Política

Sánchez evitó hablar incluso con Iglesias del acuerdo sobre Gibraltar

El presidente del Gobierno delegó en su ministro de Exteriores, José Borrell, para que informara a los responsables de Internacional de Podemos, del PP y de Ciudadanos, pero tras la comparecencia pública

logo
Sánchez evitó hablar incluso con Iglesias del acuerdo sobre Gibraltar
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, tras su comparecencia hoy en el Palacio de la Moncloa, en Madrid, en la que ha anunciado que España ha alcanzado un acuerdo sobre Gibraltar y, por tanto, mañana levantará el veto en la reunión de líderes comunitarios y votará a favor del "brexit".

Pedro Sánchez, tras su comparecencia en Moncloa para anunciar el acuerdo sobre Gibraltar. EFE

Resumen:

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha alcanzado un acuerdo sobre el Brexit sin mantener informadas a las principales fuerzas políticas, ni al PP ni a Ciudadanos, cuyos respectivos líderes, Pablo Casado y Albert Rivera, se enteraron al mismo tiempo que el resto durante la  comparecencia presidencial en la Moncloa.

Pero parece que ni siquiera a su socio preferente, Pablo Iglesias, ha podido hablar con Sánchez de un pacto, por el cual, según su versión, España tendrá hilo directo con el Reino Unido para negociar todas las cuestiones que afectan a Gibraltar. Sánchez delegó en su titular de Exteriores, José Borrell, para que informara al responsable de Internacional de Podemos, Pablo Bustinduy. El ministro también se puso en comunicación con  el secretario de Relaciones Internacionales del PP, José Ramón García, eso sí, después de la comparecencia pública del presidente, según ha podido saber El Independiente. También lo hizo durante la tarde con el de Ciudadanos, Fernando Maura.

De hecho, el jefe del Ejecutivo adelantó que trasladará los términos de dicho pacto con la Unión Europea y Gran Bretaña al resto de las fuerzas políticas en las próximas semanas, anuncio que ha sido tomado con gran escepticismo por el PP. Porque al margen de entrar en el detalle, el presidente del Gobierno podría haber comentado al menos a Casado las líneas generales de un acuerdo cerrado a contrarreloj, se quejan en Génova.

A pesar de ser el de la política Exterior uno de los grandes temas de Estado en los que Gobierno y oposición han ido tradicionalmente de la mano y recibir el respaldo del líder del PP en el anunciado veto con el que amagó Sánchez si se desatendían las exigencias de España, la falta de interlocución entre ambos ha sido la norma incluso antes de que el inquilino de la Moncloa anunciara la ruptura de relaciones con el líder de los populares tras la tumultuosa sesión parlamentaria del pasado 24 de octubre.

Sánchez no se ha puesto en contacto con Casado “ni lo hará”, dicen fuentes de Génova

Sánchez no se ha puesto en contacto con Casado “ni lo hará”, dicen, escépticas, fuentes del entorno del líder de la oposisión. Le ha mantenido al margen en un tema en que podría haber intervenido en defensa de los intereses de España dentro del Partido Popular Europeo y como líder de la formación cuyo Ejecutivo “arrancó” a  la Unión el derecho de veto de España para las cuestiones que afectaran al Peñón, gobernando Mariano Rajoy. De hecho, una de las cuestiones que Casado trata con cierta asiduidad con Rajoy alude a los compromisos europeos.

Bien sea por esa ausencia de información previa o bien porque el PP cree que el acuerdo alcanzado es malo, varios dirigentes populares han arremetido contra el mismo vía twitter. El secretario general de Génova, Teodoro García Egea, se despachó a gusto afirmando que “la gestión del PSOE sobre Gibraltar tiene menos credibilidad que las encuestas del CIS. Un gobierno que se deja escupir por sus socios y nos convence de que está lloviendo no merece seguir gobernando España”.

Además, Egea enlazabs con el tuit del secretario de Relaciones Internacionales del PP, que denuncia a Sánchez por vender  “como éxito la declaración política que no es parte del acuerdo de salida ni tiene valor de jurídico de tratado” y eso que Borrell le explicó las líneas básicas del acuerdo.

A las críticas se ha unido el portavoz del PP en el Parlamento Europeo, Esteban González Pons, para quien la declaración británica sobre la interpretación del artículo de la discordia -el 184 del Tratado de Retirada del Reino Unido de la Unión- no tiene valor jurídico y, aceptarlo como tal “es un desastre”.

También vía twiter se conoció la opinión de Albert Rivera, para quien a Sánchez “se han colado un gol” en la negociación de Gibraltar además de pedir una comparecencia en el Congreso que el propio jefe del Gobierno ha anunciado, aunque no con carácter de urgente.  Para el presidente de Ciudadanos “hace un mes, Sánchez decía que todo estaba ‘resuelto y cerrado’ respecto a . Luego le colaron un gol y cuando tenía que defender los intereses de España se fue a 7.500 km para reunirse con los líderes de la dictadura cubana”. Coinciden así PP y Ciudadanos en criticar el acuerdo que abre la puerta a la salida del Reino Unido de la Unión Europea.

Por su parte, el líder de Podemos, Pablo Iglesias, aludió también vía twitter, aunque de forma muy colateral, al pacto, pero dejando claro el desconocimiento que tiene del mismo, puesto que usa el condicional para afirmar que “si el acuerdo con Bruselas sirve para defender a los trabajadores del Campo de Gibraltar, el Gobierno tendrá nuestro apoyo”. De paso hace campaña en Andalucía a donde viajó este sábado para participar en un mitin en Sevilla junto a la candidata a la presidencia autonómica, Teresa Rodríguez.

Quizá el silencio de Sánchez hacia Iglesias en una cuestión de Estado como lo es Gibraltar responda al amago de ruptura del líder de la formación morada, el mismo que da poco menos que por finiquitada la legislatura hasta el punto de que antes de Navidad va a celebrar primarias para renovar su candidatura a la presidencia del Gobierno por si hay convocatoria electoral a corto o medio plazo.