Política Crisis del coronavirus

El Gobierno discute nuevas medidas para hacer frente al pico de la próxima semana

Todos los ministros llevarán hoy al Consejo medidas de reforzamiento para la contención de la epidemia e intensificación de medidas sanitarias

Imagen de una de las últimas reuniones del Consejo de Ministros.

Imagen de una de las últimas reuniones del Consejo de Ministros. EFE

El Consejo de Ministros de este martes estudiará cómo reforzar todo el paquete de medidas tomadas hasta el momento para hacer frente al «pico máximo de contagios», que se producirá entre finales de esta semana y mediados de la semana que viene, según los datos que maneja el Ejecutivo. El pico no será tanto de nuevos ingresados, señalan, como de contagiados, «una vez que se va a incrementar el número de test» para detectar los que hayan podido contraer el Covid-19.

Todos los ministerios están trabajando en una especie de «plan de choque» dentro del estado de alarma, que aunque, en principio, no pasa por muchas medidas nuevas, intenta adelantarse al escenario más duro de la pandemia.

Y en ese plan de choque se estudiará desde la estrategia informativa de los próximos días a la posibilidad de ampliar camas hospitalarias o disponer de más recintos hoteleros para ello; mejorar la protección del personal sanitario o la atención a los transportistas, que hacen posible el abastecimiento de los ciudadanos; reforzar el ya fundamental papel de las Fuerzas Armadas o aliviar el cuello de botella en los servicios estatales de empleo, que, con 1.000 efectivos más, intentarán aligerar los Ertes, -que sólo en una semana se han cobrado 200.000 empleos– y que están destinados a salvar los puestos de trabajo mientras duren las medidas de excepcionalidad actuales.

Todos los ministerios trabajan en reforzar medidas para hacer frente a los números más duros del Covid-19

Sin embargo, no es descartable que el Consejo, que se reunirá por vía telemática a la espera, además, de que se clarifique el estado de salud de Carmen Calv0, a la que se le ha realizado el test del coronavirus, aborde la propuesta de Unidas Podemos de ampliar la moratoria a los alquileres. El ministro de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana, del que dependen las políticas de vivienda, José Luis Ábalos, defendió este lunes en rueda de prensa que el Gobierno ya ha puesto sobre la mesa medidas para paliar la situación de los sectores sociales que puedan verse más afectados por la crisis, sin cerrar la puerta a ir adoptando otras nuevas.

«Ninguna se considera la última o definitiva -dijo al respecto- Estamos estudiando cómo se puede ayudar a las personas que tienen que hacer frente a un alquiler, debatiendo alternativas» e intentando calibrar el efecto que puedan tener éstas, aunque quizá no sea una decisión inmediata, advirtió.

Otros compañeros de Consejo de Ministros, como la vicepresidenta económica, Nadia Calviño, rechaza ampliar la moratoria de las hipotecas a los alquileres porque detrás de éstos «no hay un banco sino un particular». Sin embargo negó ayer, -en otra comparecencia pública dentro del maratón de ruedas de prensa en que se ha convertido la agenda comunicativa de Moncloa- ser el dique de contención a las medidas de gasto público. «Me sorprende que se diga eso porque la respuesta es clara y contundente. Las medidas que se han tomado están entre las más ambiciosas de los países de muestro entorno», aseveró la vicepresidenta.

Moncloa, satisfecha de la colaboración con Martínez Almeida

Este martes el Consejo aprobará la prórroga del estado de alarma por quince días más, hasta el 11 de abril. Para ello, trabaja en un nuevo real decreto-ley que deberá ser ratificado el miércoles en el Congreso de los Diputados y para lo que el Gobierno cuenta con el apoyo, entre otros grupos, del Partido Popular, Vox, PNV y Ciudadanos.

Precisamente, el Gobierno está muy satisfecho con la actitud del alcalde de Madrid, José Luis Martínez Almeida, que ayer visitó, junto a los ministros de Defensa e Interior, Margarita Robles y Fernando Grande-Marlaska, respectivamente, y consejeros de la Comunidad de Madrid la instalación hospitalaria en Ifema. «Estos simbolismos tienen su importancia», destacan fuentes gubernamentales para agregar que, de esa colaboración, salen respuestas rápidas como la que se le ha dado al ayuntamiento para trasladar a los fallecidos en la ciudad al Palacio de Hielo una vez se han colapsado los servicios funerarios y el alcalde ha denunciado, además, la carencia de equipos de protección adecuados para sus trabajadores.

Comentar ()