Política

El PP, feliz de la defenestración de Clemente porque facilita un pacto postelectoral con Cs

El PP alertó a Ciudadanos sobre el fichaje de la ex presidenta de las Cortes de Castilla y León y varias veces consejera

logo
El PP, feliz de la defenestración de Clemente porque facilita un pacto postelectoral con Cs
Silvia Clemente y Fernández Mañueco, eran otros tiempos

Silvia Clemente y Fernández Mañueco, eran otros tiempos

Resumen:

“Le viene bien al PP y a Ciudadanos”. Así resumen en Génova la defenestración final de la que fue presidenta de las Cortes de Castilla y León, amén de varias veces consejera autonómica, Silvia Clemente. Desenmascarada la maniobra para que ganara las primarias de Ciudadanos frente a Francisco Igea, y ya fuera de juego, el PP de Castilla y León cree abierta de nuevo la puerta a un posible pacto postelectoral que los mantenga en el gobierno autonómico, lo que con Clemente era poco menos que imposible.

Aunque no pocas veces los grandes enfrentamientos de campaña acaban en pactos en cuanto da la aritmética parlamentaria, las duras críticas personales que Clemente vertió contra el líder de los populares castellano-leoneses además de candidato autonómico, Alfonso Fernández Mañueco, les hizo temer respecto a la reedición del actual acuerdo. De haber prosperado la opción Clemente, el PP daba por perdido el gobierno de uno de sus principales bastiones electorales en la asunción de que quedaron muy lejanos aquellos tiempos de las mayorías absolutas.

El PP alertó a Ciudadanos sobre el fichaje de la presidenta de las Cortes

Desde el PP se alertó a Ciudadanos sobre el fichaje de Clemente el día en que ésta ofreció una rueda de prensa incendiaria en la que arremetió contra Mañueco y cuando ya tenía negociado su pase a la formación naranja, aunque nada dijo de eso en ese momento. Llegó allí después de un rosario de exigencias insatisfechas. Considerándose a sí misma una especie de sucesora natural del histórico Juan Vicente Herrera, actual presidente de Castilla y León, ya de salida, pidió al anterior equipo de Génova que la apoyaran como nueva baronesa regional del partido en el congreso terrritorial de marzo de 2017. No lo consiguió. Ni siquiera Herrera, a quien se creía cercano, la propuso como sustituta, sino que apoyó al alcalde de León, Antonio Silván, finalmente derrotado por Fernández Mañueco.

Más tarde, tras las primarias que llevaron a  Pablo Casado a la presidencia nacional del partido, intentó cobrarse su apoyo, pero el nuevo equipo de Génova tampoco atendió estas peticiones, lo que la llevó a hacer un último intento en la convención nacional de enero, otra vez infructuoso.

Clemente “puede acabar en los tribunales” tras la última decisión del TSJ de Castilla y León

Desde el PP no dudan que vaticinar además que Clemente “puede acabar en los tribunales” por los negocios de su esposo, Javier Meléndez, entre ellos, la concesión de una subvención pública de medio millón de euros que ella misma aprobó siendo consejera de Agricultura y que su sucesora en el cargo eliminó por entender que no tenía derecho a la misma. El Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León, a la que Clemente y esposo recurrieron, no sólo no les ha dado la razón sino que apunta a la vía penal por “manipulación de documentos”.

El PP no entiende porqué Ciudadanos se empeñó en su fichaje, aunque es cierto que los populares, aún a sabiendas de las sombras de sospecha que había sobre ella, no actuó para apartarla de la primera línea política y de un cargo institucional tan importante como la presidencia de las Cortes de Castilla y León.

“Siempre ha estado al límite”

Nadie imaginó un gobierno de Mañueco con Clemente de vicepresidenta. Asumen los populares que el “pucherazo” de las primarias del partido de Albert Rivera “nos ha quitado un problema de encima y facilita un futuro pacto”, también que Ciudadanos “va a sacar mejores resultados con Francisco Igea” que con la que fue su adversaria este sábado en una consulta interna que alguien manipuló para que ganara la candidata oficialista. Insisten los populares en que “a Ciudadanos no le ha salido del todo mal” el cambio de candidato, pero alertan respecto a Clemente: “Si le prometieron algo, más vale que algo le den, porque, si no, es un peligro” aunque admiten que “tiene tirón. La gente la reconocía, pero siempre ha estado en el límite”.