rivera.

“Hay dudas razonables sobre la publicación de su tesis doctoral, porque la oculta y porque ha impuesto el veto a una ley que le obliga a publicarla. Para disipar las dudas y por el bien de la universidad pública le pido que la haga pública”, ha insistido el presidente de Cs, que ha causado un enorme enfado en el presidente del Gobierno. “La tesis está publicada conforme a la legislación y colgada en el sistema TESEO. Usted no se prepara las preguntas parlamentarias y ha convertido la suya en un lodazal”, ha respondido Sánchez, en un discurso que ha continuado sin micrófono por orden de la presidenta del Congreso, que ha sido muy estricta con los tiempos de intervención. Aunque no se le escuchaba, el gesto de Sánchez delataba su indignación y malestar, que ha generado bronca también entre las bancadas.

El líder de Cs se refería así la tesis que el presidente de Gobierno presentó en la universidad privada Camilo José Cela en 2012, cuando el rector era el socialista Rafael Cortés Elvira, ex Director General de Deportes en el Ministerio de Educación y Ciencia y Secretario de Estado para el Deporte durante el gobierno de Felipe González. La tesis no se ha publicado en la base de datos oficial TESEO del Ministerio de Educación donde se publican este tipo de investigaciones, y sólo puede ser consultada previo permiso del ahora presidente de Gobierno.

Este secretismo se une a las informaciones periodísticas que aseguraban que el ex ministro de Industria entre 2008 y 2011, Miguel Sebastián, confesó en un foro privado que el grueso del libro Sánchez, donde plasmó su tesis doctoral, fue elaborado por su departamento de Gobierno. Posteriormente, el ex ministro ha desmentido esas noticias. El Partido Popular ha registrado en el Congreso de los Diputados una petición dirigida al Ejecutivo para que publique el documento.

Discreto estreno de Casado

El nuevo líder del PP, Pablo Casado, se ha estrenado en la sesión de control reprochando a Sánchez sus rectificaciones en materia de inmigración, política penitenciaria o seguridad en estos primeros cien días de Gobierno. “En cien días hemos visto a cuanto ascendía la hipoteca de su llegada a la Moncloa y, sobre todo el poco plazo que le han dado para pagarla por parte de todos los españoles”, ha asegurado, recordando el acercamiento de presos de ETA al País Vasco y de los encarcelados por el procés “al dictado de Bildu” y “por orden de Torra”.

Casado también ha reprochado al Gobierno que permita el “aquelarre independentista” de la Diada y las declaraciones del ministro de Exteriores, Josep Borrell, a la BBC asegurando que Cataluña es una nación y que “le gustaría que los políticos presos catalanes no estuvieran en la cárcel”. En su opinión, esta actuación le recuerda a lo que decía “Maura a Cambó” porque Sánchez pretende ser “Bismarck en Madrid y Bolívar en Cataluña”.

“Pero es que no se puede, el apaciguamiento ya no es posible. Ponga orden en Cataluña y hágalo ya”, ha reclamado, porque hace falta “recuperar la legalidad, acabar con las procesiones tenebrosas de antorchas y acabar con el cerrojazo del Parlament y las aversiones en la calle”. Con ese objetivo le ha vuelto a ofrecer los escaños del Grupo Popular para aplicar de nuevo el artículo 155 de la Constitución.

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, cumplió como aliado parlamentario de Sánchez y renunció a hacer oposición. Sus preguntas en materia de vivienda permitieron al presidente del Gobierno hacer varios anuncios. Por un lado, prometió una ley sobre la función social de la vivienda que intente frenar la escalada en le precio de los alquileres y que ponga fin a la posibilidad de vender parque público a fondos buitres, como ocurrió con cerca de 5.000 viviendas en la Comunidad de Madrid. En ese sentido, anunció que la Abogacía del Estado se va personar en el caso para obligar a las administraciones implicadas a responder a sus responsabilidades económicas y políticias en un caso qu eafectó a “personas humildes”. “No nos va a temblar la mano”, ha asegurado Sánchez.